Porsche Cayenne Híbrido: El lujo ecológico

Diego Zotes15 sep 2005
En la vorágine de vehículos híbridos, Porsche tiene algo que decir. Sobre su exitoso todoterreno Cayenne está desarrollando un proyecto conjunto con el grupo Volkswagen, que a buen seguro será el estereotipo del híbrido de lujo para 2010.
Inicio
EL LUJO ECOLOGICO

a fondo Porsche Cayenne Híbrido 1

A la carrera por la expansión de los motores ecológicos y alternativos a los combustibles derivados del petróleo a lo largo del mundo, se están sumando sucesivamente todas las marcas de prestigio del plantel automovilístico. Las marcas japonesas fueron pioneras en este campo, con Toyota a la cabeza con su modelo Prius y su marca de lujo Lexus con el RX 400h, al que en el Salón de Frankfurt se sumará el GS 450h, siguiéndole de cerca Honda con sus Civic IMA, de funcionamiento algo distinto pero con un mismo fin, reducción de consumos y emisiones.
p>   Ahora la última en sumarse es Porsche que, tras el increíble éxito conseguido por su todoterreno Cayenne en el mercado europeo, planea lanzar hacia final de la década una unidad híbrida (con motor de gasolina y motor eléctrico) que desarrollará junto al grupo Volkswagen.
p>El concepto de propulsión híbrida para la casa de Stuttgart significa que ambos propulsores podrán funcionar independientemente o aportar la potencia en conjunto, como sucede con el reciente y mismo motor montado en el Q7 Hybrid de Audi. La energía del motor eléctrico se recarga en las frenadas cuando el vehículo está en retención, almacenándose en la batería para una posterior utilización. El sistema funciona de tres modos: El modo normal emplea la fuerza de los dos propulsores para desplazar el vehículo mediante un segundo embrague instalado entre ambos propulsores que se queda cerrado. Cuando las condiciones sean óptimas y en los momentos oportunos, ese embrague se abre y desactiva el motor de combustión convencional, dejando en funcionamiento únicamente el motor eléctrico para conseguir una mínima contaminación medioambiental. El tercer modo inevitable se muestra cuando la autonomía limitada del acumulador que abastece al motor eléctrico se agota y se activa automáticamente el motor de combustión.
p>Este sistema de funcionamiento permite el empleo exclusivo del motor eléctrico, no sólo en pequeñas aceleraciones a velocidad moderada entre semáforos y en maniobras de aparcamiento, sino también conduciendo en áreas urbanas a velocidades de hasta 30 km/h. Gracias a este concepto híbrido elegido por Porsche, se consigue una reducción del consumo de combustible hasta del 15% y una conducción sin emisiones contaminantes en el modo de funcionamiento eléctrico, combinado con el característico dinamismo de Porsche.
Diego Zotes, Autocity
15 de Septiembre de 2005