Porsche 911 Speedster: En diciembre por 226.169

a fondo Porsche 911 Speedster 1
Enrique Marco22 sep 2010
Muy diferente al resto de la gama 911, el Speedster es un biplaza con un parabrisas más inclinado, una capota manual de contorno plano y la característica doble bóveda rígida.
En 1953 Porsche lanzó una versión Speedster de su primer modelo, el 356. El concepto era claro, un biplaza deportivo totalmente orientado al placer en la conducción y para deleite de los clientes más puristas. Con la llegada del 911, esta fórmula se repitió en algunas ocasiones, aunque no en todas las generaciones. En concreto sí hubo versión Speedster en 1988 con el 911 Carrera, como también en el modelo de 1993. Por unos años la casa de Stuttgart olvidó esta versión tan extrema, pero ahora, desde diciembre de 2010, ofrecerá la cuarta edición de un deportivo de leyenda: el Speedster.
Muy diferente al resto de la gama 911, el Speedster es un biplaza con un parabrisas más inclinado, una capota manual de contorno plano y la característica doble bóveda rígida. Lo más parecido por concepto en la gama actual de Porsche podría ser el Boxster Spyder, modelo de potencia y precio inferior pero igualmente muy purista. Centrándonos en nuestro protagonista de hoy, su peculiar sistema de capota le permite rebajar la altura del conjunto 60 milímetros. Por lo que se refiere a las cuestiones técnicas, vemos como toma todos los avances del recién presentado 911 GTS. Es decir, un propulsión trasera con la misma anchura que los 4x4 (44 mm más) y un motor 3.8 bóxer atmosférico con la potencia elevada hasta los 408 cv.
De esta exclusiva versión 911 Speedster sólo se van a comercializar 356 unidades, a razón de 226.169 euros por cada una de ellas. Sólo está disponible en el color azul de las fotos o en el “Blanco Carrera”, pero trae de serie multitud de elementos que en otros 911 son opcionales. Por ejemplo, los frenos son de compuesto cerámico PCCB, la suspensión con el sistema activo PASM, el cambio el automático de siete velocidades PDK y en el eje trasero con diferencial autoblocante. En el interior, los asientos de cuero con motivos en el color de la carrocería, así como el salpicadero decorado en la misma tonalidad, le diferencian del resto.
La muestra parisina (del 2 al 17 de octubre) será el lugar elegido para su puesta de largo, y dos meses después las 356 unidades ya estarán repartidas por los diferentes concesionarios Porsche de todo el mundo. Además de su espectacular diseño, las prestaciones tampoco defraudarán a nadie, pues con su contenido peso de 1.540 kilos supera los 304 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en 4,6 segundos; mientras que su nivel de consumo y emisiones es bastante contenido: 10,3 l/100 km y 242 g/km de CO2.