Peugeot 208 T16 Pikes Peak: Más rápido que un F1

t_portada_e1defe9777cdfe3c43682e2e6.jpg
Enrique Marco10 may 2013
El 208 T16 que Peugeot ha construido para la carrera Pikes Peak acelera de 0 a 100 km/h en 1,8 segundos, por lo que dejaría clavado a cualquier F1 en una arrancada. El próximo 30 de junio el nueve veces campeón del mundo de rallys, Seabstian Loeb, intentará lograr la victoria y establecer un nuevo récord.
Desde que la FIA prohibise los espectaculares coches del Grupo B de rallys a mediados de los 80 no ha vuelto a haber nada tan espectacular en el mundo del automovilismo. Pero por suerte, todavía existen algunas excepciones en recónditos lugares del mundo, como la carrera de Pikes Peak, en Colorado, USA. Sin duda esta es una de las carreras más famosas del mundo, aunque aquí en Europa no tenga tanta transcendencia, y en ella se puede participar con “artefactos diabólicos” prácticamente sin restricciones que son verdaderas bestias. De hecho, cuando la FIA eliminó los Grupo B del Campeonato del Mundo de Rallys, algunos de estos bólidos compitieron en Pikes Peak.
Peugeot construyó uno de los míticos Grupo B, con su 205 T16. Del mismo modo, el 405 T16 también forjó su leyenda, con versiones para el Dakar o para esta carrera del Pikes Peak, De hecho, en 1988 el conocido piloto Ari Vatanen batió el récord de la prestigiosa carrera en cuesta norteamericana y lo mantuvo durante muchos años. Ahora la marca gala vuelve con el que probablemente sea el mejor piloto de rallys de todos los tiempos, Sebatien Loeb, quien ya ha probado el espectacular 208 T16 Pikes Peak que Peugeot ha construido para la ocasión.
Si las fotos de este espectacular prototipo asustan, más lo hacen sus cifras de peso y potencia: 875 kilos y 875 cv. El Peugeot 208 T16 Pikes Peak dejaría clavado a cualquier Fórmula Uno en una arrancada, pues con sus 1,8 segundos de 0 a 100 km/h les aventajaría en casi un segundo. Tampoco los espectaculares bólidos de las 24 Horas de Le Mans, mítica prueba en la que también se espera a Loeb con Peugeot, pueden plantar cara al conche construido para la Pikes Peak. En definitiva, que no ha nada en el mundo de las carreras que supere en bestialidad a lo que hoy traemos a esta página.

t_xa_a817a0672bea6f6203ff69661.jpg

Para saber algo más de qué puede transmitir este artefacto nada mejor que escuchar al nueve veces campeón del mundo de rallys, Sebastien Loeb, quein tras sus primeras pruebas realizadas esta semana en La Ferté-Vidame ha quedado totalmente impresionado: “Este 208 T16 Pikes Peak es un auténtico cohete. Tiene una potencia increíble. Al principio, cada cambio de marcha te abruma. Es tan brutal que necesitas un pequeño periodo de adaptación antes de acostumbrarte al golpe que producen las marchas al entrar. Luego, por suerte, te acostumbras pero al principio impresiona muchísimo”.Loeb ha quedado impresionando tras los primeros tests con el 208 T16
Loeb no se corta en asegurar que su 208 T16 es más excitante que un F1: “Gracias a los turbos, jamás había conducido nada que acelerara tanto. En las primeras marchas, un Fórmula 1 no entrega nunca todos los caballos de su motor mientras que en este caso, desde que aceleras en primera con las cuatro ruedas motrices y el turbo, acelera de inmediato. Me encontré en sexta a 240 km/h en nada. Las frenadas son también impresionantes gracias al apoyo aerodinámico y a los neumáticos tan anchos, explica. En realidad, este 208 es una mezcla de lo mejor de la tecnología del deporte automovilístico; tiene mucho apoyo aerodinámico, como en la Fórmula 1, neumáticos anchos como los de un prototipo y un diferencial como el de un WRC. Un cóctel que da alas” (esto último quizá lo dijo porque el patrocinador es Red Bull).

t_xloeb_83b15c540f07d94e56611c188.jpg

El pluricampeón francés prosigue impresionado: : “He probado ya muchos tipos de coches de competición pero en este caso, las sensaciones han sido diferentes a todo lo que he conducido hasta ahora. Digamos que, a nivel de prestaciones de aceleración y frenada es más un Fórmula 1 que un coche de rallyes. A nivel de comportamiento también porque la adherencia es increíble y las cuatro ruedas motrices contribuyen a estabilizarlo perfectamente. Es realmente un prototipo muy eficaz con un enorme potencial”.La aceleración y las sensaciones del 208 T16 son brutales
Así ha quedado Loeb tras probar el 208 T16, que poco o nada tiene que ver con su último coche de carreras habitual, el Citroen DS3 WRC. Aún así, Peugeot y Loeb no son los únicos candidatos al triunfo, ya que entre la larga lista de inscritos a la 91ª edición de la Pikes Peak no falta el varias veces ganador de la prueba Noburo “Monster” Tajima, que competirá con un Toyota de carrocería similar a un GT86 pero ayudado por motores eléctricos. Además del japonés, los Millen, padre e hijo, son fimres candidatos al podio. El hijo, Ryhs, ganó en 2012 y estableció un nuevo récord con un Hyundai Genesis Coupe, mientras que el padre, Rod, sacará a pista otro impresionante prototipo con ayuda de motores eléctricos fabricado por Toyota.

t_x_86d97c5ba85ea71dd498b8303.jpg

Que nadie olvide conectarse el próximo día 30 de mayo a www.redbull.tv para ver su retransmisión en directo (a las 8.00 horas, hora local) o en diferido. Para la cita harán un amplio despliegue de medios con helicópteros y multitud de cámaras, todo ello con el objetivo de que varios millones de aficionados al automovilismo puedan disfrutar de una de las carreras más espectaculares del mundo. Esta edición se celebrará el 30 de junio y se emitirá por redbull.tv