Peugeot 1007: Innovador y de fácil uso

Diego Zotes30 jun 2004
El Peugeot 1007 es un utilitario con carrocería monovolumen, puertas correderas, estilo elitista y un precio no inferior a 13.000 euros. Estará a la venta a principios de 2005.
Inicio
INNOVADOR Y DE FACIL USO

a fondo Peugeot 1007 1

Peugeot comenzará a vender durante el primer trimestre de 2005 un nuevo vehículo que no sustituye a ninguno de la actual gama, sino que es la respuesta al cada vez más diversificado mercado, que demanda automóviles más prácticos y utilizables.

a fondo Peugeot 1007 2

Estamos hablando del 1007, el primer Peugeot que incorpora el “doble cero” en su denominación. El Peugeot 1007 es un monovolumen de tamaño compacto que por medidas está mitad de camino entre los pequeños Daewoo Matiz y Hyundai Atos y los algo más voluminosos Fiat Idea y Opel Meriva. Su rival más cercano por medidas y estilo podría ser el actual Mercedes Clase A, aunque el modelo “de la estrella” va a ser renovado próximamente y crecerá hasta los casi cuatro metros que miden los Idea y Meriva.
  Por categoría el Peugeot 1007 se situará en un nivel elevado, ya que respecto a los minimonovolúmenes asiáticos la diferencia de calidad de terminación es significativa. El 1007 es por tanto un coche de reducidas dimensiones pero de un nivel de acabados muy refinado. Sus precios todavía no se han definido, pero se anunció que en Francia estarán entre los 13.000 euros de las versiones básicas y los 18.000 euros de las más completas.
Ya hemos visto que por tamaño o vocación existen varios rivales en nuestro mercado, pero hay un detalle que le hace desmarcarse del resto: las dos puertas correderas y de accionamiento eléctrico. Este detalle no sólo es una muestra del alto nivel de acabados alcanzado (el accionamiento es eléctrico y con mando a distancia de serie en toda la gama 1007), sino que representa la personalidad del modelo francés: “la vida fácil”. Y es que en numerosas ocasiones (parkings muy apretados, estacionamientos en pendientes, llevar las manos muy ocupadas al ir a cerrar, etc) las puertas eléctricas resultan comodísimas.
Estéticamente su frontal transmite claramente un aire de familia con el nuevo 407, pues su gran toma de aire frontal y los faros afilados enseguida nos recuerdan a la recién aparecida berlina de Peugeot; mientras que la zaga recuerda un poco a la de uno de sus rivales: el Mercedes Clase A.
Durante la presentación internacional a la prensa las unidades todavía no estaban listas para circular, aunque sí pudimos subirnos al 1007 y comprobar todas las cualidades de su interior. No pudimos por tanto certificar si, como dice Peugeot, el 1007 además ofrece un excelente comportamiento dinámico, aunque sí ver como la posición de conducción es similar a la de un turismo. Eso sí, gracias a la regulación en altura del asiento, a quien le guste conducir alto (tipo monovolumen) no tendrá ningún problema.
Otro detalle que también nos hace pensar que su conducción será segura es el del equipo de neumáticos (de 15 o 16 pulgadas según versiones) y el control de estabilidad ESP (de serie en toda la gama). Como equipamiento de seguridad también se cuenta con siete airbags. Un dato curioso es el interior del Peugeot 1007, el cual puede personalizarse con 12 ambientes, pero no sólo en el momento de la compra (como lo hacen casi todas marcas), sino también después, ya que los guarnecidos de puertas y salpicadero, marcos de las tomas de aire, y partes de la tapicería del asiento se pueden cambiar en menos de 15 minutos y sin ser ningún experto.
El habitáculo del Peugeot 1007 –de cuatro plazas- está realmente bien aprovechado. Con unas medidas exteriores de 3,73 metros de longitud, 1,61 metros de altura y 1,68 metros de anchura; el espacio que nos queda para el maletero es de 178 a 363 litros. Esta variación se da por la posibilidad que tienen los asientos traseros de desplazarse hacia delante o hacia atrás, con el fin de dejar más espacio para la carga o para los pasajeros dependiendo de las necesidades de uso. También el respaldo del asiento del copiloto puede reclinarse, quedando entonces una práctica mesita para cuando uno viaja sólo, además de permitir cargar objetos voluminosos (no tenemos el dato de capacidad con los tres asientos abatidos, pero por ejemplo cabe una bicicleta). En cuanto a las plazas traseras, pudimos comprobar como dos adultos de 1,80 metros de estatura pueden viajar de forma cómoda y espaciosa, tanto por la distancia de la cabeza al techo, como por la distancia entre los hombros, o también por el espacio para las rodillas (ésto último si la banqueta va en la posición más retrasada, quedando entonces un maletero de 178 litros)
Por último, decir que los motores disponibles en el estreno del Peugeot 1007 serán tres: dos de gasolina y uno diesel: 1.4 de 75 cv (que puede ir bien con caja manual de cinco velocidades o bien con caja “2 Tronic” automática y secuencial mediante mandos en el volante), el 1.6 de 110 cv (con caja “2 Tronic”), y el 1.4 HDi de 70 cv (con caja manual de cinco marchas).

Enrique Marco, Autocity
29 de Junio de 2004