Peugeot 307 2.0 HDI 110: Más familiar que dinámico

Diego Zotes18 dic 2001
Una de las últimas marcas en entrar en la revolución del reñido segmento de los compactos ha sido la del león, hace tan solo unos meses con su 307. Un vehículo que sorprendió por su concepción estética y que gracias a las virtudes que atesora ha tenido una gran aceptación por parte del público, convirtiéndose en uno de los rivales a batir. La incorporación del motor HDI 110 caballos del grupo PSA fue muy esperada y ha resultado ser el complemento perfecto a un vehículo de comportamiento impecable, gracias a su mecánica y bastidor, y que tiene una ventaja fundamental frente a cualquiera de sus rivales: su habitabilidad.
Inicio
MAS FAMILIAR QUE DINAMICO

a fondo :: Peugeot 307 2.0 HDI 110 1

Una de las últimas marcas en entrar en la revolución del reñido segmento de los compactos ha sido la del león, hace tan solo unos meses con su 307. Un vehículo que sorprendió por su concepción estética y que gracias a las virtudes que atesora ha tenido una gran aceptación por parte del público, convirtiéndose en uno de los rivales a batir. La incorporación del motor HDI 110 caballos del grupo PSA fue muy esperada y ha resultado ser  el complemento perfecto a un vehículo de comportamiento impecable, gracias a su mecánica y bastidor, y que tiene una ventaja fundamental frente a cualquiera de sus rivales: su habitabilidad.
Jorge Rubio, Autocity

a fondo :: Peugeot 307 2.0 HDI 110 2

18 de Diciembre de 2001
Motor
MOTOR

a fondo :: Peugeot 307 2.0 HDI 110 3

Al hablar del propulsor lo primero es destacar lo esperado de su llegada pues con la mecánica de 90 caballos el vehículo se quedaba descafeinado, máxime teniendo en cuenta que la barrera de 110 en el segmento de los compactos ha comenzado a marcar el umbral mínimo. Los casi 110 caballos lo han situado al nivel de sus competidores  y  de paso ha sacado a relucir las magníficas cualidades de su bastidor que aguanta muy sobrado, como debe ser, el empuje que transmite en todo momento. Incluso parece que sigue quedando algo pequeño, pero en su descargo hay que destacar la suavidad  y su bajo nivel sonoro una vez estamos en marcha. Es un motor de 1.997 cc, conducto común, intercooler, dos válvulas por cilindro y turbo compresor fijo que rinde 107 caballos  y entrega un par de 250 Nm a 1750 rpm. Lo que garantiza, como pudimos comprobar, una buena salida y recuperaciones aceptables. El propulsor, unido a una caja de cambios con una desmultiplicación acertada de funcionamiento algo lento y que adolece de imprecisión, hace gala de una gran elasticidad, ofreciendo potencia suficiente en una amplio margen del cuentarrevoluciones, que comienza desde las 1.500 rpm. Las cifras que le acompañan certifican su carácter tranquilo pero muy capaz: 188 kilómetros por hora de velocidad punta y 12,7 segundos emplea en alcanzar los 100 desde 0. Su comportamiento dinámico no es sobresaliente pero esta dentro de unos márgenes satisfactorios y suficientes para movernos con alegría. Sus 1296 kilos, marcan un peso alto en la báscula sin ser de lo más pesado en su categoría, teniendo en cuenta los 1365 del Alfa 147, los 1397 del Fiat Stilo o los 1301 del Seat León; podemos decir que nuestro protagonista es el delgado de una clase en la que abundan los llenitos.
Al volante
AL VOLANTE

a fondo :: Peugeot 307 2.0 HDI 110 4

En marcha la suavidad continúa y es uno de los epítetos que más le pegan a este vehículo en casi todos los apartados mecánicos. Y suavidad implica comodidad ya que los tarados utilizados para las suspensiones hacen la vida muy agradable pues tragan todas las irregularidades del terreno a la vez que sujetan muy bien en vehículo en cualquier circunstancia. La combinación de suspensiones, sobre las que se han hecho un gran trabajo, y chasis provocan que no percibamos la velocidad hasta que nuestra mirada se dirije al tacómetro: 180 km/h sin despeinarse y la percepción es que podría dar más guerra si tuviese un corazón más poderoso. Trasmite una sensación total seguridad y aplomo en terrenos abiertos. Cuando las vías se estrechan y las curvas se acentúan contamos con el  control de estabilidad, que incorpora de serie, y que entra en acción sólo si buscamos el límite, haciéndonos en este caso perder agilidad en favor de la seguridad. La altura es uno de los puntos que penaliza a nuestro modo de ver, por la sensación que transmite al conductor que parece a los mandos de casi de un monovolumen. Esta sensación  se ve acusada por un asiento cuya regulación mas baja deja el asiento demasiado elevado. Los consumos también se resienten por este aspecto, a pesar de que el coeficiente aerodinámico no es malo en absoluto, Cx=(0,31). El consumo combinado durante la prueba arrojó, según el ordenador de abordo, una cifra algo elevada para nuestras expectativas:7,5 l/100.
En cuanto a la efectividad a la hora de utilizar el freno, nada que objetar, pues la contundencia es suficiente en todo momento. Cuenta con ABS de serie dotado de repartidor electrónico de la frenada, para completar el menú en materia de seguridad activa.

a fondo :: Peugeot 307 2.0 HDI 110 5

EQUIPAMIENTO Y DISEÑO

a fondo :: Peugeot 307 2.0 HDI 110 6

Decíamos que es un coche pesado, pero es el precio que tiene que pagar, entre otras cosas, por incorporar un equipamiento muy completo que lo ha situado a la vanguardia del segmento. Airbags delanteros, laterales y de cortinilla, aire acondicionado, radiocasete o  guantera refrigerada son los elementos más destacables. El diseño del interior es agradable a la vista con incrustaciones símil madera y tacto bueno en casi todos los materiales utilizados. Dispone de multitud de huecos portaobjetos y de una extraordinaria habitabilidad y sensación de amplitud gracias a su cota de altura,1 510 milímetros. Hay que decir que al que le toca ir situado en la plaza central de la banqueta trasera realiza un viaje algo incómodo. El maletero cuenta con una capacidad de 341 litros.
Exteriormente la dotación es igualmente completa con faros antiniebla delanteros y traseros, regulación eléctrica de los espejos y unos generosos neumáticos de medida 205/55 R16, muy vistosos estéticamente pero que a buen seguro influyen de manera negativa en los consumos.

a fondo :: Peugeot 307 2.0 HDI 110 7

GALERIA

a fondo :: Peugeot 307 2.0 HDI 110 8

a fondo :: Peugeot 307 2.0 HDI 110 9

a fondo :: Peugeot 307 2.0 HDI 110 10

a fondo :: Peugeot 307 2.0 HDI 110 11

a fondo :: Peugeot 307 2.0 HDI 110 12