Porsche Cayenne GTS: El todoterreno deportivo

Raúl de San Antonio20 feb 2008
La casa de Stuttgart se reafirma en sus creencias y convence con el Cayenne atmosférico más rápido, con un motor V8 de 405 cv basado en su hermano menor S. El Turbo todavía está por encima, pero no cuesta 85.809 euros.
El todoterreno deportivo
La marca germana -deportiva por excelencia- presenta una nueva versión de su exitoso 4x4 de altas prestaciones. Desde la aparición del Cayenne, Porsche se ha diferenciado dentro de un segmento tan competido como el de los todoterreno de lujo -además de por su nombre- por no sucumbir a los beneficiosos consumos de los motores diésel, montados en algunos de sus rivales más directos como el Range Rover Sport.

a fondo Porsche Cayenne GTS 1

Con el nuevo GTS la casa de Stuttgart se reafirma en sus creencias y convence con el Cayenne más rápido, con permiso del Turbo, ocupando un lugar privilegiado dentro de su gama por encima del Cayenne y Cayenne S. Este nuevo integrante se basa en dicha versión S, cuya mecánica y chasis se han revisado para convertirse en el modelo más potente, deportivo y dinámico de los todoterreno atmosféricos que ofrece Porsche.
La estética, más dinámica que la de sus hermanos menores, adopta el frontal del Cayenne Turbo y spoilers mayores, que ganan protagonismo junto con las tremendas llantas de 21 pulgadas y una carrocería ensanchada y rebajada 24 mm respecto al modelo de 385 cv.
El chasis se ha reforzado con muelles más cortos y un botón Sport que gestiona el comportamiento del motor, el cambio automático Tiptronic -opcional- y los controles de estabilidad y tracción. Opcionalmente se incluyen amortiguadores controlados electrónicamente, con la suspensión neumática (Porsche Active Suspension Management), que permiten un centro de gravedad más bajo, y por lo tanto un paso por curva más rápido y estable. Además, para completar el comportamiento dinámico y seguro del Cayenne en todas las situciones se pude incluir, como extra, el sistema de estabilizadoras activas PDCC, Porsche Dynamic Chassis Control, que evita movimientos -de balanceo (laterales) y cabeceo (al acelerar y frenar)- de la carrocería, aumenta los recorridos libres de la suspensión para mejorar la tracción en cualquier tipo de firme y también en el paso por curva.
Aunque lo realmente definitivo es la mecánica. El motor del Cayenne S, un V8 de 4.806 cc, consigue 20 cv más -405 a 6.500 rpm- con los mismos 500 Nm de par motor a 3.500 rpm. Las cifras que se anuncian son 253 km/h de velocidad máxima y 6,1 segundos en el 0 a 100 km/h (0,5 segundos antes que el S). El comportamiento de este V8 revisado se torna más deportivo gracias a la menor desmultiplicación de la caja de cambios de 6 velocidades, con unas relaciones un 15 por ciento más cortas que en su versión inferior, que permite aceleraciones y recuperaciones inmediatas, y consumos más ajustados tanto en el cambio manual como en el automático -15,1 litros el primero y 13,9 el segundo, en ciclo mixto-. 
El Cayenne atmosférico más potente está a la venta desde 85.809 euros.