Peugeot 207: Restyling y nueva versión 1.6 HDi 99g

a fondo Peugeot 207 1
Enrique Marco30 jun 2009
Peugeot renueva la gama 207 con diversos retoques estéticos y de equipamiento, a la vez que añade una versión ecológica denominada “99g” y desarrollada a partir del ya existente 1.6 HDi 90 cv.
Peugeot renueva la gama 207 con diversos retoques estéticos y de equipamiento, a la vez que añade una versión ecológica denominada “99g” y desarrollada a partir del ya existente 1.6 HDi 90 cv. Con estas novedades, que entran ya en vigor este mes de julio, la marca francesa pretende seguir en la cumbre de los utilitarios, donde se encuentra en duro pulso con modelos como los Renault Clio (recientemente retocado) y el Seat Ibiza (algo más joven). Se trata de un restyling similar al que este invierno se realizó en su “hermano pequeño” 107, con un frontal que incluye una parrilla con más cromados y unos antinieblas reubicados respecto al 207 que vio la luz en 2006 (ahora más separados y alejados de la gran toma de aire central). Asimismo, cambian los pilotos traseros, que ahora vienen con tecnología led, algo muy de moda en gamas superiores pero no tan habitual en este segmento. También se presentan nuevas llantas y tapacubos,así como nuevos materiales y tapicerías en su interior.
Su equipamiento presenta ahora más posibilidades en materia telemática, con tomas USB, bluetooth, navegador, etc. Otras novedades son el indicador de momento óptimo de cambio de marcha en las versiones manuales (que invita a practicar una conducción ecológica), unos elevalunas que se pueden activar a través del mando a distancia, y un mando de intermitencias impulsional. Finalmente, la gama 207 calzará neumáticos ecológicos. Se trata de unas modificaciones que afectarán a toda la gama, incluidos los modelos familiares y el descapotable.
La única versión nueva es la denominada “99g”, una variante ecológica de la ya existente 1.6 HDi de 90 cv. Como otros fabricantes, Peugeot ha efectuado una serie de trabajos con el objetivo de reducir las emisiones y los consumos, para presentar así unas cifras llamativamente bajas, que en este caso son de 99 g/km de CO2 y 3,8 l/100 km de gasto medio. Respecto al modelo del cual deriva ha bajado 18 g/km y 0,6 l/100 km, trabajando en aspectos como los neumáticos, la aerodinámica, el software, la caja de cambios y una altura de la carrocería rebajada en 5 mm.