Porsche 911 Turbo Cabriolet: Potencia y placer

a fondo Porsche 911 Turbo Cabriolet 1
Enrique Marco08 may 2007
Se trata de la duodécima versión de la actual gama 911, y cuando se lance al mercado, el 8 de septiembre, se convertirá en la más exclusiva y también en la más cara: 163.366 euros.
Potencia y placer
La elevada potencia del motor turbo y el delicioso placer de conducir a cielo abierto se unen magistralmente en el nuevo 911 Turbo Cabriolet. Se trata de la duodécima versión de la actual gama 911, y cuando se lance al mercado, el 8 de septiembre, se convertirá en la más exclusiva y también en la más cara: 163.366 euros.
Son ya 20 años de tradición del 911 Turbo con capota de lona, y en esta última evolución continúa su ascenso en prestaciones y eficacia. Sólo pesa 70 kilos más que el 911 Turbo coupe (debido a los necesarios refuerzos de todo modelo descapotable), y apenas pierde una décima en aceleración de 0 a 100 km/h respecto a su “hermano” cerrado. Si se opta por el cambio manual de serie el 911 Turbo Cabriolet acelera de 0 a 100 km/h en 4 segundos, y la marca baja hasta 3,8 segundos con el cambio opcional Tiptronic S. La velocidad máxima es en ambos casos de 310 km/h, mientras que el consumo medio se queda en 12,9 l/100 km.
La capota es tradicional de lona, de tres capas, pero con accionamiento eléctrico y rápido: en 20 segundos se abre o se cierra totalmente. Esta versión incorpora barras de protección extensibles situadas detrás de los asientos traseros. Su coeficiente aerodinámico es de Cx 0.31, en los mismos niveles que el coupe, y, con su alerón trasero que se despliega automáticamente a partir de 120 km/h, se convierte en el único descapotable de serie que genera presión descendente del aire sobre el eje trasero.
Evidentemente conserva los mismos avances tecnológicos que el coupe, con el sistema de suspensión activa PASM, y el sistema de tracción a las cuatro ruedas con control de estabilidad PTM y PSM. De serie trae seis airbags y barras de protección antivuelco, el deflector de viento o las llantas de 19 pulgadas en dos tonos entre otras cosas. Con sus impresionantes prestaciones logradas gracias al motor de seis cilindros bóxer con 3,6 litros de cilindrada el 911 Turbo genera 480 cv de potencia y 620 Nm de par desde 1.950 rpm. No obstante, su pack opcional Sport Chrono Turbo Package incluye una función overboost que puede llegar hasta los 680 Nm de par.
El Porsche 911 Turbo Cabriolet cuesta 15.000 euros más que el modelo cerrado, pero resulta todavía más exclusivo, ya que no es nada fácil encontrar deportivos auténticos de carrocería abierta que ronden los 500 cv. Además del más económico BMW M6 Cabrio, el resto de hipotéticos rivales del 911 Turbo Cabriolet se encuentran en exclusivas marcas como Ferrari, con el F430 Spider, o Lamborghini, con el Murciélago Spyder.