Porsche Boxster Spyder: Para disfrutar a cielo abierto

a fondo Porsche Boxster Spyder 1
Diego Zotes25 jun 2010
Porsche lanza al mercado la versión más radical de su Boxster, el Spyder, que con unas cualidades dinámicas llevadas al límite mediante reducción de pesos y más potencia brinda las sensaciones de conducción más puras.
Para disfrutar a cielo abierto
Cuando todo el mercado del automóvil está volcado en crear los vehículos más eficientes y respetuosos con el medioambiente, una meta en la que Porsche también está involucrada al máximo con sus modelos más recientes como el Cayenne, con una versión híbrida, la marca de Stuttgart brinda a los amantes del automóvil deportivo la posibilidad de soñar con prestaciones y sensaciones de conducción puras con el lanzamiento de su nuevo superdeportivo Boxster Spyder, un modelo de deportividad radical con motor central basado en el roadster Boxster S pero con sus capacidades dinámicas llevadas al límite gracias a una importante reducción del peso.
El nuevo Boxster Spyder recoge en su imagen y espíritu la más pura herencia de competición de la marca, rememorando modelos clásicos de competición con motor central como el 356, el 550 Spyder, el RS 560 o el 909 Bergspyder, otorgándole unas cualidades dinámicas excelentes, como demuestran sus escasos 1.275 kilos de peso, que le convierten en el vehículo más ligero de toda la gama Porsche, y sus 320 cv del motor de seis cilindros bóxer de 3,4 litros con inyección directa, consiguiendo una relación peso/potencia de 3,98 kg/cv.
Lo más destacado del nuevo Boxster Spyder es su inconfundible diseño deportivo concebido para ir abierto, con unas grandes entradas de aire en el paragolpes delantero, una llamativa capota de lona de accionamiento totalmente manual, todo un entretenimiento para los más puristas, y un impresionante capó trasero de doble bóveda longitudinal al estilo del Carrera GT con la luz de freno suspendida entre ellas y un alerón muy llamativo. Destacan además las llantas de aleación ultraligeras de 19 pulgadas con 10 radios finos.
Un peso significativamente reducido respecto al Boxster S y un centro de gravedad más bajo con una nueva suspensión deportiva que rebaja el conjunto en 20 mm le proporcionan al Boxster Spyder unas cualidades dinámicas impresionantes, como confirman su 0 a 100 km/h en sólo 4,8 segundos o sus 267 km/h de velocidad máxima con el cambio automático secuencial de doble embrague PDK de 7 velocidades y el sistema Launch Control de salida del Sports Chrono Package. Los consumos, sin embargo en esta versión, son de tan sólo 9,3 litros a los 100 km.
La reducción total de peso es de nada menos que de 80 kilos, de los cuales 21 corresponden al techo, 15 a las barras de protección de aluminio de las puertas, 13 al aire acondicionado opcional, 12 a los asientos, 7 al depósito de combustible, 5 kilos a las nuevas llantas de aleación, 3 kilos al sistema de audio, 3 kilos a la batería y 1 kilo a los guarnecidos de las puertas. Pero la clave del soberbio dinamismo del Boxster Spyder es la perfecta distribución de pesos, gracias a la mecánica de motor central colocado entre los asientos y el eje trasero, que es del 40% delante y 60% detrás, mientras que con el cambio automático de doble embrague PDK es del 45% delante y del 55% detrás, concediéndole un gran equilibrio de marcha y una agilidad sobresaliente.
El nuevo Boxster Spyder que desde ya se suma a sus hermanos Boxster y Boxster S por la zona más deportiva, tiene un precio final para el mercado español de 72.710 euros. Si buscas sensaciones fuertes, no lo dudes, ¡hazte con uno!