Porsche 911 4S Cabrio: Atractivo Cocktail

Diego Zotes14 jul 2005
Como es evidente, el 911 Carrera 4 Cabriolet reúne las características que describimos al hablar de los 911 Carrera Cabriolet y del 911 Carrera 4. De este modo, estamos ante un deportivo descapotable con techo de lona, cuyo conjunto sólo pesa 42 kilos (la mitad que uno de techo rígido)
Inicio
ATRACTIVO COCKTAIL

a fondo Porsche 911 4S Cabrio 1

Hace ahora casi un año Porsche lanzaba una nueva generación del mítico 911, la que se bautizaba con el “sobrenombre" o código interno de 997, pero como suele ser habitual en todas las presentaciones de nuevos modelos, poco a poco van llegando nuevas versiones, por lo que durante un tiempo han estado conviviendo, están, y estarán unos meses más, ambas generaciones 996 y 997.
  La siguiente versión en "modernizarse" fue la descapotable, apareciendo el 911 Cabriolet (997) esta primavera. Recientemente informábamos de la inminente llegada de los 911 Carrera cupé con tracción total, y ahora les toca el turno a los 911 Carrera 4 Cabriolet, en sus dos variantes: “normal” (de 3,6 litros y 325 cv) y “S” (de 3,8 litros y 355 cv), una excelente combinación que permite disfrutar de un grandísimo deportivo con la posibilidad de hacerlo a techo abierto y con la seguridad y eficacia que proporciona la tracción total.
Como es evidente, el 911 Carrera 4 Cabriolet reúne las características que describimos al hablar de los 911 Carrera Cabriolet y del 911 Carrera 4. De este modo, estamos ante un deportivo descapotable con techo de lona, cuyo conjunto sólo pesa 42 kilos (la mitad que uno de techo rígido), por lo que para la deportividad y dinamismo de la que hace gala Porsche se prefiere es sistema clásico de lona. Su apertura se realiza de forma totalmente automática y en sólo 20 segundos, operación que se puede realizar en marcha siempre y cuando se circule por debajo de 50 km/h.
La carrocería de las versiones con tracción integral (y por supuesto esto afecta también al Cabriolet) son 44 mm más anchas. En este caso además se combina con un chasis de mayor rigidez, operación necesaria en todos los descapotables. Además si observamos las prestaciones vemos que el mayor rozamiento mecánico del sistema de tracción integral unido al mayor peso de la carrocería descapotable apenas le hace perder en prestaciones, como lo prueban los 5,2 segundos que marca en aceleración de 0 a 100 km/h y los 280 km/h del Carrera 4 Cabriolet, o los 4,9 segundos de 0 a 100 km/h y 288 km/h del Carrera 4S Cabriolet. Estos datos sólo suponen una pérdida prestacional de entre una y dos décimas en aceleraciones y 5 km/h en velocidad máxima.
Los Porsche 911 Carrera con tracción integral y carrocería descapotable llegarán a los mercados europeos en la segunda quincena de octubre y los precios oscilarán entre 103.000 y 114.000 euros.
Enrique Marco, Autocity.
13 de Julio de 2005