Porsche 911 Turbo S: Despedida con 450 cv

Diego Zotes23 jun 2004
El 996 está de despedida tras la presentación de las primeras imágenes de la futura generación, denominada internamente 997; y el último aliento del primer 911 refrigerado por agua será una versión todavía más potente, contará con 30 cv más, del primer turbo de tracción total. El 911 Turbo S tiene se comercializará en carrocerías cupé y descapotable.
Inicio
DESPEDIDA CON 450 CV.

a fondo Porsche 911 Turbo S 1

El 996 está de despedida tras la presentación de las primeras imágenes de la futura generación, denominada internamente 997; y el último aliento del primer 911 refrigerado por agua será una versión todavía más potente del primer turbo de tracción total.

a fondo Porsche 911 Turbo S 2

  El 911 Turbo S tiene se comercializará en carrocerías cupé y descapotable. La ganancia de potencia máxima es de 30 caballos, mientras que el par máximo pasa de 560 a 620 Nm, con un margen de fuerza máxima situado entre 3.500 y 4.500 rpm. Este aumento de rendimiento se logra gracias al empleo de dos turbos más grandes (el 911 turbo tiene un turbocompresor por bancada) a los que ayuda a respirar un nuevo intercooler.
La gestión electrónica está reprogramada para adaptarla a las nuevas características, y el resultado se traduce en unas aceleraciones aun más contundentes, porque la velocidad máxima solo aumenta en 2 kilómetros por hora, llegando a 307 km/h de punta. De 0 a 200 km/h llega en 13,6 segundos, mientras que el anterior turbo "se conformaba" con hacerlo en 14,2.
Quizá, más que las prestaciones absolutas, lo que su conductor notará será el funcionamiento de los frenos cerámicos (PCCB) de serie, opcionales en el Turbo, que además del comentado material con el que están fabricados son 20 mm. más grandes, llegando a 350 mm. de diámetro en ambos ejes. En las ruedas delanteras la presión la ejercen unas pinzas monobloque, sin tornillos y por tanto más resistentes a la presión, de seis pistones.
Pero además de estas mejoras técnicas el 911 Turbo S cuenta con elementos visuales que permiten diferenciarlo, como el logo específico en el capó motor, las pletinas de las puertas y el cuadro de instrumentos, con relojes color aluminio. Las llantas, de 18 pulgadas, están acabadas en color "Plata GT" y las tapas de los bujes llevan la insignia de la marca en color. Al equipamiento interior del Turbo se añaden un cargador de seis compactos y el parabrisas tintado de verde en su franja superior. A juego con ella se ofrece un color especial, "Verde olivo metalizado", sin incremento del precio, y para finalizar si se opta por la tapicería en cuero natural unos repujados en los asientos, el volante, el pomo del cambio y el freno de mano diferenciarán aún más al Turbo S.

Carlos Lera, Autocity
21 de Junio de 2004