Peugeot 407 SW: Familiar felino

Diego Zotes25 may 2004
Peugeot mostró el 407 SW, la versión familiar de la berlina recién llegada al mercado. Estará a la venta a finales de año y destaca más por elegancia y estilo que por capacidad.
Inicio
FAMILIAR FELINO

a fondo Peugeot 407 SW 1

En el Salón del Automóvil de Madrid hemos podido ver la versión familiar del Peugeot 407, y como en el caso de la berlina el diseño afilado y los rasgos deportivos dejan en un segundo plano la capacidad interior.

a fondo Peugeot 407 SW 2

El 407 familiar goza de unas líneas quizá más equilibradas que el cuatro puertas, en el que se nota un cierto desequilibrio entre el largo y agresivo frontal y una zaga muy corta, de tres volúmenes "por los pelos". En este caso la zona de carga está resuelta con unas lunetas triangulares muy angulosas que se adentran en el lateral hasta coincidir con el tercer cristal trasero, que por su situación favorecerá notablemente la luminosidad interior de las plazas posteriores.
  El enorme voladizo delantero castiga las medidas interiores del 407, que a pesar de ser bastante largo, 4.763 milímetros, por 4.676 mm. de la berlina, no traslada estas dimensiones a los pasajeros ni a la carga. En su lugar ofrece un estilo con carácter y personalidad pero no demasiado práctico si en las plazas traseras viajan adultos de bastante altura. Si no es así, el espacio es suficiente, tanto por longitud como por altura libre, aunque por anchura tampoco destaca.
El maletero no es un prodigio de espacio, pues 448 litros están por debajo de lo que ofrece la competencia, pero a cambio tiene un útil portón con el eje de apertura adentrado en la línea del techo; una tendencia que se empieza a imponer y que cuenta con la importante ventaja de mejorar el acceso a la carga desde los laterales. En este caso además se añade la posibilidad de abrir el portón por completo, para aprovechar un plano de carga bastante cómodo por ser bajo, o por el contrario levantar solamente la mitad superior, bien sea para colocar algo sobre la bandeja rígida de lamas que se recoge sobre sí misma o para poner y quitar pequeños objetos en el cofre.
El 407 SW estará a la venta a finales de año y como su hermano pequeño el 307 SW podrá equipar un techo panorámico de cristal, que se podrá cubrir con una cortina de accionamiento eléctrico. Cuenta con barras metálicas en el techo y la zona de carga se separa del interior por una red enrollable.
Aunque no se conocen todavía detalles comerciales como el precio o incluso la gama de motores definitiva, es lógico pensar que cuente con las mismas opciones de equipamiento y mecánica que tiene la berlina, incluido el futuro motor 2.7 HDI desarrollado en colaboración con Ford y que promete unas prestaciones de primer orden en la categoría.

Carlos Lera, Autocity
26 de Mayo de 2004