Peugeot 206 CC 1.6: Un invento genial

Diego Zotes21 mar 2001
Inicio
TRES EN UNO

a fondo :: Peugeot 206 CC 1.6 1

Por Carlos Lera, Autocity
21 de marzo del 2001

a fondo :: Peugeot 206 CC 1.6 2

Un invento genial. Esta es la conclusión que se puede sacar del nuevo Peugeot 206cc. Hasta ahora si querías un utilitario para la ciudad, un coupé de excelente imagen y un descapotable para la primavera no te quedaba más remedio que comprar al menos dos coches, porque podías encontrar un pequeño descapotable o un coupé utilitario, pero no ambas cosas en un solo conjunto. El 206cc nace para crear una nueva categoría de utilitarios de excelente diseño y rendimiento. Más versátil que nunca, este modelo se adelanta a tamaños más grandes en los que el concepto descapotable estaba más desarrollado. Solo tiene un inconveniente: las plazas traseras son incómodas.
Diseño
DISEÑO

a fondo :: Peugeot 206 CC 1.6 3

No cabe duda de que la calidad del diseño de este derivado del 206 es uno de sus máximos atractivos, tanto por el aspecto exterior como por el sistema que acciona su capota metálica.

Hasta la línea de tres cuartos frontal nada lo distingue de cualquier otro 206, pero a partir de ahí los cambios introducidos en la carrocería son significativos. El marco del parabrisas (denominado técnicamente pilar A), posee un evidente refuerzo que a priori le permite ofrecer la suficiente rigidez estructural para soportar funciones resistentes en caso de vuelco. La confianza depositada por Peugeot en su solidez hace que se haya suprimido el pilar central (pilar B) que estropea la estética y hace perder algo de encanto al concepto de un coche cuyo principal atractivo se encuentra en el disfrute del aire libre. Las ventanillas carecen de marco superior, para aprovechar las ventaja que supone carecer del pilar central. De esta forma, con las ventanillas bajadas y el techo recogido, la sensación de amplitud y espacio abierto es fantástica en las cuatro plazas.

Si seguimos repasando la estética en el orden que llevamos nos encontramos con un lateral trasero profundamente modificado, que convierte al 206 en un pequeño tres volúmenes al aparecer un tercer cuerpo cuya tapa posee una curiosa barra longitudinal a cada lado a modo de sujeción para equipajes. Muy en la línea de la tradición roadster inglesa de los años 60, cuando era casi obligado montar como accesorio una baca sobre el pequeño maletero de los Triumph Spitfire o MG Midget. El cuidado diseño de la tapa del maletero esconde un ingenioso mecanismo cuyo diseño de plegado puede ser menos aparente, pero que resulta mucho más interesante. Para hablar sobre su funcionamiento y detalles hemos creado un apartado ex profeso con video incluido, pues la ocasión lo merece.
Comportamiento
COMPORTAMIENTO

a fondo :: Peugeot 206 CC 1.6 4

La calidad de marcha del cc (Coupé Cabrio) es casi equiparable a la de su homólogo con techo convencional, el nuevo 206XS. Las razones por las que no se trata de un coche completamente idéntico en cuanto al comportamiento se encuentran en que a pesar del esfuerzo de Peugeot por aumentar la rigidez de la carrocería, algo inexcusable al retirar el refuerzo que supone el techo, existen ciertas reacciones que se manifiestan en forma de vibraciones estructurales, afectando en muy pequeña medida a la comodidad de marcha y a la precisión de guiado en curva. No obstante el comportamiento mantiene en líneas generales la calidad del diseño básico de las suspensiones del 206, y la citada pérdida de rigidez no supone ningún problema de cara a la seguridad ni a la estabilidad. Se trata solo de una consecuencia típica de la construcción de un cabrio, concebido como una versión descubierta de un modelo convencionalmente dotado de techo fijo resistente.

En cuanto al motor la verdad es que la mejora experimentada respecto a la anterior versión 1.6, con culata de ocho válvulas en lugar de las 16 del motor de nuestro protagonista, es clara en todos los sentidos. A pesar de la mayor facilidad para rodar alto de vueltas la consistencia desde bajo y medio régimen es notable, unida a una excelente suavidad que acompaña la escalada de revoluciones hasta la zona de potencia máxima, situada a 5.750 revoluciones por minuto, donde se llega a los 110 caballos. No obstante no es necesario buscar continuamente la zona alta del cuentarrevoluciones para gozar de vigor. Los 147 Newtons/metro a 4.000rpm dan la referencia del régimen al que el motor se siente más cómodo.

La consecuencia de todos estos datos es una velocidad máxima excelente, superior a 190 kilómetros por hora, pero una aceleración algo corta como consecuencia del elevado peso del conjunto (11,2).

Los consumos son comedidos y se pueden considerar dentro de lo razonable; y todo a pesar del comentado "sobrepeso", cuyo origen se encuentra en complejo sistema de accionamiento de la capota y los refuerzos efectuados en el bastidor del 206 convencional. En ciudad, según los datos oficiales (nuestra unidad de pruebas, facilitada por Automóviles Chile, estaba en su más tierna infancia) el consumo es de 9,5 litros, una cifra razonable para el uso principal que recibirá en principio este coupé-cabrio-utilitario.
Interior
INTERIOR Y MALETERO

a fondo :: Peugeot 206 CC 1.6 5

Los materiales son muy agradables y en el diseño de sus formas se aprecia el buen gusto característico de la marca del león. El tapizado de los asientos ofrece un aspecto agradable y duradero, con una combinación de colores atractiva y un grado de comodidad excelente, buena sujeción lateral y reglajes suficientes para conseguir una lograda posición al volante.

Tanto el conductor como el acompañante disfrutarán de cualquier trayecto, pero los ocupantes de las plazas traseras no podrán decir lo mismo. Los dos asientos carecen casi de acolchado, son estrechos y la butaca es corta. Con el techo puesto cualquier adulto se ve obligado a viajar con la cabeza agachada y las piernas "despatarradas" por la cercanía de los respaldos delanteros. La concepción del coche ha obligado a esta situación, pues es necesario lograr espacio para ubicar la capota. No obstante, seamos francos. ¿Cuántas veces a la semana utilizas los asientos traseros de tu utilitario? Normalmente pocas, y cuando lo haces es en desplazamientos generalmente cortos. Así pues aunque la pérdida de espacio es evidente igual no se trata de un problema importante. La comodidad acústica con la capota puesta es similar a la de un coche con techo fijo, mientras que si quitamos la capota los rigores del viento no se hacen insufribles hasta 120 kilómetros por hora aproximadamente.

Por su parte el maletero pierde buena parte de su capacidad cuando se aloja la capota, pero aún así posee un espacio suficiente para un par de maletas de tamaño medio, o la compra de la semana... o el carro de golf, a saber. Si tenemos la capota extendida la capacidad llega a los 410 litros, realmente buena para un utilitario de su tamaño, pero con la capota plegada es de 175 litros. Una bandeja enrollable marca la línea de carga que no se debe superar si se piensa circular a techo abierto.

El equipamiento es muy completo, tanto en seguridad como en comodidad. La única ausencia apreciable es el ABS y el aire acondicionado, opcionales a cambio de 75.000 pesetas y 160.000 pesetas, respectivamente, pero los airbag frontales y laterales para las plazas delanteras se incluyen en el precio. Así mismo el cierre centralizado a distancia, los elevalunas eléctricos y el techo de accionamiento automático mediante un pulsador situado entre los asientos son estándar.
Capota metálica
CAPOTA METALICA

a fondo :: Peugeot 206 CC 1.6 6

Ver vídeo

a fondo :: Peugeot 206 CC 1.6 7

En el Salón de Ginebra de 1998 fue presentado el Peugeot 20corazón , prototipo que prefiguraba con exactitud los rasgos del entonces inminente 206. Se trataba de un descapotable con techo metálico retráctil eléctricamente y dos plazas diseñado por Murat Gunak , recién llegado de Mercedes al departamento de diseño de la marca francesa.

La versión definitivo ofrece además dos miniplazas traseras aprovechables en desplazamientos cortos, pero mantiene el mismo sistema de capota retráctil desarrollado por el carrocero Heuliez, que posee un largo historial de colaboración con Peugeot. La forma de accionamiento sólo requiere por parte del conductor retirar los dos ganchos de fijación al marco del parabrisas y pulsar el botón que pone en marcha el mecanismo. Automáticamente se bajan las cuatro ventanillas, se levanta la tapa bajo la que se esconderá el techo retraído y a continuación el techo y la luneta trasera se repliegan sobre sí mismos mediante unas bisagras situadas en el vértice de ambos.

A continuación lo que hay que hacer es ponerse el cinturón... y disfrutar del aire.
Ficha técnica
FICHA TECNICA

a fondo :: Peugeot 206 CC 1.6 8

Ficha Técnica   Motor y transmisión   Motor 1.6 16v Disposición Delantero Cilindros/Cilindrada 4/1.997cm3 Diametro x Carrera 85x88mm Distribución DOCH 16v Alimentación Inyección electrónica multipunto Potencia max./regimen 110 CV a 5.750 rpm Par máx. / regimen 147 Nm a 4.000 rpm Tracción Delantera Embrague Monodisco en seco Rel. cambio (km/h a 1000rpm)   1ª 3,450:1 2ª 1,860:1 3ª 1,360:1 4ª 1,050:1 5ª 0,860:1 Accionamiento Manual     Bastidor   Tipo Autoportante Suspensión delantera McPherson con muelles Estabilizadora Sí Suspensión trasera Brazos tirados con muelles Estabilizadora Sí Frenos Delanteros Discos ventilados Traseros Discos Dirección Tipo 10,85 m. Diámetro de giro Cremallera servoasistida     Ruedas   Neumáticos 185/55 R15"     Carrocería   Tipo Convertible 2 puertas Plazas 4 Longitud 3,830 mts Anchura 1,670 mts Altura 1,370 mts Peso 1.140 kgs. Batalla 2.420 mm Capacidad Depósito 50 l. Capacidad Maletero 410-175 l.     Prestaciones   Velocidad máx. 193 km/h. Aceleración 0-100 km/h 11,2 s.     Consumos homologados   Urbano

a fondo :: Peugeot 206 CC 1.6 9

9,5 l.
5,7 l.
6,9 l Precio 2.653.800 pesetas
15.949 euros  
Galería
GALERIA FOTOGRAFICA

a fondo :: Peugeot 206 CC 1.6 10

 

a fondo :: Peugeot 206 CC 1.6 11