Porsche 911 GT3 Rally: Del circuito a los rallies

Diego Zotes03 sep 2004
El departamento de competición de la prestigiosa marca deportiva Porsche se estaba centrando últimamente en los circuitos, con sus diferentes copas, y con un importante número de inscritos en los numerosos campeonatos de GT en pista cerrada. Pero este fin de semana (11/12 de septiembre), en el Campeonato Belga de Rallys, debuta un nuevo “aparato”: el Porsche 911 GT3 Rally.
Inicio
DEL CIRCUITO A LOS RALLIES

a fondo Porsche 911 GT3 Rally 1

El departamento de competición de la prestigiosa marca deportiva Porsche se estaba centrando últimamente en los circuitos, con sus diferentes copas, y con un importante número de inscritos en los numerosos campeonatos de GT en pista cerrada. Pero este fin de semana (11/12 de septiembre), en el Campeonato Belga de Rallys, debuta un nuevo “aparato”: el Porsche 911 GT3 Rally.
  La fórmula podría extenderse a otras naciones si, como en Bélgica, las autoridades deportivas crearan una “categoría GT” dentro de los diversos campeonatos nacionales de rallys. Supondría esto, no un comienzo de la marca de Stuttgart en los rallys, sino una vuelta, ya que años atrás (por ejemplo en la década de los 80) obtuvo importantes éxitos en diversas competiciones fuera de circuito, e incluso en algunas tan duras como el París-Dakar, ganándolo en dos ocasiones con un 959 4x4.
Fue el laureado y espectacular piloto Walter Rohrl quien en 2001 condujo un GT3 modificado en un rally alemán, lo que sentó la base para que hoy un equipo belga -“Future World”- se haya decidido a competir con el nuevo Porsche GT3 Rally, cuyas piezas específicas han sido desarrolladas y testadas por el departamento de competición de Porsche Motor Sport.
Porsche AG desearía que con este ejemplo la categoría GT de rallys proliferase, con el fin de que pilotos privados pudieran alinear en carrera un vehículo muy potente, espectacular y con un presupuesto mucho menor al de los World Rally Car. Su competitividad no podría llegar al nivel de los WRC, pero su espectacularidad, potencia, y fiabilidad de un motor de serie, podrían ser un estupendo aliciente.
Al igual que el GT3 de serie, el modelo Rally desarrolla 381 cv, pero junto a las obligatorias medidas de seguridad –como las barras antivuelco- se incorpora un sistema de suspensión con mayor altura y especificaciones rally. La relación de marchas se acorta, pero aún así se puede llegar a los 250 km/h; mientras que el sistema de escape es el mismo que en la Carrera Cup de circuitos. No monta ABS.
Su eficacia la podremos comprobar este fin de semana en el Omloop Van Vlaanderen Rally, ocasión para la que se cuenta con el experimentado piloto Marc Duez.
Enrique Marco, Autocity
7 de Septiembre de 2004