Porsche 911 GT3 RSR: El 911 más radical

a fondo Porsche 911 GT3 RSR 1
Enrique Marco23 ene 2009
Por la friolera de 380.000 euros antes de impuestos podremos hacernos con este impresionante 911 de competición movido por un 6 cilindros bóxer de 4.0 litros con 450 cv. ¡Unas prestaciones sorprendentes!
Hace unos cuantos meses informamos sobre dos bólidos Porsche de competición: el 911 GT3 Cup, destinado a las copas monomarca nacionales, el 911 GT3 Cup S, la máquina de la supercopa europea. Pero de lo que nos toca hablar hoy es de una “vaca sagrada” de las competiciones más prestigiosas, del Porsche 911 GT3 RSR. Este bólido ganó el año pasado tanto en las 24 Horas de Nurburgring como en las American Le Mans Series; y ahora se presenta el modelo 2009 con diversas modificaciones, unas motivadas por el nuevo reglamento FIA y otras por las mejoras que han introducido los ingenieros de la marca.
Basado en el actual Porsche 911 de calle, este especialísimo GT3 RSR es comercializado por Porsche Motorsport a un precio de 380.000 euros antes de impuestos. Su imagen es imponente, pues cuenta con una carrocería notablemente ensanchada, un enorme alerón trasero y numerosas entradas de aire que este año han cambiado su diseño y ubicación. En el interior observamos lo justo y necesario para la competición, aunque opcionalmente puede llevar aire acondicionado. También existe una nueva pantalla multifunción situada encima del display principal, la cual incluye indicaciones luminosas para el momento óptimo de cambio.
La gran novedad mecánica es el aumento de cilindrada del seis cilindros boxer atmosférico, que pasa de 3,8 a 4,0 litros. No se ha podido incrementar mucho el rendimiento, ya que el nuevo reglamento 2009 para esta disciplina reduce el tamaño de las bridas de admisión. Aún así se logran unas cifras de potencia y par considerables, con 450 cv y 430 Nm. Además, como la entrega de potencia se produce ahora a un régimen menos elevado, se ha logrado una curva de par optimizada y por tanto resulta más aprovechable.
Este coche de carreras de propulsión trasera ofrece el peso que marca la FIA para esta categoría -1.245 kilos- y monta unos enormes frenos con discos de 380 mm de diámetro en el eje delantero y de 355 mm en el trasero. La caja de cambios sigue siendo secuencial y las llantas BBS de tres piezas y en medida de 18 pulgadas. Esperaremos a ver cómo se desenvuelve el Porsche 911 GT3 RSR 2009 en los circuitos internacionales; seguro que muy bien.