Peugeot 308 1.6 e-Hdi: Llega el microhíbrido de 4,2 l/100 km

a fondo Peugeot 308 1.6 e-Hdi 1
Enrique Marco23 may 2011
La gama 308 de Peugeot acaba de experimentar retoques estéticos y mejoras mecánicas. Ahora destaca el motor 1.6 e-Hdi de 112 cv asociado, por primera vez, al cambio manual de seis velocidades
CONTACTO
Si bien la semana pasada nos subimos al Citroen C4 1.6 e-Hdi, hoy nos toca realizar una prueba de contacto con el Peugeot 308 recientemente renovado, el cual añade a su gama esta mecánica ecológica con la novedad de que puede ir asociada al cambio de marchas manual de seis velocidades (tanto el Citroen C4, como, por ejemplo, el Peugeot 508, sólo pueden llevar las mecánicas e-HDi con la caja de cambios pilotada CMP). Peugeot lo llama microhíbrido, ya que monta un sistema Start&Stop de nueva generación que va más allá en este tipo de tecnología, ya que en nuestro 308 este mecanismo no sólo desconecta el motor cuando el coche se detiene, sino que también lo apaga cuando estamos llegando a una parada a partir de una velocidad inferior a los 20 km/h. Con este sistema se logra una rebaja del consumo en ciudad del 15%.
Pero vamos a comenzar con todo lo nuevo que ofrece el Peugeot 308, modelo lanzado en otoño de 2007 y que ahora experimenta un notable restyling, un cambio en la denominación de sus niveles de acabados y alguna nueva mecánica como esta e-Hdi. A simple vista lo primero que se percibe son sus nuevos faros diurnos mediante leds en forma de boomerang, lavado de cara que se completa con una nueva calandra con un embellecedor cromado, un nuevo escudo del león de la marca y algunos retoques más en los paragolpes, capó y grupos ópticos principales. También se estrenan nuevos diseños de llantas, así como nuevas tonalidades como la azul que se puede ver en las fotografías.
Las medidas del coche no han cambiado, de modo que el 308 sigue arrojando unas cifras de 4,28 metros de largo, 1,81 metros de ancho y 1,50 metros de alto; con un maletero de 348 litros de capacidad. Así las cosas, es algo más pequeño que el nuevo Citroen C4. Las denominaciones de acabados son ahora Access, Active y Allure, esta última la más completa y a la cual pertenecen las fotos. En cuanto al interior, no hay grandes cambios, pero entre algunos retoques como la consola lacada en negro, los agradables plásticos blandos, el navegador que emerge del salpicadero y los comodísimos y acertados asientos de nuestra unidad de pruebas, conforman un conjunto de calidad que le transportan a un acertado ambiente premium.

a fondo Peugeot 308 1.6 e-Hdi 2


Con el nuevo motor 1.6 e-Hdi de 112 cv y la caja de cambios manual (combinación inédita), el 308 cuesta 17.340 con el acabado Access, 19.190 con el Active y 21.150 con el Allure. Desde el primer escalón se cuenta con lo principal e imprescindible en materia de seguridad y confort; pero el más completo incorpora de serie elementos como el navegador, el techo panorámico, las llantas de aleación de 17 pulgadas o el detector de parking trasero. Además, por 865 nuestra unidad de pruebas añadía los asientos con combinación tela-cuero, que en esta versión son muy deportivos y estupendamente terminados.El funcionamiento del Start&Stop de nueva generación combinado con el cambio manual es excelente
Vamos ya a analizar los datos de la motorización utilizada para la prueba. El 1.6 e-Hdi 112 cv de PSA ya lo conocíamos, pero con la caja manual de seis velocidades es la primera vez que lo podemos conducir, y la verdad es que se muestra una combinación muy recomendable, a nuestro juicio superior a la de caja pilotada CMP. Ya no por ahorrarnos los 750 de la caja CMP, sino porque el sistema pilotado no es el más adecuado para determinados estilos de conducción y su funcionamiento no es del todo bueno. Con la manual, obtenemos lo que se espera de un motor de esta potencia, que empieza a funcionar verdaderamente bien poco antes de las 2.000 rpm, justo cuando declara su cifra de par máximo: 270 Nm desde 1.750 rpm.
El gasto medio que declara este coche es de 4,5 l/100, cifra que puede bajar hasta los 4,2 l/100 km con los neumáticos de baja resistencia a la rodadura y en determinadas medidas de rueda. El 308 con esta mecánica pesa 1.318 kilos, y tanto puede alcanzar los 190 km/h como acelerar de 0 a 100 km/h en 11,4 segundos. Ofrece de este modo unas prestaciones más que suficientes para los tiempos que corren y un consumo muy bajo junto con unas emisiones de CO2 de 109 g/km. En la práctica, a partir de las 2.000 rpm el coche responde con agilidad, lo que unido a la excelente calidad de conducción que proporciona su chasis, dirección , etc; hacen del Peugeot 308 un coche muy recomendable. Los cambios que ha experimentado con este restyling no han sido muy profundos, pero sí han mejorado sustancialmente el producto como para continuar en el mercado otros tres años y medio más con grandes garantías de éxito.