Porsche 911 Carrera GTS: Más deportivo todavía

a fondo Porsche 911 Carrera GTS 1
Enrique Marco15 sep 2010
Llegará en diciembre, tanto en versión coupe (118.244 euros) como en cabrio (129.527 euros), momento en el que será una alternativa más deportiva sin llegar al extremo del 911 GT3.
Porsche llevará al Salón del Automóvil de París (del 2 al 17 de octubre) una versión todavía más deportiva que su 911 Carrera S. Se llama GTS, va asociada al sistema de propulsión trasera y la mecánica ha visto incrementada su potencia en 23 cv respecto al modelo del cual deriva. Su llegada a los concesionarios se espera para diciembre, tanto en versión coupe (118.244 euros) como en cabrio (129.527 euros), momento en el que se convertirá en una alternativa más deportiva a los conocidos Carrera y Carrera S, pero sin resultar tan radical como un 911 GT3. Con el motor de seis cilindros boxer 3.8 atmosférico subido a 408 cv el nuevo 911 Carrera GTS obtiene unas prestaciones sobresalientes. De serie viene con el cambio manual de seis velocidades pero, bajo pedido, está disponible también con el PDK de siete marchas. Manteniendo los consumos del Carreras S de 385 cv, esta versión GTS mejora la velocidad punta en 4 km/h hasta llevarla a los 306 km/h. En cuanto a aceleraciones, consumo y emisiones, asociado al cambio PDK y al paquete Sport Chrono Plus es cuando logra los mejores registros, con 4,2 segundos de 0 a 100 km/h, 10,2 l/100 km de consumo medio y 240 g/km de CO2.
La carrocería del 911 GTS es 44 milímetros más ancha que la del modelo normal, e idéntica a la que utilizan los modelos de tracción total (Carrera 4). Su equipo de neumáticos también le diferencia, pues monta unas llantas de 19 pulgadas de fijación mediante tuerca central que vienen pintadas en negro y con el perfil plateado. Su medida en el eje trasero es de nada menos que 305/30 R19.
El faldón delantero deportivo con la parte inferior pintada en negro o las inscripciones GTS (en plata o negro, dependiendo del color de la carrocería) son otros de los detalles que diferencian a esta versión. El interior se caracteriza por la utilización de la piel alcántara, tanto para revestir el volante y las palancas de cambio y freno de mano, como para la zona central de los asientos o algunas partes de las puertas. En definitiva, una exclusiva versión cuyo precio no es nada desorbitado teniendo en cuenta lo que suelen pedir por los equipamientos extras en este nivel de coches, ya que sólo cuesta 7.000 euros más que el modelo del cual deriva.