Peugeot 308 cc: El león más desmelenado

a fondo Peugeot 308 cc 1
Raúl Toledano21 feb 2011
El techo duro retráctil como solución para confeccionar dos coches en uno. Con un equipamiento y acabado de primer orden, la robustez de su carrocería otorga un comportamiento dinámico sobresaliente
A fondo
-Techo rígido plegable
-Equpipamiento y acabado
-Robustez de carrocería: comportamiento dinámico-Precio elevado
-Visibilidad posterior y peso de las puertas
-Falta de huecos para dejar objetosLa historia y la tradición siempre han estado muy presentes en Peugeot, referente en el segmento de los coupés-cabrios. Reemplazando al anterior 307 cc, el nuevo 308 cc, descapotable con techo rígido retráctil, es toda una obra de elegancia y sofisticación. Tras el lanzamiento hace diez años del pionero 206 cc, ahora la ingeniera y fortaleza estructural de este pequeño roadster cobran un mayor protagonismo. Basado en el chasis y la mecánica del 308 compacto, este Peugeot 308 cc mejora en aspectos tales como la suspensión, dirección, frenos, y también en habitabilidad y equipamiento a bordo. Esta unidad de cuatro plazas y ejecución excelente está culminada por un comportamiento dinámico privilegiado en el segmento. La añorada saga de descapotables de los años 30 del siglo pasado de Peugeot, denominada Eclipse, tiene al mejor heredero posible en este león desmelenado. Pasen, vean y comprueben por qué este tipo de vehículos ha ganado tantos adeptos desde mediados de la década de los 90.
a favorTecho rígido plegableEqupipamiento y acabadoRobustez de carrocería: comportamiento dinámicoen contraPrecio elevadoVisibilidad posterior y peso de las puertasFalta de huecos para dejar objetos
El posicionamiento en el mercado parece claro. Los descapotables, siempre unidades de imagen para una marca, toman un nuevo rumbo en la actual coyuntura económica. Es por eso que este segmento de cabrios pequeños un producto caprichoso pero eficaz- están en auge, con unidades presentes en todas las casas generalistas: Ford Focus CC, Opel Astra Twin Top, Renault Megane Coupé Cabrio o Volkswagen EOS. Un escalafón más arriba, tanto por precio como por dimensiones, se posicionarían los descapotables Premium derivados de berlinas medias, tales como el BMW Serie 3 Cabrio o el Volvo C70.
Como bien es sabido, una de las primeras sospechas que nos persigue al subirnos a un modelo descapotado es su rigidez estructural, inferior al de las variantes cerradas. Además es común que el conjunto de la carrocería sufra ante las irregularidades del asfalto y que la pisada de los neumáticos pierda precisión. Pues bien, en este Peugeot 308 cc, que gana 20 kg de peso adicional respecto al 307 cc, el refuerzo estructural es plausible, otorgando a nuestra conducción una sensación de confortabilidad y agarre extraordinaria. Además, la cinemática de la capota es completamente nueva, generando un mejor funcionamiento a la hora de un uso regular: capotar y descapotar son acciones que se completan en 20 segundos cada una. Por lo tanto podemos concluir que el gran mérito de este 308 cc es que tenemos dos coches en uno, gracias a su capota rígida escamoteable que se puede abrir en movimiento a una velocidad inferior de 12 km/h- y que exige un espacio de almacenamiento no demasiado importante: circulando a cielo abierto el maletero nos concede una capacidad nada desdeñable de 226 litros, mientras que rodando con el techo desplegado esta cifra aumenta hasta ¡los 403 litros!

a fondo Peugeot 308 cc 2


En nuestra unidad de pruebas, el 308 cc HDI de 163 cv automático, cuyo precio de serie es de 36.280 euros, se evidencia la gran apuesta de Peugeot por el confort a bordo. Sin embargo, su techo de dos piezas, con un panel superior no demasiado voluminoso, condiciona el tamaño de los pilares A (muy largos y bajos) y, en consecuencia, el acceso al habitáculo es ligeramente complicado, pudiéndonos golpear la cabeza al entrar en el mismo. El acceso a las plazas traseras es posible gracias a que los asientos delanteros, con nuestro acabado, se desplazan eléctricamente. La acción se nos antoja lenta. Por las exigencias técnicas del chasis y del propio techado del vehículo, las personas que viajen atrás no estarán excesivamente cómodas en trayectos largos, aunque la verticalidad y la anchura de las plazas son suficientes para personas de talla media. Los cuatro asientos están inspirados en un estilo bacquets aunque lejos de la estridencia de los compactos más deportivos-, son calefactables y además Peugeot ha incluido en su equipamiento de serie el sistema Airwave, gracias al cual piloto y copiloto contarán con una bufanda de aire caliente procedente de unas rejillas ubicadas a la altura de la nuca.Los cuatro asientos, inspirados en estilo bacquets, están calefactados y además los delanteros incoporan la bufanda de aire caliente Airwave
Al entrar en el interior de este 308 cc, la primera sensación es que estamos ante un coche de notable calidad, elevando su rango con respecto al resto de la gama 308. Bien acabado, y mejor presentado, exhibe un puesto de conducción racional con una llamativa consola apaisada en negro lacado, inserciones cromadas en los paneles de las puertas, y un tacto general acertado. Eso sí, las puertas, al igual que el portón trasero y el capó, son pesadísimas. El puesto de conducción está muy logrado, el pomo del cambio automático es accesible y volante que chirria porque no continúa el lenguaje deportivo del habitáculo- y asientos ofrecen unos reglajes en altura amplios, asegurando una posición baja y resguardada del viento cuando conducimos a cielo abierto.

a fondo Peugeot 308 cc 3

El equipamiento de serie de este descapotable consta de climatizador bizona, llantas de 18 pulgadas, sensor de parking trasero, ESP, ordenador de a bordo, limitador de velocidad o Radio-CD con mandos al volante. Con el pack Sport se añade el confortable sistema Airwave y los asientos forrados en piel y motorizados. Fuera del precio base están los faros direccionales de xenón, los sensores de lluvia y la conexión por Bluetooth con navegador. Esta última función se reproduce en una pantalla incrustada en la zona central superior del salpicadero, pudiendo inclinarse en mayor o menor grado o cerrarse completamente. Además, esta pantalla ofrece un gráfico del vehículo cuando iniciamos las maniobras de descapotar o capotar.

En materia de seguridad, su chasis ha sido redimensionado para absorber y disipar la energía de los choques frontales y laterales, complementándose con una serie de sistemas de retención innovadores e inteligentes entre los que se encuentran los seis airbags de serie: uno lateral (tórax-cadera) integrado en su estructura y otro lateral de cabeza. Además, en caso de detectar un riesgo de vuelco, los arcos de seguridad extraíbles de accionamiento pirotécnico se activan y crean en apenas unos milisegundos, una célula de protección de los pasajeros junto a los montantes del parabrisas, diseñados también a tal efecto. Todos estos montantes han sido revisados para garantizar la seguridad máxima de los ocupantes del vehículo y con la intención de conseguir las cinco estrellas en el test EuroNcap.Su chasis ha sido redimensionado para absorber y disipar la energía en caso de choques frontales y laterales
Con una longitud de 4.440 mm -distancia entre ejes de 2.605 mm y altura de 1.426 mm-, este coupé-cabrio brilla por su elegancia de líneas, otorgando un aspecto global de gran dinamismo y con cierto aire deportivo. El diseño de su frontal, con la línea de capó abombada y los rasgados y grandes grupos ópticos, no difiere en exceso del resto de la gama, aunque en el 308 cc todo parece más estilizado y agresivo. En el lateral asoma una línea de cintura ascendente y elegantes nervaduras. En la zaga nos topamos con unos pilotos de LED con tecnología cortina de luz roja que permite que la visibilidad del coche sea más clara. Además se acompaña de un difusor de aire, al más puro estilo racing, y un coqueto alerón encima del portón del maletero que ahonda en su espíritu de velocidad.

a fondo Peugeot 308 cc 4

Asociado a uno de los motores estrellas de la casa PSA, el diésel 2.0 HDI, con 163 cv de potencia y un cambio automático de seis relaciones, el 308 cc destaca por la solvencia de su chasis y carrocería. Su robustez es mayor respecto al 307 cc. Ahora pesa 1.674 kg. Su rigor en el plano prestacional es absoluto, gira rápido dirección electroasistida- y siempre parece pisar con aplomo. Fruto de la rigidez comentada, tracciona extraordinariamente, convirtiéndose en un coche divertido para conducir por carreteras de montaña. Sin embargo esta dureza no es extensible a las suspensiones, ya que el 308 cc convalida su rodar firme con un filtrado de las irregularidades estupendo. Y todo gracias a un conjunto de lo más sencillo, el eje delantero es de tipo McPherson y el trasero semiindependiente.
"Con una visibilidad trasera algo justa, el 308 cc destaca por un sellado perfecto de su techo, hermetizando impecablemente el habitáculo" El 308 cc ha sufrido diversas evoluciones para asegurar el buen comportamiento en carretera y unos consumos más contenidos. Se ha aumentado el ancho de vías, la distancia con suelo se ha reducido y los trenes rodantes, cuyas prestaciones se han puesto a punto especialmente para esta carrocería, confieren un excelente potencial. Así, este propulsor diésel de alimentación por common rail, desarrolla un par motor de 320 Nm a las 2.000 vueltas, alcanzando una velocidad máxima de 203 km/h y acelerando de 0-100 en 12,3 segundos. Su consumo mixto es de 6,8 l/100 km y sus emisiones de CO2 de 172 g/km.Con una visibilidad trasera algo justa, el 308 cc destaca por un sellado perfecto de su techo, hermetizando impecablemente el habitáculo
A nivel aerodinámico, se viaja bien descapotado, con una cortinilla paravientos muy eficaz. Con el techo desplegado, el perfecto sellado y el hecho de ser metálico hermetiza impecablemente el habitáculo y el confort acústico interior es tan bueno como en un coche cerrado convencional. Sin embargo, la visibilidad trasera resulta escasa, en parte porque los salientes reposacabezas también ofician de arcos de seguridad y tapan mucho la luna trasera.