Porsche 911 Targa: Guiño al pasado

targe_portada_8da0ca20c1da1fa3a70d115ed.jpg
Enrique Marco14 ene 2014
La nueva generación del 911 Targa recupera el concepto original y el encanto que habían perdido las últimas realizaciones de este “semidescapotable”. Ahora vuelve la barra plateada y la luneta trasera en forma de cúpula, un conjunto que se abre y cierra de forma totalmente automática.
Porsche le había puesto mucho misterio al lanzamiento del último 911 Targa, y cuando una marca como la de Stuttgart hace algo así es porque tenía algo interesante que presentar. Y así ha sido, pues en la tarde de ayer durante las jornadas de prensa del Salón del Automóvil de Detroit se pudo ver el nuevo Porsche 911 Targa de la actual generación con un sistema de techo que recuerda al Targa de los años 60 pero sorprende con un peculiar y práctico sistema de apertura totalmente automático.
Respecto al 911 Targa de la anterior generación y sus predecesores, el nuevo 911 de la séptima generación se diferencia notablemente en esta variante Targa, recuperando la característica barra ancha plateada en el lugar de los pilares B y la luneta trasera en forma de cúpula que llevaba el primer 911 Targa presentado en 1965. Pero del clásico sólo le queda la imagen y el estilo, ya que en el modelo actual, que llegará a los concesionarios españoles en mayo, la cúpula trasera se eleva de forma automática para cobijar en un espacio escondido su pequeño techo. Se trata de un mecanismo de apertura y cierre similar al del 911 Cabrio, pero por sus peculiaridades resulta más curioso.
Disponible por ahora en dos versiones, ambas de tracción integral pero con las dos opciones mecánicas (de 350 cv y 400 cv), el 911 Targa tiene en España unos precios de 125.973 y 142.806 euros respectivamente, es decir, 13.400 euros más caro que las versiones equivalentes del 911 Carrera Coupe y 1.000 euros más económico que el 911 Carrera Cabrio. Además ambas versiones ofrecerán la posibilidad de montar, entre otras cosas, el cambio PDK y el paquete Sport Chrono, elementos con los que obtienen sus mejores prestaciones.

targe_xa_b51e1f4c7d09f8c36e2b68126.jpg

El Porsche 911 Targa 4 tiene el motor 3.4 de 350 cv y, equipado con el cambio PDK y Sport Chrono opcionales, es capaz de alcanzar los 282 km/h y acelerar de 0 a 100 km/h en 4,8 segundos, con un consumo de sólo 8,7 l/100 km. Por su parte, el Porsche 911 Targa 4S lleva el 3.8 de 400 cv y supera las cifras de prestaciones de su hermano menor sin perjudicar mucho los consumos: 296 km/h, 4,4 segundos de 0 a 100 km/h y 9,2 l/100 km. El precio del Targa es casi igual que el del Cabrio y unos 13.000 euros superior al del Coupe
Como hemos podido ver, ya ha acabado el año en el que Porsche celebró el 50º aniversario del mítico 911, pero la firma alemana tiene muy presente sus orígenes tal y como demuestra con este guiño al pasado del nuevo 911 Targa. Evidentemente muchos quedaron defraudados en las versiones Targa de las últimas generaciones, que básicamente se limitaban a ofrecer un enorme techo panorámico de cristal que se podía abrir, pero manteniendo los montantes del techo de sus hermanos Coupe. Ahora por fin se podrán diferenciar a primera vista los modelos Targa de los Coupe, y se convierten así en una versión tan interesante, o según los gustos incluso más, como la variante Cabrio.  

targe_xb_55b08a5951d0a8fbcc63dbd10.jpg