Peugeot RCZ: El francés pasional

a fondo Peugeot RCZ 1
Enrique Marco16 dic 2010
Uno de los lanzamientos más pasionales que hemos vivido este año 2010 ha sido el del Peugeot RCZ. En Autocity nos hemos puesto al volante de la versión que recurre a un motor 1,6 litros turbo de 200 cv de origen BMW
Contacto
Uno de los lanzamientos más pasionales que hemos vivido este año 2010 ha sido el del Peugeot RCZ. Inicialmente se puso a la venta durante la primavera en una serie limitada asociada a un completísimo equipamiento (Black Yearling) y el motor 1.6 THP de 156 cv. También llegó a la gama el 2.0 HDi de 163 cv; pero en Autocity nos hemos puesto al volante de la tercera versión, la más recomendable, la que recurre a un motor 1,6 litros turbo de 200 cv de origen BMW y similar al que emplean los Mini John Cooper Works, Citroen DS3 Racing o el reciente Peugeot 308 CC THP 200.
Nuestro protagonista de hoy tiene un rival que está cosechando un éxito abrumador: el Scirocco. Volkswagen ha obtenido unos resultados fantásticos y de enero a noviembre de este año lleva vendidos en España nada menos que 3.520 Sciroccos. Más exclusivo y limitado en sus ventas es el Peugeot RCZ, que con sus 354 unidades matriculadas en el mismo periodo supera por muy poco a otro de sus rivales: el Audi TT Coupe. Más modelos que compiten en este segmento son los Alfa Romeo Brera y BMW Serie 1 Coupe, aunque cada uno con sus particularidades bien diferenciadas.

a fondo Peugeot RCZ 2

"Salvo el Scirocco, el resto de modelos antes nombrados son más caros si igualamos potencias y equipamientos"Hay un RCZ desde 27.950 euros, por lo que este verdadero deportivo se ha convertido en un excitante capricho a un precio razonable. No obstante, nuestra unidad de 200 cv eleva el coste a 30.900 euros, y si le añadimos todos los extras que llevaba nuestro coche nos acercamos a los 40.000 euros. Ahora bien, hay que reconocer que Peugeot ha posicionado muy bien el RCZ en el mercado, pues, salvo el Scirocco, el resto de modelos antes nombrados son más caros si igualamos potencias y equipamientos.Salvo el Scirocco, el resto de modelos antes nombrados son más caros si igualamos potencias y equipamientos
Nos montamos en el RCZ e inmediatamente entramos en una sugerente sensación deportiva. Vamos sentados muy bajos, los asientos recogen bien el cuerpo y el salpicadero tiene un buen diseño. Hay dos extras bastante caros que elevan el nivel de lujo a una categoría superior, los cuales llevaba nuestra unidad y la verdad es que la impresión de calidad resulta elevadísima. Uno es el paquete integral de cuero (3.500 euros) que, además de los asientos de piel incluye un salpicadero forrado en este mismo material. Si sólo queremos los asientos de piel habrá que pagar mil euros menos: 2.500 euros. El otro es el navegador que emerge de la parte superior del salpicadero, y que cuesta 2.000 euros.

Arrancamos y enseguida percibimos dos detalles más que nos indican que estamos sentados al volante de un verdadero deportivo: su sonido y la viveza de reacciones. Según Peugeot podían haberlo insonorizado más, pero como coche pasional que es se ha permitido un mayor paso de decibelios al habitáculo. Puede que para viajes largos y sosegados llegue a molestar un poco, pero a la inmensa mayoría de los clientes de un coche como este les agradará su sonido. Del mismo modo, la rápida dirección, los enérgicos frenos y las firmes suspensiones, propician que su conducción recuerde a la de un kart; aunque tampoco llega a ser excesivamente radical o incómodo. Además, nuestra unidad llevaba las llantas opcionales negras de 19 pulgadas (710 ), extra totalmente prescindible ya que de serie monta unas de 18 pulgadas no tan llamativas pero igualmente bonitas y con neumáticos de 235/45 R18.Según Peugeot podían haberlo insonorizado más, pero como coche pasional que es se ha permitido un mayor paso de decibelios al habitáculo
Los 200 cv del motor 1,6 litros turbo combinados con una acertada caja manual de seis marchas y un peso total de 1.297 kilos proporcionan unas prestaciones y unas sensaciones sobresalientes. Con sus 7,5 segundos de 0 a 100 km/h es ligeramente más lento que un Scirocco 2.0 TSI, pero también gasta algo menos 6,9 l/100 km. Lo de la velocidad máxima no es muy importante, pero sus 237 km/h son un dato que da buena prueba de la rapidez de este bólido.

a fondo Peugeot RCZ 3

Tras la breve toma de contacto con este Peugeot RCZ de 200 cv podemos afirmar que estamos ante de uno de los coches más apetecibles para los conductores de vocación deportiva. Sus plazas traseras son sólo de emergencia y para tallas pequeñas, pero conserva un razonable maletero de 321 litros de capacidad. Con sus 4,29 metros de largo, 1,84 metros de ancho y 1,36 metros de alto tiene empaque y un diseño que le distingue del resto de los mortales. Puede que sea menos utilizable que un Scirocco, pero es todavía más pasional que el Volkswagen y resulta más económico que los Audi TT o Alfa Brera. Sin duda estamos ante un capricho relativamente asequible, y nos encanta comprobar que el mercado todavía ofrece coches como éste. Lo cierto es que, para determinados perfiles de cliente, el RCZ es el coche ideal.