Peugeot 307 HDI136 XSI: Un rodador impecable

Diego Zotes28 jun 2004
Las versiones diesel más vendidas en los compactos son las que rondan los cien caballos, pero las que superan los 130 son las más deseadas. Y es que un coche de este tamaño con un motor de estas características adquiere un nivel de prestaciones muy satisfactorio, que va más allá de lo puramente necesario.
Inicio
UN RODADOR IMPECABLE

a fondo :: Peugeot 307 HDI136 XSI 1


Aunque las versiones diesel más vendidas en el segmento compacto son las que rondan los cien caballos de potencia, las que superan los 130 son las que más interés despiertan a nivel popular, y por tanto también las más deseadas. Y es que un coche con aproximadamente cuatro metros de largo y un motor de estas características adquiere un nivel de prestaciones muy satisfactorio y que va más allá de lo puramente necesario, pero se agradece y mucho la reserva de fuerza.

a fondo :: Peugeot 307 HDI136 XSI 2

  Corren "que se las pelan" y milagrosamente consumen como mecheros. ¿Cómo no van a despertar el interés de casi todos los conductores? PSA estaba hasta hace un par de meses fuera de juego entre los diesel gordos, y es que tal como están las cosas defender el honor del súper ventas 307 confiando en el HDI de 110 caballos era todo un despropósito. Para solucionarlo, el camino más corto era tomar el motor desarrollado conjuntamente con Ford y que ya monta el monovolumen C-Max para colocarlo bajo el capó del 307.
Y los 136 caballos no defraudan, pero acelera poco por culpa de unos desarrollos muy largos a pesar de tener seis velocidades. Esta nueva versión es recomendable para quien haga muchos kilómetros por carretera, y aunque en el tráfico denso de las ciudades no se sacan muchas ventajas de su potencial, los consumos se mantienen en el nivel de los HDI de prestaciones más modestas. Por lo demás, las características que ya conocemos del 307: sobrado de tamaño interior en algunas magnitudes y justo en otras, lo mismo que en la carretera, donde le falta agilidad pero tiene una buena estabilidad.
El precio de esta versión XSI es bastante elevado, 23.420 euros, y en la comparación con rivales semejantes por potencia y equipamiento queda excesivamente caro según las tarifas oficiales.
Carlos Lera, Autocity
18 de Junio de 2004
Comportamiento

COMPORTAMIENTO

a fondo :: Peugeot 307 HDI136 XSI 3


El 307 mantiene el característico sistema de suspensión trasera por eje de torsión y brazos tirados, que tiene la ventaja de que ocupa menos espacio que los sistemas de suspensión independiente más habituales. Tampoco se encuentran inconvenientes como una menor estabilidad o peor comodidad, aspectos ambos satisfactorios. Las suspensiones no son secas aunque sífirmes y específicas de esta versión XSI, algo más duras que en otras, sujetando unas espectaculares llantas de 17 pulgadas de diámetro con unos pegajosos neumáticos Pirelli P Zero Rosso 205/55 que contribuían a que todo pareciera mejor. No sé si estos neumáticos se incluirán de serie o nos los pondrán a los periodistas para que hablemos maravillas del coche. Si alguien tiene el coche sería muy amable sacándonos de dudas.

La agilidad es el aspecto menos positivo del 307 y en el caso de una versión equipada con un motor lleno de carácter se hace patente un subviraje notable que el peso de las mecánicas diesel siempre amplifica respecta a las versiones de gasolina. Las carreteras con muchas curvas parecen aun más estrechas porque cuesta un poco cambiar el coche de dirección en algunos recodos. El 307 es excelente como rodador, y en carretera despejada destaca tanto por motor como por comodidad y estabilidad.
Los frenos tienen muy buen tacto y el pedal responde con el grado de potencia que se desea, lo que unido a las suspensiones especialmente firmes se traduce en buenas sensaciones en deceleración. Por su parte la dirección también me gustó, aunque esto es más opinable porque el tacto es bastante duro; en contrapartida trasmite bastante fielmente lo que sucede en la carretera.
En ciudad se defiende muy bien, con visibilidad en todas las direcciones aunque el diámetro de giro es un poco grande, por encima de la media de la categoría. La posición de conducción elevada hace un poco menos desagradables los atascos y facilita las maniobras porque permite tener las esquinas controladas.
Motor y cambio

MOTOR Y CAMBIO

a fondo :: Peugeot 307 HDI136 XSI 4


Este motor se ha realizado con la colaboración de Ford, y por lo emplean la propia Ford, Volvo y por supuesto Peugeot. Citroën no lo ha montado en ninguno de sus modelos todavía, pero seguro que no tardará en hacerlo. Los coches que lo montan anuncian unas cifras de potencia y par similares. Posee cuatro válvulas por cilindro e inyección por rampa común. En el caso de Peugeot van dotados de un filtro de partículas que parece no incidir en las cifras de rendimiento, aunque las prestaciones tanto del 307 como del 407 son peores que las de los coches del grupo Ford.
Al ponerlo en marcha es muy ruidoso pero no vibra mucho. Tras unos minutos de calentamiento la sonoridad del motor desciende, aunque sigue siendo alta. Responde con alegría al acelerador, pero las relaciones del cambio de marchas de seis velocidades resultan muy largas, perdiendo bastante brío en aceleración. Primera, segunda, tercera y sobretodo cuarta, las marchas que más se usan en cambios de ritmo, son excesivas y no creo que contribuyan apreciablemente a mejorar el consumo. De todas formas el motor tiene empuje de sobra especialmente entre 2.000 y 3.000 revoluciones por minuto, pero a cambio la respuesta es algo brusca cuando el turbo comienza a girar con fuerza.
El cambio ofrece seis velocidades que se agradecen en carretera. Quinta y sexta son cortas en comparación con las cuatro primeras marchas y gracias a ellas el 307 HDI 136 caballos ofrece lo mejor de sí mismo en carreteras desahogadas, combinando un excelente confort interior con estabilidad y fuerza para rodar a cruceros tan elevados como el conductor quiera sin excesivo ruido interior y gastando poco gasóleo. No apetece mucho cambiar de marcha por culpa de un selector impreciso, especialmente al engranar sexta.
El consumo comprobado fue de 6,8 litros cada 100 kilómetros en ciclo combinado (ciudad, carretera lenta y carretera rápida), una cifra completamente normal.
Interior

INTERIOR

a fondo :: Peugeot 307 HDI136 XSI 5


La versión probada corresponde al acabado XSI, el más alto de gama y estaba dotada de todos los extras de comodidad y detalles de diseño. Los asientos combinan tela y piel, tiene buenos apoya brazos que se puede retirar y que si no se usan no molestan y la comodidad es excelente, lo mismo que la sujeción lateral. Carecen de soporte lumbar pero no lo eché en falta.
El equipamiento incluye climatizador mono-zona, ordenador de viaje, elevalunas en las cuatro puertas, cierre centralizado con mando a distancia integrado en la llave, equipo de sonido con radio CD y cargador con mandos en el volante, revestimientos de cuero, elevalunas eléctricos anti-hielo, etcétera. Muy completo también por elementos de seguridad: 6 airbags, los dos frontales inteligentes, ESP, control de tracción y ABS. Tampoco falta la guantera refrigerada, ni cajones debajo de los asientos delanteros. En definitiva no tiene lagunas de equipamiento y el que quiera puede incrementarlo con el techo eléctrico, el navegador, el control de crucero y por supuesto la pintura metalizada.
En cuanto a espacio las plazas delanteras son realmente holgadas en todos los sentidos, con mucho espacio frontal que no sirve para nada, pero que da impresión de desahogo como en los monovolúmenes, gran altura libre al techo y bastante anchura. Detrás no se trata igual de bien a los pasajeros, que tienen poco espacio para las piernas. Sin embargo en anchura se encuentra más o menos en la media y la altura al techo es de las mayores de la categoría. Si no se utiliza la incómoda plaza central se dispone de un amplio apoyabrazos con bandeja y portavasos.
El maletero, con sus 341 litros, se coloca en el medio de la categoría. Se pueden reclinar los asientos delanteros en dos partes asimétricas para alcanzar un volumen de 1.328 l.