Peugeot SXC: Un crossover híbrido de 313 cv

a fondo Peugeot SXC 1
Raúl Toledano14 abr 2011
Este cuatro plazas de aspecto todoterreno verá la luz en el próximo Salón de Shanghai. De nombre Shanghai Cross Concept, adelanta la futura imagen de la marca desde pequeños utilitarios hasta deportivos ecológicos
Novedad
A pocos días para el pistoletazo de salida del Salón del Automóvil de Shanghai, que viene cargado de las últimas novedades de los distintos fabricantes, la marca francesa Peugeot continúa en la senda de la propulsión híbrida concibiendo un nuevo prototipo, en este caso de naturaleza crossover urbano, el SXC, aplicando el lenguaje de diseño y las aplicaciones tecnológicas de los conceptos SR1, BB1, EX1 y HR1, todo ellos vehículos que, desde finales de 2009, han redefinido la imagen de la marca, ahora pionera en propulsiones híbridas que configuran modelos de tracción a las cuatro ruedas, puesto que el motor gasolina ejerce su fuerza sobre el eje delantero y el/los motores eléctricos en el tren trasero.
"Es notablemente más largo y ancho que el 4007, pero también más bajo"El SXC, Shanghai Cross Concept, mide 4,87 metros de largo y con su aspecto de todoterreno se posicionaría por encima del vigente SUV de la marca, el 4007, 24 cm más corto que nuestro protagonista de hoy. Su anchura es de 2,03 metros y su altura de 1,61 metros, mucho más bajo también que el 4007, favoreciendo así su aerodinámica. El mensaje que la marca del león quiere transmitir en el salón chino con este SXC es el de un todocamino global, que responda a una arquitectura robusta, refinada y dinámica. De hecho no es casualidad que se presente en China, donde la fiebre por los crossover de tamaño medio cada vez es mayor.Es notablemente más largo y ancho que el 4007, pero también más bajo
El diseño de este prototipo transmite fuerza, tensión, con superficies muy fluidas y de clara influencia deportiva. Llama la atención el sistema de apertura de puertas traseras, que se abren en sentido contraria a la marcha, al estilo Opel Meriva. Además, como es habitual en este tipo de vehículos, nos encontramos con unas cámaras en los retrovisores, techo acristalado, aluminio cepillado en los marcos de las ventanillas laterales, raíles en el techo, unas enormes llantas de 22 pulgadas, salidas de escape independiente incrustadas en el paragolpes, luces traseras con forma de boomerang y ya más particularmente, como el ADN que se repite en Peugeot en sus últimos prototipos, un frontal con una parrilla trapezoidal con barras horizontales cromadas, grupos ópticos muy afilados y un rebaje en forma de V sobre el capó con el logo de la marca cerca del vértice.

a fondo Peugeot SXC 2


A nivel de propulsión, el SXC se apoya en un motor gasolina THP de 1.6 litros de 218 cv de potencia transmitidos al eje delantero y otro propulsor eléctrico en el tren trasero que desarrolla 95 cv adicionales, en conjunto 313 cv, asociados a una transmisión manual pilotada de seis velocidades. Al igual que ocurre en el 3008 Hybrid, la tracción total es real cuando ambos motores trabajan simultáneamente, ofreciendo un consumo mixto homologado de 5,8 l/100 km y con una autonomía en modo eléctrico, según la marca francesa, de 12,5 kilómetros a una velocidad estable.313 cv impulsarán a este crossover, cuya autonomía en modo exclusivamente eléctrico se restringe a 12,5 km