Peugeot 206 CC: El león se suelta la melena

Diego Zotes11 jun 2005
El 206 es el precursor de una generación de coches que se ha abierto un hueco importante en el mercado. El cabrio de Peugeot mantiene la hegemonía de este segmento gracias a su carácter juvenil y dinámico, pero con un aire retro en el diseño de su parte trasera que nos recuerda a los descapotables inspirados en los lujosos yates Riva de los años 50.
Inicio
EL LEON SE SUELTA LA MELENA

a fondo Peugeot 206 CC 1

El 206 es el precursor de una generación de coches que se ha abierto un hueco importante en el mercado. El cabrio de Peugeot mantiene la hegemonía de este segmento gracias a su carácter juvenil y dinámico, pero con un aire retro en el diseño de su parte trasera que nos recuerda a los descapotables inspirados en los lujosos yates Riva de los años 50.
p>Si lo comparamos con su principal competidor, el Opel Tigra, ofrece un mejor acabado interior, aunque el exceso de plástico duro y brillante en los acabados, así como la múltiple combinación de texturas, hacen que el diseño resulte austero. Es sobrio y faltan detalles prácticos, como la posibilidad de abrir las ventanillas traseras con independencia de las delanteras.
p>   El habitáculo cuenta con cuatro plazas, pero las traseras sólo pueden sacarte de un apuro en trayectos cortos, porque en viajes acomodar a dos adultos se convierte en un suplicio, pese a que el coche esté homologado como un 2 + 2.
p>El parabrisas está inclinado hacía atrás para salvar del viento a los ocupantes delanteros, pero queda demasiado cerca de la cabeza y resulta incómodo para personas de talla media, así que si mides más de uno ochenta puede que debas pensar en comprar otro coche.
p>La capota rígida semiautomática se recoge y se descubre cómodamente al pulsar un botón ubicado entre las dos plazas delanteras. Sin embargo, el sellado no ofrece todas las garantías que debiera y los ruidos aerodinámicos aparecen al superar los 110 Km/h.
p>Mecánicamente, dispone de dos propulsores 1.6 de 110 cv, en Diesel (desde 21.340 €) y Gasolina (desde 17.810 €), y un 2 litros de 138 que se muestra voluntarioso. Si a esto sumamos el carácter deportivo que delata su pedalier, la acertada sujeción de los asientos y unas llantas de 16 pulgadas que montan unos neumáticos anchos (205/45), el coche resulta muy divertido de conducir.
p>VENTAJAS
Versión Diesel
Techo rígido
p>DESVENTAJAS
Capota semiautomática
Plazas traseras muy justas