Porsche 911 2016: Apuesta todo al turbo

gen_rep_porsche___4511a97e03038d3dddee24b73.jpg
Diego Zotes21 dic 2015
Porsche nos vuelve a sorprender con un nuevo 911 espectacular. Parecía inmejorable y lo consigue con esta nueva evolución. El nuevo 911 2016 supone la llegada de una nueva era para el fabricante de deportivos de Stuttgart, apostándolo todo al turbo para ganar en deportividad.
En un año de grandes victorias y triunfos para el fabricante alemán de deportivos Porsche en una de las competiciones automovilísticas más duras del mundo, el Campeonato del Mundo de Resistencia que ha ganado con diferencia, adjudicándose también el trofeo absoluto en la categoría de GT con el 911 y la victoria absoluta en Le Mans, lanzan al mercado la séptima generación del 911.
Una nueva generación del deportivo mítico por definición que tras tantos años en el mercado continúa portando el ADN del primero de los 911 del 63, y que a su vez se ha convertido en el verdadero ADN que ha marcado el concepto de la marca Porsche, como lo demuestran todos sus modelos actuales que portan reminiscencias del 911.
Una nueva generación, conocida por el mismo código 991 evolución II, puesto que a nivel diseño los cambios son pocos aunque relevantes pero a nivel mecánico el nuevo 911 es realmente otro mundo, creando una nueva era de motores turboalimentados. Hoy se presentan las carrocerías Coupé y Cabriolet con tracción trasera y, como ya lo hiciera históricamente el 911, con motores de 6 cilindros en configuración bóxer. Eso sí, ahora se ha dotado de turbocompresores a todos los propulsores disponibles.La nueva imagen hace al 911 más musculoso y aplomado, con una silueta más suave y aerodinámica
De inicio, a simple vista el diseño exterior parece no haber cambiado mucho, pero si se comparan de cerca las dos generaciones sí que encontramos rasgos diferenciados entre uno y otro. En general el nuevo 911 ha ganado en músculo y aplomo general mediante su aspecto, con un frontal algo menos afilado pero más elevado y ancho, con un faldón más prominente y unas entradas de aire de mucho mayor tamaño, como exigen lógicamente los nuevos motores turboalimentados con grandes intercoolers a enfriar. De hecho incorpora como novedad técnica unas rejillas activas con una clara función aerodinámica. Las ópticas de iluminación diurna ahora se han elevado y convertido en una tira fina de LED y por encima encontramos las típicas ópticas circulares de la marca que integran cuatro diodos de LED muy atractivos que muestran la nueva identidad luminosa de los Porsche de nueva factura.
La vista lateral se muestra algo más sinuosa, elevándose a la altura de los pasos de rueda ensanchados, integrando las mentas de apertura y transmitiendo más agresividad con una silueta más ascendente. Y una trasera algo más elevada y abombada, que sugiere más aplomo, que incorpora un nuevo alerón trasero abatible eléctricamente con lamas verticales en lugar de horizontales para facilitar la entrada de aire hacia el filtro, nuevas ópticas de iluminación tridimensional por LED, que incorpora también los cuatro diodos LED y nuevos sistemas de escape entre los que destaca el sistema opcional deportivo del con dos salidas centrales de gran tamaño que emiten un sonido embriagador.
Para terminar con el exterior, en los últimos modelos de 911 no se apostaba por los colores llamativos como sí se hiciera en otras épocas… Pues con la nueva generación se incorporan a los colores tradicionales dos llamativos colores nuevos que resultan muy atractivos, el Azul Miami y el Naranja Lava.
El interior presenta también algunos cambios relevantes que hacen más atractivo y deportivo el 911. De inicio incorpora ya un nuevo volante derivado del 918 Spyder con una zona central circular pequeña y tres grandes radios abiertos en los extremos con molduras metálicas atornilladas que sugieren sofisticación. Opcionalmente hay disponible un volante deportivo de tipo GT Sport más pequeño de 360 mm. Está plagado de botones de manejo de los sistemas de confort, así como de forma novedosa y también al estilo del 918 Spyder incorpora el selector de modos de conducción en una rueda giratoria solidaria al volante que facilita su acceso.
En la consola central se puede apreciar claramente el nuevo sistema de comunicaciones e infoentretenimiento  Porsche Communication Management (PCM) con los sistemas de audio y navegación, que presume de una gran pantalla central de 7 pulgadas que ocupa el módulo completo y refleja, mediante el sistema de conectividad Apple CarPlay, las aplicaciones del Smartphone (inicialmente sólo el iPhone) y aplicaciones específicas del sistema de serie Porsche Car Connect, como el Google Earth, Google Street View o información del tráfico en tiempo real. En materia de audio se puede elegir entre montar equipo Bose o el Burmester de la más alta calidad.La noivedad son los nuevos motores turboalimentados por partida doble, más potentes y más eficientes
Pero pasemos a la novedad más importante en el nuevo 911 Carrera y Carrera S, que es el nuevo motor turboalimentado. Y no es tan extraño contando con que fue una de las primeras marcas en apostar por la turboalimentación y que sus modelos tope de gama siempre han sido las versiones turbo. Con este giro se ha conseguido básicamente una ganancia importantísima de prestaciones, con un empuje absoluto y constante desde bajo régimen, gran inmediatez en las solicitudes a medios y altos regímenes y una reducción notable de las cifras de consumo y por ende de las emisiones de CO2.
Las dos versiones incorporan el mismo motor de 3.0 litros sobrealimentado por dos turbocompresores (sustituyendo los 3.6 y 3.8 litros), que consiguen entregar 20 cv más en cada caso que sus antecesores, es decir 370 cv en el Carrera y 420 cv en el Carrera S. El par motor es demoledor con 450 y 500 Nm respectivamente para ambos modelos a partir de las primeras 1.750 revoluciones mantenido su comportamiento de altas revoluciones permitiendo girar al motor hasta las 7.500 rpm del corte de inyección. El cambio de serie es manual de 7 velocidades, aunque el PDK también de 7 velocidades será el más demandado por su confort y su mínimo sobreprecio, por motivos de reducción de emisiones.
En cifras, el Carrera Coupé con cambio automático PDK de 7 velocidades (del que se venderá casi la totalidad) consigue alcanzar los 100 km/h en 4,2 segundos, mientras que el Carrera S Coupé lo consigue hacer en unos impresionantes 3,9 segundos, por primera vez por debajo de los4 segundos. Las cifras de consumo también son igual de sorprendentes, puesto que con estas cifras de potencia, el Carrera logra dejarlo en 7,4 l/100 km (-0,8 litros) y el Carrera S en 7,7 l/100 km (-1,0 litros). Las emisiones por su parte están muy controladas, con una cifra de 167 gr/km de CO2 para el Carrera y de 174 gr/km para el Carrera S. Todos llevan un nuevo sistema Start/Stop de arranque y parada que detiene el coche antes de que se detengan las ruedas así como la famosa navegación a vela.
Pero para el comportamiento del nuevo 911 sea aún más gratificante se han retocado cantidad de componentes mecánicos, comenzando por el chasis que se ha rebajado de serie 10 mm, pudiendo bajar aún 10 mm más con el chasis más deportivo,  así como la suspensión es ahora de regulación activa para toda la gama. La versión S contará con el sistema dinámico Porsche Torque Vectoring, que ayuda a entrar en curvas de forma más rápida, así como opcionalmente sólo para el Carrera S se ofrecen unas estabilizadoras activas junto con un nuevo eje trasero direccional. El S Coupé podrá optar por la suspensión más deportiva que baja la carrocería 10 mm más.
En opción en cualquiera de las dos versiones se puede elegir el paquete Sport Chrono que supone la máxima deportividad, que incluye el clásico cronómetro, los soportes activos del motor, el selector de programas de conducción en el volante, control de estabilidad “Sport” y la nueva función “Sport Response”, que ofrece la máxima respuesta durante 20 segundos desde que se activa el botón. Éste forma parte de los cuatro modos de conducción existentes, el Normal, Sport, Sport Plus e Individual, se sitúa en el centro de la rueda y se puede activar desde cualquiera de los modos seleccionados.
Los precios son:
-Porsche 911 Carrera: 107.653 euros
-Porsche 911 Carrera Cabriolet: 122.036 euros
-Porsche 911 Carrera S: 123.212 euros
-Porsche 911 Carrera S Cabriolet: 142.875 euros