Piaggio anuncia que trasladará la producción de motos de Derbi a Italia en enero:

Agencia EFE07 nov 2011
La multinacional Piaggio, propietaria de Derbi, ha anunciado a sus trabajadores de la planta de Martorelles (Barcelona) que en enero empezará a trasladar la producción de motos a Italia sin que haya encontrado todavía una alternativa industrial para garantizar la actividad y los puestos de trabajo.

El comité de empresa de Derbi ha denunciado hoy que Piaggio rompe con esta decisión el acuerdo al que llegó con los representantes de los trabajadores el pasado mes de julio, por el que se comprometía a mantener durante un año la actividad de la planta de Martorelles hasta encontrar un inversor que se quedara con ella.

El presidente del comité de empresa, Diego Moriñas, ha señalado, en declaraciones a Efe, que Piaggio ha explicado sus planes de trasladar la producción de algunos modelos de motocicletas al tiempo que "no ha determinado si ha encontrado un nuevo inversor o si sigue con la intención que había apuntado de convertir la fábrica en una planta de componentes para proveer al propio grupo".

"Nos tememos que no se está haciendo absolutamente nada para buscar una alternativa a la planta de Martorelles. Con la decisión que nos han comunicado hoy nos están mostrando el camino hacia dónde quieren ir: a cerrar la fábrica de Cataluña", ha asegurado Moriñas.

Ante esta situación, el comité de empresa buscará la mediación de Inspección de Trabajo al tiempo que está preparando una petición de huelga.

De momento, los sindicatos que integran el comité son partidarios de esperar antes de movilizarse a conocer cómo se desarrolla el contacto que el director general de Industria, Joan Sureda, mantendrá esta semana con los responsables de Piaggio en Milán (Italia).

El comité denuncia que el plan industrial que ha presentado hasta ahora el grupo italiano para Martorelles "no garantiza carga de trabajo suficiente para toda la plantilla, ni plantea ninguna opción de continuidad de la actividad y de los puestos de trabajo", según un comunicado.

Los sindicatos consideran "una provocación" el anuncio de Piaggio ya que, a su juicio, vulnera los acuerdos firmados tanto en julio de 2011 como en diciembre de 2009, cuando la multinacional se comprometió a continuar fabricando en Cataluña precisamente algunos de los modelos que ahora se quiere llevar a la planta de Scorzé (Italia).

El comité ha emplazado a la Generalitat a intervenir e interceder ante la multinacional para impedir que cierre la fábrica catalana.

Los trabajadores insisten en que Derbi es una "empresa competitiva, con futuro y que tiene beneficios", además de tratarse de una marca histórica y emblemática en Cataluña, con 90 años de vida.

El pasado mes de octubre, la dirección y el comité de Derbi acordaron aplicar un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) temporal que afecta a toda la plantilla de Martorelles para hacer frente a la delicada situación de la compañía hasta dar con un inversor que se quedase con la planta.

El ERE temporal afectará un máximo de 25-30 días a los 164 trabajadores de la fábrica.