Piaggio desarrolla un ciclomotor eléctrico, más allá de la bici eléctrica:

Piaggio desarrolla un ciclomotor eléctrico, más allá de la bici eléctrica 1
Agencia EFE07 nov 2014
El grupo italiano Piaggio ha mostrado en el Salón de la Moto de Milán (Italia) el desarrollo de un ciclomotor eléctrico, un paso más allá de las bicicletas pedaleo asistido eléctrico, capaz de una autonomía de entre 60 y 120 kilómetros.

Al estilo de un Vespino, pero con una estética más próxima a las bicicletas, el vehículo, sin un nombre definido, según Piaggio, propone niveles innovadores y nuevos métodos de interacción entre el ciclista, el medio mecánico y el medio ambiente, 'un medio completamente nuevo para satisfacer las necesidades más avanzadas y las últimas tendencias en movilidad'.

El núcleo del proyecto de la bicicleta eléctrica es un motor de 250W-350W totalmente diseñado, desarrollado y construido por el Grupo Piaggio.

Se trata de un motor moderno, compacto y con unas formas diseñadas para su perfecta adaptación al cuadro. Su forma dibuja el entorno del eje del pedal y de hecho permite adaptar todo el motor eléctrico en el espacio específico de la corona, a fin de reducir en el impacto estético.

Pero todo el sistema de propulsión (es decir, el conjunto de motor, batería y pantalla de control) del proyecto de bicicleta eléctrica de Piaggio se distingue por la tecnología utilizada y las características propuestas.

El vehículo dispone de un control desarrollado por Piaggio de los componentes eléctricos que se implementa por medio de algorit avanzados también desarrollados por Piaggio.

La pantalla es de última generación y 'sin contacto', que se alimenta de forma automática, en las proximidades de la centralita, a través de la tecnología NFC.

La conexión USB tiene la doble función de carga y actualización del smartphone y el software. Aunque el diagnóstico es posible a través de teléfonos inteligentes, por parte del usuario, el centro de servicios puede intervenir a través de la tableta -también gracias a la tecnología Bluetooth- para una comprobación más exhaustiva.

El vehículo, gracias a las tecnologías disponibles, también se distingue por el alto nivel de seguridad de su centralita, la batería y el motor eléctrico, que están conectados de manera única.

Esto significa que las tres unidades pueden operar sólo si están conectadas entre sí, de modo que la extracción de la pantalla, que actúa como una llave electrónica, en caso de parada, deja inutilizable la bicicleta eléctrica.

En el módulo de batería se aloja un GPS/GSM que funciona tanto como dispositivo antirrobo vía satélite y elemento de transmisión de datos a/de la batería.

Así, existe la posibilidad de comprobar el estado de carga a través de teléfonos inteligentes y recibir, siempre en su dispositivo, el estado de alerta en caso de una mala carga, por ejemplo, después de una larga pausa.

La batería de iones de litio de 400 Wh está ubicada bajo el asiento en el tubo del mismo y ofrece una amplia gama de uso con un promedio, entre 60 y 120 kilómetros, dependiendo de las características y condiciones de utilización.

Esta bicicleta eléctrica adopta una combinación de transmisión automática de variación continua avanzada, electrónicamente asistida, para asegurar la mejor relación posible en prácticamente un abanico infinito de combinaciones.

Es una tecnología que se basa en la experiencia técnica extraordinaria del Grupo Piaggio en este tipo de transmisiones.

La seguridad activa se ve incrementada con el uso de un sistema de frenada formado por dos discos con un diámetro de 180 mm delante y uno de 160 mm detrás, mordidos ambos por pinzas hidráulicas.

Gracias al sistema PMP (Piaggio Multimedia Platform) el teléfono inteligente está integrado funcionalmente al vehículo a través de bluetooth.

La PMP permite el desarrollo de nuevas características adicionales además de la realización de servicios 'clásicos', como la navegación y un sinfín de posibilidades de personalización de los modos de funcionamiento de la configuración del sistema de propulsión más allá de las propuestas básicas.

Las clásicas bicicletas asistidas eléctricamente ofrecen un número limitado de valores y determinado nivel de asistencia en su uso, con una contribución del motor que es siempre igualmente proporcional a la energía aplicada por el ciclista después de seleccionar el modo de funcionamiento.