Porsche 911 Carrera: Todavía mejor

Diego Zotes13 sep 2004
La nueva generación del mítico deportivo Porsche 911 Carrera está ya en la calle, y se puede adquirir por unos precios que oscilan entre 83.720 y 94.728 euros. Las modificaciones mecánicas han sido tan numerosas y elaboradas, que el nuevo protagonista de Porsche es todavía más rápido, ágil, cómodo y seguro que su predecesor.
Inicio
TODAVIA MEJOR

a fondo Porsche 911 Carrera 1

La nueva generación del mítico deportivo Porsche 911 Carrera está ya en la calle, y se puede adquirir por unos precios que oscilan entre 83.720 y 94.728 euros. Bajo la denominación interna de serie 997, sustituye a la anterior serie 996, y se presenta con dos motorizaciones posibles, y con una estética mucho más tradicional, evocando a los antiguos 911 gracias a sus nuevos faros delanteros redondos. Pero el diseño y la diversificación de la gama no es lo mejor del nuevo 911 Carrera, pues las modificaciones mecánicas han sido tan numerosas y elaboradas, que el nuevo protagonista de Porsche es todavía más rápido, ágil, cómodo y seguro que su predecesor.
  Al hablar del nuevo Porsche 911 estamos citando dos modelos: 911 Carrera y 911 Carrera S. Son las dos versiones disponibles actualmente de la recién estrenada carrocería 997, las cuales montan diferente motorización: 3.6 de 325 cv o 3.8 de 355 cv respectivamente. Las diferencias externas son mínimas, pues se reducen a las salidas de escape (dos el Carrera y cuatro el Carrera S), y a las llantas de diferente diseño y medida (de 18 y 19 pulgadas respectivamente). De momento ambas motorizaciones se asocian a la propulsión trasera, y las diversas variantes (Carrera 4, Cabrio, Turbo, etc) irán llegando poco a poco. Por ello, durante unos meses y hasta que dichas variantes lleguen al mercado, quien desee un 911 Carrera 4, Turbo o Cabrio podrá acceder a ellos pero con la carrocería anterior (serie 996).
A nivel de chasis el 911 Carrera ha experimentado numerosas mejoras, pues además de contar con unos frenos fantásticos, dispone de nuevos elementos en la suspensión, una mayor anchura de vías, neumáticos más grandes, y sobre todo del programa de suspensión activa PASM (de serie en el Carrera S), el cual varía la dureza de los amortiguadores y permite regularlos mediante un botón situado en la consola. En cuanto a prestaciones se refiere, el Carrera calca las del modelo anterior, mientras que el Carrera S alcanza un nivel todavía más elevado con sus 293 km/h de velocidad máxima y 4,8 segundos para pasar de 0 a 100 km/h.
Enrique Marco, Autocity
13 de Septiembre de 2004