Porsche 911 Turbo y Turbo S 2016: Máximo rendimiento deportivo

porscheturboportada_92994150d9e8b6c970a93f34b.jpg
Raúl Toledano09 dic 2015
Los Turbo y Turbo S del Porsche 911 2016 se disparan hasta los 540 y 580 CV de potencia. El volante incluye un selector para gestionar los modos de conducción, uno de los cuales genera una aceleración óptima. En enero, con precios entre los 200.822 y 247.927 euros.
Las versiones cumbre de los modelos 911, el 911 Turbo y el 911 Turbo S, tanto en carrocería coupé como cabriolet, crecen en potencia respecto a los modelos anteriores. Sobre el mismo bloque motor que antes, es decir, un seis cilindros bóxer de 3.8 litros y dos turbocompresores, los nuevos 911 Turbo y Turbo S ganan 20 CV, esto es, 540 y 580 CV, respectivamente. El Turbo consigue este mejor rendimiento gracias a la modificación de los orificios de admisión de la culata, unos nuevos inyectores y una presión superior de la gasolina; mientras que el Turbo S implementa dos turbos más grandes.Sin cambiar la cilindrada, ambas versiones ganan 20 CV de potencia
En todos los casos, la tracción es a las cuatro ruedas y el cambio, automático y de doble embrague PDK, igual que antes. Lo que sí cambia, claro, son las prestaciones. En el Porsche 911 Turbo alcanza los 100 km/h saliendo de parado en 3 segundos y su velocidad máxima es de 320 km/h, cinco más que el modelo previo. El Porsche 911 Turbo S esprinta de 0 a 100 km/h en 2,9 segundos (el Coupé) y se dispara hasta los 330 km/h de velocidad punta, 12 km/h más que antes. Los Turbo y Turbo S Coupé 2016 superan en aceleración al 911 GT3 RS, todavía perteneciente a la generación anterior.El 911 Turbo S Coupé es dos décimas más rápido y 12 km/h más veloz que antes
Sin embargo, los 911 Turbo y Turbo S 2016 coupé sólo consumen 9,1 l/100 km y los descapotables 9,3 l/100 km. Estas cifras representan 0,6 litros de combustible menos cada 100 kilómetros en todas las versiones. El motivo de ello es una gestión más avanzada de la electrónica del motor y de la transmisión, con unos mapas de cambio de marchas revisados.
Además de las nuevas especificaciones mecánicas y de prestaciones, los 911 súperturbo (hay que recordar que los nuevos 911 Carrera y Carrera 4 modelo 2016 se han pasado al turbo dejando atrás la aspiración) también implementan otros cambios. El más importante es el nuevo volante deportivo GT (con 360 milímetros de diámetro y un diseño heredado del 918 Spyder) incorpora de serie un selector de modos de conducción (Normal, Sport, Sport Plus o Individual) y en el centro de éste un botón denominado Sport Response con el que se consigue "una aceleración óptima durante 20 segundos", pudiéndose utilizar tantas veces como se quiera.
Asimismo, el control de tracción y estabilidad (Porsche Stability Management, PSM) de los modelos 911 Turbo tienen ahora un nuevo modo denominado PSM Sport. Presionando el botón PSM, situado en la consola central, hace que el sistema trabaje de una forma muy deportiva y con mayor permisividad, "de una manera más evidente a como lo hacía en el modo Sport Plus del modelo anterior", según dice Porsche. Indicado para circuito, el testigo luminoso de PSM se enciende y un mensaje en el cuadro de instrumentos indica que el PSM se mantiene en una especie de estado latente: activo para intervenir en situaciones más comprometidas. Como es habitual, una presión prolongada del botón PSM lo desactiva por completo.Un nuevo modo del control de estabilidad PSM Sport es más permisivo con la conducción deportiva antes de que intervenga la electrónica
El chasis de los nuevos modelos 911 Turbo, con el sistema PASM (Porsche Active Suspension Management o Gestión activa de la Suspensión) de serie, ofrece ahora una diferenciación todavía mayor entre rendimiento y confort. Además, el 911 Turbo S cuenta con varios complementos distintivos respecto al Turbo para realzar el dinamismo en la conducción, como es el PDCC, un mecanismo que compensa el balanceo, o el sistema de frenos cerámicos PCCB, ambos de serie. Entre las nuevas opciones disponibles, como para el resto de modelos 911, destaca un sistema de elevación para el eje delantero del coche, que puede emplearse a baja velocidad para aumentar en 40 milímetros la distancia libre al suelo desde el labio del spoiler frontal; o el nuevo sistema de información y entretenimiento con navegación online.
Los nuevos Porsche 911 Turbo llegarán al mercado español a finales de enero de 2016 con los siguientes precios:

911 Turbo 200.822 euros
911 Turbo Cabriolet 215.754 euros
911 Turbo S 232.995 euros
911 Turbo S Cabriolet 247.927 euros