Porsche Boxster: Nacido para seducir

Diego Zotes15 dic 2000
Inicio
NACIDO PARA SEDUCIR

a fondo :: Porsche Boxster 1

La versión base del Porsche Boxster se ha renovado recientemente para ofrecer un producto más competitivo dentro del cada vez más solicitado segmento de los biplaza deportivos. Sus adversarios son muy numerosos y atractivos, por lo que cualquier mejora efectuada no viene mal. Para luchar con los Audi TT, BMW Z3 o Mercedes SLK, el nuevo Boxster viene provisto de un propulsor de seis cilindros opuestos y 2,7 litros de cilindrada que desarrolla 220 CV. No obstante, para quien desee más potencia, la marca alemana ofrece el Boxster S, de 3,2 litros de cilindrada y 252 CV de potencia máxima. Opcionalmente se puede montar el cambio de marchas Tiptronic, que permite cambiar de velocidad como lo hacen los pilotos de Fórmula Uno. Es decir, mediante dos botones situados en el volante.
El creciente mercado de los roadster tiene en el Porsche Boxster uno de los mejores exponentes, pues convence tanto por su estética como por su comportamiento. Con el Boxster, los puristas de Porsche quedarán totalmente satisfechos y disfrutarán plenamente del placer de conducción que proporciona el biplaza alemán.

a fondo :: Porsche Boxster 2

Diseño
DISEÑO

a fondo :: Porsche Boxster 3

La estampa de roadster de Porsche no pasa desapercibida. Se mire por donde se mire, la belleza de sus formas deja embelesado a cualquiera y allá por donde pasa levanta las miradas de los peatones. La parte delantera recuerda a la de su hermano mayor, el Carrera, sin embargo, la zaga muestra una personalidad propia y diferenciadora con una espectacular salida de escape por la parte central. El habitáculo representa claramente lo que debe ser un deportivo, con un cuadro de relojes de esferas superpuestas que combinan información analógica y digital. Cuando nos disponemos a descubrir el motor: ¡sorpresa!, no se ve. La disposición central de éste hace que bajo la tapa del supuesto capó se halle un práctico hueco para dejar bolsas o pequeñas maletas. Tan sólo, en una esquina, encontramos la varilla que controla el nivel de aceite, única prueba de que el Boxster funciona con motor. Subir o bajar la capota es una operación sencillísima. Su accionamiento eléctrico resulta de lo más cómodo, y en sólo unos segundos se realiza la operación.
En su afán por ofrecer de serie un precio relativamente contenido (7.744.000 pesetas) se ha prescindido de importantes elementos en su equipamiento estándar. Prueba de ello es la ausencia de aire acondicionado, ordenador de viaje o control de tracción, que sí incorporan sus competidores. Lo que no falta son los elementos de seguridad tales como el ABS o los airbags para conductor y pasajero.

a fondo :: Porsche Boxster 4

Conducción
CONDUCCION

a fondo :: Porsche Boxster 5

Una vez en marcha, lo primero que percibimos es la expectación que a su paso despierta, sobre todo si circulamos con la capota bajada. Al salir a carretera, llevando el motor a bajo o medio régimen, el seis cilindros boxer reacciona discretamente, pero es en el momento de acercar la aguja del cuentarevoluciones a la zona roja cuando se producen las sensaciones más excitantes. Una sonrisa se dibujará en los labios del afortunado conductor al exprimir el rabioso motor del Boxter, y no sólo por su poderoso y progresivo tirón, sino también por el embriagador sonido que emite su escape.
En materia de comportamiento, la disposición central del motor, el bajo centro de gravedad, la firme suspensión y una adecuada monta de neumáticos aseguran un paso por curva de verdadero infarto. En todo caso, para quienes busquen los límites se puede incorporar opcionalmente el control de tracción. La unidad de pruebas montaba el cambio Tiptronic, el cual se puede utilizar como automático convencional o como secuencial mediante unos pulsadores situados en el volante. Su uso resulta comodísimo, aunque a cambio de incorporar un sistema tan exclusivo e innovador, obtendremos unas cifras de aceleración y consumo sensiblemente peores que las del modelo con cambio manual. No es que no nos haya gustado el cambio Tiptronic, todo lo contrario, pero para tratarse de un automóvil de vocación claramente deportiva consideramos que penaliza en exceso en aceleraciones (6,6 segundos para pasar de 0 a 100 km/h el manual y 7,4 con Tiptronic). Además, la diferencia de precio entre un tipo de cambio y otro es de más de medio millón de pesetas. Por su parte, el funcionamiento del equipo de frenos con ABS no admite ninguna pega, estando en todo momento a la altura de las circunstancias.

a fondo :: Porsche Boxster 6

Competidores
COMPETIDORES

a fondo :: Porsche Boxster 7

Características
CARACTERISTICAS

a fondo :: Porsche Boxster 8