Porsche 911 Carrera y Carrera S: La leyenda continua

a fondo Porsche 911 Carrera y Carrera S 1
Diego Zotes14 ene 2012
La versión más deportiva Carrera S del 911 impresiona por sus prestaciones y su bajo consumo, gracias a importantes retoques en el motor y en el chasis, con innovadores sistemas de ayuda a la conducción.
Lanzamiento
Aunque parezca mentira a simple vista, el nuevo 911 de Porsche en código interno 991 ha cambiado mucho más de lo que parece. Con una exquisita línea de diseño continuista, que ha demostrado sobradamente su perfecta juventud y fuerza, adopta determinados rasgos de diseño actualizados que lo hacen realmente excitante. Pero no es en lo visual en lo que más cambia este superdeportivo, sino en lo que no se ve, en el interior, en los elementos mecánicos y de chasis que mejoran las prestaciones notablemente.
La batalla alargada y una altura rebajada, sumado a una silueta aún más musculosa y aerodinámica y a unas espectaculares llantas de 20 pulgadas, el 911 moderno tiene una apariencia más atlética, coronando su imagen con una nuevo alerón retráctil de grandes dimensiones que se despliega de forma automática en varias posiciones. Estéticamente lo que más destaca son sus típicas aletas ensanchadas que reflejan la mayor anchura del eje delantero, manteniendo sus caraterísticas dimensiones compactas.

a fondo Porsche 911 Carrera y Carrera S 2

La premisa fundamental para el desarrollo del nuevo 911 ha sido la combinación de las mejores cualidades de las anteriores generaciones con un aligeramiento general de la carrocería, empleando aceros de alta resistencia, aluminios fundidos y forjados en un 44%, así como el magnesio en un 2%, consiguiendo rebajar hasta en 45 kilos el peso del vehículo. De hecho, el 90% de las piezas que lo conforman son totalmente nuevas, optimizando las prestaciones y la conducción, mientras que se ha aumentado en un 25% la rigidez torsional, lo que garantiza una mayor estabilidad."Las novedades del nuevo 911 Carrera y Carrera S se reflejan fundamentalmente en las prestaciones y el comportamiento, muy mejorados respecto a la anterior generación".Las novedades del nuevo 911 Carrera y Carrera S se reflejan fundamentalmente en las prestaciones y el comportamiento, muy mejorados respecto a la anterior generación.
El conductor ahora va a disfrutar en el nuevo 911 de una conducción más Porsche Intelligent Performance, mediante su carrocería aligerada, sus nuevos motores más eficientes y sus detalles del chasis y nuevos sistemas de ayuda a la conducción optimizados.
Para acompañar un exterior tan moderno, se ha desarrollado un habitáculo basado en el del ergonómico Carrera GT, con un cockpit en el que el conductor está mucho más integrado y encuentra todo más a mano, gracias a una consola central con el túnel elevado que acerca la palanca de cambios al volante y exige menos movimientos. Encontramos el clásico cuadro de mandos con cinco relojes esféricos, el cuentarrevolcuiones central y el típico sistema de arranque al lado izquierdo.
Los motores que mueven a las dos versiones iniciales del 911, el Carrera y el Carrera S, son nuevos. En el caso del Carrera el motor bóxer de 6 cilindros pasa de 3,6 a 3,4 litros, consiguiendo entregar una potencia mayor a revoluciones superiores. Entrega 350 cv a 7.400 rpm y un par motor de 390 Nm a 5.600 vueltas, combinándose de serie con un nuevo cambio manual de 7 velocidades, que opcionalmente puede hacerlo con uno automático PDK de doble embrague. Acelera de 0 a 100 km/h en sólo 4,8 segundos (4,6 con PDK) y alcanza una velocidad máxima de 289 km/h (287 km/h con PDK), mientras que su consumo se cifra en una media homologada de 9 litros a los 100 km y las emisiones en 212 gr/km (8,2 litros con cambio PDK y 194 gr/km).
El Carrera S emplea el 6 cilindros bóxer de 3,8 litros de la versión anterior que aumenta su potencia hasta los 400 cv a 7.400 rpm y su par motor hasta 440 Nm a 5.400 rpm, que se combina también de serie con el nuevo cambio manual de 7 velocidades y puede hacerlo también con el automático PDK. Acelera de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos (4,3 con PDK), alcanza los 304 km/h (302 km/h con PDK) y homologa un consumo de 9,5 litros a los 100 km y unas emisiones de 224 gr/km (8,7 litros y 205 gr/km con PDK).

a fondo Porsche 911 Carrera y Carrera S 3

El cambio PDK rebaja notablemente el consumo medio homologado, en el Carrera de 350 cv hasta los 8,2 litros y en el Carrera S de 400 cv hasta los 8,7.
La innovadora caja de cambios manual de 7 velocidades se basa en la automática de doble embrague PDK, con las seis primeras relaciones cortas muy deportivas y una séptima larga para desahogar el motor y conseguir reducir los consumos. Estos bajos consumos se ven beneficiados en conducción urbana con el sistema de arranque y parada automática del motor de serie con ambos tipos de cajas de cambio. Asimismo, por primera vez para un deportivo de la marca, incorpora un sistema de propulsión a vela con la caja PDK, que aprovecha el desplazamiento por inercia desacoplando el motor de la caja dependiendo de la situación de marcha y es capaz de ahorrar hasta un litro de combustible cada 100 km cuando se circula por carretera abierta.
Los precios de las dos versiones iniciales que ya se venden en los concesionarios de la marca, son de 99.393 euros para el Carrera y de 115.456 euros para el Carrera S, a los que habrá que sumar tan sólo 25 euros más para el Carrera con cambio PDK, debido al sistema de impuesto de matriculación de nuestro país en base a las emisiones de CO2, mientras que para el Carrera S con PDK habrá que añadir 2.950 euros.
Comportamiento deportivo ejemplar
Como nuestro compañero Enrique Marco experimentó en primicia las nuevas cualidades del nuevo 911 Carrera S con cambio automático PDK de doble embrague y 7 velocidades, el mismo modelo que hemos probado, y ya mencionó sus mejores virtudes, nosotros vamos a explicar las características de las nuevas especificaciones que optimizan el rendimiento mecánico y el comportamiento.
-La dinámica de conducción ha mejorado notablemente en el 911 con un tren de rodaje completamente revisado. Las geometrías completamente nuevas mediante una batalla 100 mm más larga y una mayor anchura del eje delantero brindan mayor estabilidad y menores balanceos a velocidades elevadas en rectas y curvas. Una nueva dirección electromecánica aumenta la precisión y el tacto de la dirección mejorando también las cifras de consumo.
-Todos los 911 ofrecen un botón selector de modo de conducción Sport, que modifica totalmente el comportamiento del coche con una orientación más deportiva. Con el paquete opcional Sport Chrono, que incluye el modo de conducción Sport Plus de prestaciones puras y el sistema Launch Control, el Carrera acelera en tan sólo 4,4 segundos y el Carrera S en sólo 4,1 segundos.
-Cuando se buscan las máximas prestaciones del 911, el paquete opcional Sport Chrono se hace indispensable, incluyendo unos innovadores soportes dinámicos del motor, el cronógrafo en el salpicadero, el botón Sport Plus, el volante deportivo de tres radios con indicadores luminosos Sport, Sport Plus y Launch Control y nuevas funciones adicionales de memoria e información al conductor.
-En cuanto a la suspensión, el Carrera lleva de serie un sistema de muelles de acero mientras que el Carrera S monta de serie una suspensión activa rebajada en 10 mm denominada PASM. Esta suspensión activa es opcional para el Carrera, mientras que existe una suspensión activa más deportiva denominada Sport rebajada en 20 mm opcional para ambas versiones.
-Opcionalmente, el Carrera S puede incorporar por primera vez el sistema de Control Activo del Chasis, denominado PDCC o Porsche Dynamic Chassis Control, ya visto en el Cayenne. Para este deportivo incorpora un sistema de actuadores hidráulicos con 70 mm de recorrido ubicado entre las barras estabilizadoras y los brazos de suspensión, que sujetan la carrocería mediante un control electrónico mitigando cualquier inclinación o balanceo en conducción rápida y consiguiendo las reacciones más equilibradas con los cambios de carga.
-Por otra parte se incorpora el Porsche Torque Vectoring PTV, un sistema de bloqueo del diferencial trasero, mecánico con cambio manual y electrónico con el PDK, que mejora la tracción y la estabilidad en la trayectoria en conducción rápida por medio de intervenciones selectivas en la rueda trasera del lado interior de la curva. Este sistema es de serie para el Carrera S y opcional para el Carrera.