Porsche 911 Carrera S: Superdeportivo de uso diario

gen_rep_carreras_fc497784c1126a5ba72db3e80.jpg
Diego Zotes05 jun 2013
El nuevo 911 Carrera S código 991 nos deleita con un comportamiento tan deportivo y radical como utilizable para uso diario, gracias a un motor bóxer de 3.8 litros con 400 cv con varias personalidades, desde la Normal que busca el menor consumo como el Sport Plus para rodar en circuito como un misil.
Con sumo gusto y placer nos ponemos a los mandos de una de las últimas novedades del fabricante de deportivos alemán Porsche, el fácilmente reconocible 911 Carrera S denominado con el código interno 991, el superdeportivo por definición que mejora en todo a su antecesor denominado 997, algo que realmente era bastante difícil puesto que ya tenía una eficacia máxima.
a favor-Interior más moderno y fácil de usar-Exquisito motor, dócil y vertiginoso-Impresionante diseño deportivoen contra-Espacios en general reducidos-Precio prohibitivo de casi 120.000 euros
Y cómo lo han hecho, pues con un diseño continuista, similar al del anterior, no apreciándose apenas cambios en su carrocería, aunque se ha revisado en profundidad prácticamente cada pequeño componente mecánico y de carrocería del coche, buscando siempre la mayor ligereza como sinónimo de prestaciones. Se ha modificado el chasis, con cantidad de elementos mecánicos nuevos y más ligeros logrando reducir el peso del conjunto en 45 kilos empleando aluminios fundidos y forjados y el magnesio, así como se ha incrementado la potencia del peculiar motor bóxer de 3.8 litros y 6 cilindros opuestos para llevarlo hasta los 400 cv en esta versión Carrera S, con lo que el comportamiento deportivo es más eficaz que nunca y continúa siendo de los modelos con mejores prestaciones.
Este 911 Carrera S se enfrenta de tu a tu a modelos quizás de concepto menos deportivo y más polivalente pero con potencias muy parecidas e incluso superiores, como los impresionantes BMW M3, Audi RS5 o al refinado Lexus IS-F, todos ellos berlinas o coupés derivados de berlina. También se puede enfrentar con honores a modelos deportivos mucho más extremos como un Nissan GT-R o un Audi R8.Con una línea claramente continuista, el nuevo 911 se mdoerniza con unos tremendos pasos de rueda y opticas traseras afiladas iluminadas por led's
Diseño clásico aunque reforzado
Pero lo que más atrae del exquisito 911 Carrera es su impresionante diseño moderno que integra con una línea tradicional y continuista de sus ancestros, introduciendo magistralmente una silueta más plana y estilizada que nunca e innovadores rasgos muy llamativos como los nuevos leds de luz diurna o las nuevas ópticas traseras mucho más afiladas también de iluminación por led. La línea general es mucho menos redondeada, más musculosa y aerodinámica, destacando el nuevo alerón de elevación automática o los inmensos pasos de rueda que albergan las llantas de 20 pulgadas en este Carrera S. Llama la atención también la menor altura total y las vías delantera y trasera más anchas, que conforman un coupé completamente nuevo. Un detalle que pasa casi desapercibido es el desplazamiento de los retrovisores exteriores de el triángulo portarretrovisor a la zona superior de la puerta con la ventaja de subrayar su anchura visual así como reducir los ruidos aerodinámicos.
Pero sin duda lo que más destaca del nuevo 911 Carrera es la forma de su zaga, con un contorno marcado que ensancha notablemente su anchura natural y pasa por primera vez por encima de las estilizadas ópticas nuevas de led, más atractivas que nunca. Los elementos más llamativos son el alerón trasero más ancho que nunca, que ya no viene integrado en la tapa de motor sino que es un componente independiente en forma de ala, así como el sistema de escape doble con dos salidas a cada lado en nuestra versión Carrera S.
La presentación interior es otro factor clave de su futuro éxito, puesto que en un entorno mucho más espacioso y cómodo que el de cualquiera de sus antecesores, sobre todo para los dos pasajeros delanteros, gracias a una batalla alargada en 10 cms, adopta la estética de la consola y el salpicadero de los modelos más modernos de la gama, como el Panamera o el Cayenne, y basados en el original Carrera GT. Esta consola se muestra mucho más moderna, muy completa, atractiva y fácil de usar donde se encuentran todos los mandos de los sistemas disponibles tanto de confort como de seguridad. Al estar ligeramente inclinada y la palanca de cambios más elevada y tan cerca del volante facilita su manejo por el conductor para permitir una conducción mucho más deportiva e intuitiva.
Destaca una gran cantidad de botones agrupados por funciones, con el fin de olvidarnos de los menús y submenús de incómodas y complicadas pantallas, logrando que cada botón desempeñe una función. Completamente nuevo es el salpicadero, con una gran pantalla táctil de 7 pulgadas en el centro  y la zona superior de la consola, aunque se mantienen los típicos cinco relojes circulares de Porsche en el cuadro de mandos, con el tremendo cuentarrevoluciones en el centro y el hueco de la llave en el lado izquierdo. Los dos pasajeros delanteros disfrutarán de un espacio amplio y cómodo, mientras que las plazas traseras están pensadas para niños, aunque en esta nueva edición son algo más amplias.
Tanto el modelo Carrera como el Carrera S van muy equipados de serie, con la única diferencia de sus llantas de aleación que en el primero son de 19 pulgadas y en el segundo de 20 pulgadas. Aunque si en algún tipo de coche se puede elegir gran cantidad de extras opcionales, éste es uno de ellos... Por ejemplo si de serie ya llevan ambos elementos como el sistema de sonido de alta calidad Sound Package Plus con nueve altavoces y pantalla táctil de 7 pulgadas con reproducción de CD y DVD, asientos deportivos realizados en piel y con reglaje eléctrico o climatizador bizona, entre otros muchos, en opción se pueden elegir infinidad de componentes como un equipo de audio de altísima calidad con 12 altavoces desarrollado específicamente para este coche firmado por Burmester o como alternativa un equipo firmado por BOSE también de muy alta calidad, luz dinámica en curva Porsche Dynamic Light System que se adapta a la velocidad, sistema de ayuda al aparcamiento con Top View con aviso acústico, sistema de entrada y arranque sin llave Porsche Entry & Drive, etc.El Carrera S con sus 400 cv de potencia acelera hasta 100 km/h en sólo 4,1 segundos con Launch Control
Excitante motor de 400 cv
Pero sin duda el gran aliciente de este Porsche 911 Carrera S, como en su hermano pequeño Carrera, es la nueva evolución de sus motor de altas revoluciones. En el caso del Carrera S que hoy probamos se trata de un nuevo 3.8 litros de 6 cilindros en configuración clásica bóxer que entrega 400 cv de potencia a 7.400 rpm, que le permite acelerar en medio de un rugido atronador hasta los 100 km/h en sólo 4,1 segundos cuando se emplea el sistema Launch Control en modo Sport Plus, pudiendo alcanzar también los 304 km/h de velocidad máxima. Con sus tres modos de conducción y el exquisito cambio automático de doble embrague PDK de 7 relaciones es capaz de mostrarse como el coche más dócil para circular tranquilamente por ciudad o carretera en modo Normal, como convertirse en todo un coche de carreras cuando seleccionamos los programas Sport o Sport Plus. Todo ello gracias a un aligeramiento general de la carrocería mediante el empleo de un 90% de piezas nuevas en toda la carrocería, otorgándole además más rigidez al conjunto permitiéndonos una conducción más fiel, noble y estable en conducción deportiva.
El nuevo 911 Carrera S incorpora una serie de mejoras en el chasis y el tren de rodaje que mejoran sustancialmente su comportamiento dinámico y su rendimiento general, como unas geometrías completamente nuevas con una batalla 100 mm más larga y una mayor anchura de los ejes que consiguen mayor estabilidad y menores balanceos a velocidades elevadas, la nueva dirección electromecánica más precisa y de mejor tacto que mejora a la vez las cifras de consumo, los soportes dinámicos del motor propios del paquete Sport Chrono que confieren más aplomo y estabilidad, la suspensión activa PASM rebajada en 10 mm de serie en el Carrera S, el sistema de bloqueo del diferencial trasero electrónico Porsche Torque Vectoring PTV que brinda mucha más agilidad en conducción rápida mediante mayor tracción y el sistema opcional, incluido en nuestra unidad, de Control Dinámico del Chasis Porsche Dynamic Chassis Control PDCC, que incorpora unos actuadores hidráulicos en las barras estabilizadoras y los brazos de suspensión que sujetan la carrocería mitigando cualquier molesta inclinación o balanceo durante la conducción y consiguiendo transferencias de peso muy equilibradas y suaves al enlazar curvas.
Fruto de los trabajos de investigación en materia de ahorro de combustible y de control de emisiones desarrollada por Porsche, denominado Porsche Intelligent Performance, los consumos de este 911 Carrera S se muestran muy contenidos, homologando una cifra media de 8,7 litros a los 100 km y 205 gr/km de CO2 asociado al exquisito cambio automático PDK, que además consigue regalar unas prestaciones aún mejores que con el original cambio manual de 7 velocidades y trazar un tramo impositivo inferior con lo que el precio final del vehículo es casi el mismo.
Lo que sí es evidente, es que el Porsche 911 es curiosamente uno de los superdeportivos más utilizables que hay y así lo ha buscado la marca dotándolo de un gran espacio interior para dos pasajeros, con posibilidad algo menos confortable como ya es sabido para cuatro pasajeros, que brinda en definitiva una habitabilidad muy de agradecer que nos permite circular a ritmo lento y en zonas urbanas con total comodidad.
Lo único que de verdad nos tira para atrás de adquirir esta divertida y completa versión Carrera S del 911 son los casi 120.000 euros que hay que desembolsar para hacerse con uno para disfrutar en la conducción del día a día.