Peugeot 308 : Calidad y solidez

contactoportada_d094797634d47cd179238a401.jpg
Enrique Marco20 sep 2013
Peugeot hace una apuesta sólida con el nuevo 308, un compacto conservador y de alta calidad que no tiene nada que envidiar al deseado Golf. Incialmente sólo se comercializará con carrocería 5p y cinco motores gasolina y diésel de 82 a 155 cv. En 2014 llegará el familiar, más motores y una nueva caja de cambios automática.
Nos trasladamos hasta el corazón de la marca de automóviles Peugeot -la planta de Sochaux, en la alsacia francesa- para realizar la primera toma de contacto con el nuevo Peugeot 308, un compacto que por primera vez conserva su denominación y sin embargo es cuando más cosas cambia respecto a su predecesor, pues las modificaciones técnicas y estilísticas son más acusadas que cuando se sustituyó el 307 por el anterior 308. Las primeras unidades se entregarán en el mercado español a partir del 10 de octubre, y vendrán con una oferta de lanzamiento de 1.000 euros, a la que si sumamos el Plan PIVE, podríamos tener un nuevo 308 desde sólo 13.900 €.
Durante la presentación a la prensa probamos el 308 e-HDi de 115 cv con el acabado Allure y los 308 1.6 THP tanto en la evolución de 125 cv (Active) como en la de 155 cv (Allure). Todos ellos con la única carrocería disponible hasta la fecha, la de cinco puertas, ya que la de tres no está prevista, para la descapotable se conservará durante un tiempo la del anterior 308 CC y la única que ya está confirmada, la familiar SW, llegará en 2014. Nos faltó conducir las dos opciones de acceso a gama en gasolina y en diésel: el gasolina 1.2 VTi de 82 cv (un 3 cilindros como el probado en el 208) y el diésel 1.6 HDi de 92 cv.
De momento estas motorizaciones descritas son las cinco que compondrán la gama, todas ellas con cambio manual de seis velocidades en las versiones más potentes y de cinco en las de acceso. El incremento más notable de la nueva gama 308 vendrá en la primavera de 2014, cuando se espera la llegada de un nuevo motor gasolina de tres cilindros 1.2 THP con potencias de 110 cv y 130 cv, así como dos mecánicas BlueHDi con unas bajísimas emisiones de CO2 de 82 g/km. Serán dos propuestas de 1,6 litros y 120 cv o de 2,0 litros y 150 cv. Tanto el pequeño THP como los nuevos BlueHDi tendrán cambio manual en las versiones de menor potencia, pero para los THP 130 cv y BlueHDi 150 cv estará en opción una nueva caja de cambios automática que ganará mucho en eficacia, suavidad y rapidez respecto a la actual caja robotizada CMP.

contactox__2810178e77ec370876cc864ac.jpg

El secreto del buen funcionamiento del nuevo Peugeot 308 es la nueva plataforma de PSA estrenada recientemente por el Citroen C4 Picasso. Es la tendencia actual en la industria automotriz, pues se trata de crear plataformas modulares que permitan una importante disminución de peso y consigan así una mejor dinámica de conducción; y lo consiguen. Volkwagen estrenó recientemente en su Golf VII un chasis y una carrocería que disminuía 100 kilos el peso, pero Peugeot ha logrado con este nuevo 308 una reducción de hasta 140 kilos, lo cual beneficia notablemente muchos aspectos. Y eso que su plataforma es 1,2 centímetros más larga, aunque en cuanto a la carrocería se refiere es más ancha (ahora 1,80 metros) y más baja (ahora 1,46 metros).La nueva plataforma permite un ahorro de peso de hasta 140 kilos
Por lo que se refiere al estilo de la carrocería, a la hora de analizar lo que propone el Peugeot 308 también se nos viene a la cabeza el VW Golf VII, y no sólo porque coincidan en su cifra de longitud (4,25 metros) sino porque la marca gala ha optado por un diseño sobrio y elegante, sin alardes pero con calidad y sumo cuidado. Es por tanto un coche conservador que quizá no entusiasme por su imagen pero que difícilmente defraudará, ya que su aspecto serio y de coche bien hecho es prácticamente imposible que disguste a nadie. Respecto al Golf el 308 sólo se ofrece con carrocería de 5 puertas, aunque esos bonitos leds para la iluminación diurna vienen de serie en todos los niveles de acabados (algo que no sucede en el alemán).

contactoxa_509370fe5d8d41c8269dda7e0.jpg

Cuando analizamos el interior del 308 tenemos diferentes impresiones. En primer lugar destaca su calidad y solidez, lo cual da impresión de coche bien hecho e incluso de gama alta. Su disposición del volante y salpicadero es la ya vista en el 208, es decir, un pequeño volante y un cuadro de relojes por encima de éste, lo cual puede agradar más o menos, pero a nuestro juicio se trata de una propuesta interesante que le diferencia; y en la conducción resulta bastante cómoda y agradable. Lo que sí parece una “extravagancia sin mucho sentido” es graduar la aguja del cuentarrevoluciones para que gire al revés; vamos, un detalle que no tiene ninguna importancia pero que tampoco aporta nada. Y en cuanto a la consola central observamos mucha tecnología y mucho minimalismo, y es que desde el segundo nivel de acabados (el Active) se incluye de serie una moderna pantalla táctil color de nada menos que 9,7 pulgadas que incluye todas las funciones, algo que por una parte es bueno pero por otra puede no llegar a convencer a todos. Estéticamente veremos como apenas hay botones o mandos, lo cual puede ser positivo o negativo según preferencias estilísticas, y desde el punto de vista práctico estamos convencidos de que el propietario terminará por acostumbrarse a su manejo, aunque al principio se hace un poco extraño tener que entrar en la pantalla de navegador (más aún si estamos siendo guiados por éste) para cambiar, por ejemplo, la temperatura del climatizador o la velocidad del ventilador. Al margen de estos detalles diferenciadores, decir que la habitabilidad del nuevo 308 es generosa y que el maletero tiene un espacio líder que crece 40 litros hasta los 470 litros.El interior del nuevo 308 tiene personalidad, y destaca por su minimalismo, su tecnología y la peculiar ubicación de volante y cuadro de relojes
No tuvimos acceso a ninguna versión con el acabado básico Access, el cual sí incluye de serie el climatizador o los leds para la luz de día, pero no lleva la pantalla de 9,7 pulgadas y en su lugar aparece un equipo de música convencional y los mandos para la refrigeración. El Active ya la incluye de serie, así como un volante de cuero o las llantas de aleación de 16 pulgadas, pero por ejemplo el arranque sigue siendo mediante la llave de contacto convencional. El Allure es el más completo y lleva de serie incluso el navegador, los faros full led (todas las funciones con sus 62 puntos de led), el freno de mano eléctrico, el arranque sin llaves mediante botón o las llantas de aleación de 17 pulgadas entre otras cosas.

Finalmente, de su funcionamiento solo podemos decir alabanzas, ya que la ligereza y excelente puesta a punto le permiten unas buenas prestaciones, bajos consumos, agilidad de conducción y seguridad y confianza al volante. Además, ya nos esperábamos un tacto suave y silencioso en el 1.6 THP de gasolina, pero es que incluso el diésel de 115 cv obtienen unos niveles de refinamiento muy elevados y claramente superiores a la media. Puede que el diésel 1.6 e-HDI de 115 cv sea la opción ideal, ya que con su bajo peso de 1.160 kilos y la caja de cambios manual de seis velocidades se mueve con notable soltura, tiene un generoso par motor de 270 Nm desde 1.750 rpm, acelera de 0 a 100 km/h en 10,2 segundos y sólo gasta 3,7 l/100 km, un bajísimo valor para un coche que corre bastante. Los 1.6 THP de gasolina son todavía más suaves y silenciosos, y en el caso del modelo de 155 cv se obtienen prestaciones prácticamente deportivas, como son los 8,0 segundos en el paso de 0 a 100 km/h o los 215 km/h de velocidad punta, todo ello sin que el consumo se resienta: 5,6 l/100 km de media.

En definitiva, que el nuevo Peugeot 308 da un importante salto adelante en eficacia, en tecnología y en calidad, que le permiten tutear sin complejos al venerado Volkswagen Golf. El francés no tiene puntos flacos, y consigue una nota alta o muy alta en todos y cada uno de los apartados. Quizá de lo único que se le pueda acusar sea de lo mismo que al conocido compacto alemán, y es de serio y conservador, es decir, de no arriesgar. Pero lo así son las cosas, y “¡los experimentos con coca-cola!”, que aquí de lo que se trata es de lanzar un buen coche que transmita calidad, que sea ágil y gaste poco, y que tenga un equipamiento y una tecnología al más alto nivel; algo que sin duda alguna Peugeot ha conseguido con este nuevo 308.

contactoxb_0049b7c72bba5af70ee53a61d.jpg

--Precios nuevo Peugeot 308 (disponible desde el 10 de octubre. Estos precios incluyen la promoción de lanzamiento de 1.000 €):  
                        
 --308 5p Access  1.2 VTi 82 cv: 16.100,00 € 
 --308 5p Access 1.6 THP 125 cv: 18.050,00 €
 --308 5p Active 1.2 Vti 82 cv: 17.750,00 € 
 --308 5p Active 1.6 THP 125 cv: 19.700,00 €
 --308 5p Active 1.6 THP 155 cv: 21.750,00 €
 --308 5p Allure 1.6 THP 125 cv: 21.550,00 € 
 --308 5p Allure 1.6 THP 155 cv: 23.400,00 €
 --308 5p Access 1.6 HDI 92 cv: 18.100,00 €
 --308 5p Access 1.6 e-HDI 115 cv: 19.500,00 €
 --308 5p Active 1.6 HDI 92 cv: 19.750,00 € 
 --308 5p Active 1.6 e-HDI 115 cv: 21.150,00 €
 --308 5p Allure 1.6 HDI 92 cv: 21.600,00 €
 --308 5p Allure 1.6 e-HDI 115 cv: 23.000,00 €