Peugeot 308 SW 2.0 HDI 150 FAP Active: Máxima versatilidad compacta

gen_rep_sw_e3f09bdf1ef40d98ed7929298.jpg
Diego Zotes14 ene 2013
Nos quedamos con la boca abierta al comprobar la tremenda capacidad interior para siete pasajeros que ofrece el nuevo 308 SW de Peugeot, convirtiéndose en el familiar derivado de compacto con capacidad para más pasajeros y con mayor espacio utilizable. Además se acompaña del motor diésel 2.0 HDI de 150 cv y muy bajo consumo.
El fabricante francés de automóviles Peugeot, en su búsqueda de ofrecer las mejores soluciones de polivalencia y usabilidad, ha dotado de una utilizable carrocería familiar muy espaciosa a su superventas compacto 308, como ya hizo con su antecesor 307 con las versiones Break y SW también muy prácticas. Se trata de la versión SW para el 308, que lo único que le diferencia de la berlina de cinco puertas de la que deriva es la presentación de un nuevo voladizo alargado en la zona trasera que define un aspecto muy original y una gran capacidad de carga.
a favor-Amplio espacio para 7 pasajeros-Diseño moderno y atractivo-Refinamiento motoren contra-Posición al volante algo elevada-Aspecto de la zaga bastante extraño-Extracción incómoda de la 3ª fila de asientos
Presenta un diseño actualizado respecto a la anterior generación 307, aunque no muy distinto, manteniendo e incluso pronunciando sus trazos afilados consiguiendo una imagen general más elegante. También aumenta la potencia de sus motores, resultando aún más ecológicos y ahorradores de lo habitual, algo en lo que los motores Peugeot destacan históricamente. De hecho, nosotros nos subimos a la versión intermedia en diésel con equipamiento Active, quizás el modelo más solicitado, un 2.0 HDI de 150 cv tan potente como económico, puesto que ofrece mucho a un precio bastante recatado de poco más de 25.000 euros.

detalle_diseo_2c499cbf0be7919812bac458b.jpg

Atractivo y funcional para siete pasajeros, si quieres…
Lo mejor y más representativo del 308 SW es su excelente y evidente orientación al transporte familiar con una carrocería que ha crecido 22 cm respecto del 308 convencional hasta alcanzar los 4,50 metros para conseguir una tremenda habitabilidad interior y un espacio general muy aprovechable por sus siete posibles pasajeros en tres filas de asientos. Curiosamente, como si de un monovolumen se tratase, todos los asientos son individuales mientras que la tercera fila, opcional, es abatible para dejar más capacidad de transporte de equipaje en un maletero de 520 litros que puede llegar hasta los 2.149 litros, un espacio impresionante para tratarse de un derivado de compacto. Todos los asientos de las filas traseras miden lo mismo, se pueden extraer del vehículo, se pueden abatir completamente, desplazándose longitudinalmente para priorizar la carga o el transporte de pasajeros. Aunque no es un problema en sí, resulta bastante incómodo extraer todos los asientos por su volumen y peso.

detalle_maletero_cb536cd0e05f9f6494ab74115.jpg

Además, tratándose de este tipo de vehículo, también sorprende lo bien organizado que está el espacio destinado a cada uno de los pasajeros en el interior, brindando una experiencia muy confortable para toda la familia, disfrutando de todo lujo de detalles de equipamiento, que en nuestra versión alta de gama Active lleva de serie cantidad de elementos de seguridad y confort como luces diurnas de led, control de estabilidad y tracción ESP, climatizador multizona, sensor de lluvia y luces, sistema de manos libres Bluetooth, cortinillas laterales en la segunda fila, reposabrazos central, retrovisor interior fotocromático, llantas de aleación de 16 pulgadas, techo panorámico de cristal, ventanillas traseras tintadas y molduras cromadas por toda la carrocería. Opcionalmente y dentro del Pack Visión nuestra unidad lleva faros de xenón direccionales y medidor de presión de neumáticos, así como el Pack Urbano que incorpora sensores traseros de aparcamiento y retrovisores exteriores abatibles eléctricamente. El 308 SW muestra una imagen más dinámica y elegante que su antecesor, al tiempo que mantiene y mejora su gran capacidad interior
El diseño exterior es otro factor muy trabajado, en comparación con la gran mayoría de compactos que hoy día parecen todos iguales, intentando distinguirse con el típico diseño afilado de la familia Peugeot añadiendo detalles de nuevo diseño muy modernos como la inmensa parrilla delantera en forma de boca, las ópticas delanteras de grandes dimensiones que se extienden por parte del capó, a juego con los faros antiniebla posicionados en los extremos de los paragolpes enmarcados en cromo y con una línea de led´s en forma de boomerang para la iluminación diurna. La vista lateral sugiere un gran dinamismo, con una línea de cintura esculpida por las puertas de forma ascendente hacia la zaga que sugiere dinamismo y agilidad incluso para esta versión familiar. La trasera, a pesar de estar bien integrada, presenta un diseño un tanto extraño que no a todo el mundo gusta, combinando formas redondeadas con líneas rectas que resultan cuanto menos raras.
Motor potente y muy ahorrador
Los motores del Grupo PSA Peugeot Citroën siempre han destacado frente a la competencia por ofrecer una excelente relación entre refinamiento, prestaciones y consumos, con lo que el 2.0 HDI de 150 cv que probamos no puede ser menos. Nos sorprende con una suavidad de funcionamiento ejemplar, con muy baja rumorosidad incluso a ralentí y en frío y con una gran potencia que entrega de forma suave y progresiva pero contundente. Esto brinda unas prestaciones bastante buenas, con grandes capacidades de aceleración, logrando los 100 km/h desde parado en 9,8 segundos y una velocidad máxima de 205 km/h. Por otra parte, el consumo y las emisiones están muy controlados, con una cifra combinada de 6 litros a los 100 km y 139 gr/km de CO2.El comportameinto del 308 SW es muy confortable, permitiéndonos hacer también una conducción dinámica eficaz
La conducción en general es cómoda y ágil, de posición elevada como en la mayoría de berlinas de este tipo y con una pisada en carretera tan eficiente como confortable, afrontando los obstáculos con entereza y brindando unos apoyos muy equilibrados en curvas cerradas, lo que le permite una conducción alegre y dinámica. Lo peor, la posición del volante algo elevada y ligeramente diagonal, aunque nos podremos acostumbrar a ello rápidamente.