Pedrosa doblega a Stoner por apenas 54 milésimas de segundo:

Agencia EFE30 sep 2011
El español Dani Pedrosa (Honda RC 212 V) doblegó al líder del mundial y compañero de equipo, el australiano Casey Stoner (Honda RC 212 V), en la segunda tanda de entrenamientos de la primera jornada de pruebas libres para el Gran Premio de Japón de MotoGP que se disputó en el trazado de Motegi, por apenas 54 milésimas de segundo.

El australiano Casey Stoner (Honda RC 212 V) logró el mejor tiempo en los primeros entrenamientos libres, pero no tardó demasiado en superar el registro del líder del mundial el italiano Marco Simoncelli (Honda RC 212 V), que en la segunda tanda libre logró rápido un 1:47.188 que le puso primero por delante de Jorge Lorenzo (Yamaha YZR M 1) y Dani Pedrosa (Honda RC 212 V).

Simoncelli llegó a Japón con buenas noticias, puesto que pocos días antes de viajar al país del sol naciente renovó su contrato con la escudería de su compatriota Fausto Gresini para pilotar una de las Honda oficiales de fábrica en 2012, lo que además le garantizó que, tras la carrera de Motegi, será el tercer piloto, después de Stoner y Pedrosa, que probará la nueva Honda de 1.000 c.c., la RC 213V, en el mismo trazado japonés.

Pero no duró demasiado la alegría de Simoncelli, puesto que Casey Stoner, el más rápido por la mañana, se puso al frente de la tabla de tiempos con 1:47.055, si bien en esta ocasión tampoco pudo aguantar mucho al frente, ya que su propio compañero de escudería, Dani Pedrosa, le arrebató ese puesto al rodar en 1:46.818 y, poco después, en 1:46.790.

Una secuencia de vueltas rápidas dignas de mérito y el mejor regalo que podía hacerse Pedrosa, quien ayer cumplió 26 años.

Así se llegó al tramo final de los entrenamientos, en el que todos los pilotos entraron en sus talleres para montar neumáticos blandos en la rueda posterior de sus motos y buscar así un mejor tiempo para la clasificación de pruebas libres, en las que el denominador común fue el dominio de los pilotos de Honda.

Prácticamente desde el principio quedó claro que el circuito de Motegi, que es propiedad de Honda, también es un trazado para las características de Honda, puesto que casi siempre fueron los representantes de éstos los que dominaron los entrenamientos, con Stoner o Pedrosa en cabeza, pero secundados en todo momento por Andrea Dovizioso y Marco Simoncelli.

Al final, nadie pudo con el registro de Pedrosa, que además fue nuevo récord de la categoría, ya que hasta ese momento la vuelta más rápida de MotoGP la había dado el australiano Casey Stoner en 1:47.091 con la Ducati Desmosedici en el año 2008.

Stoner se tuvo que conformar con la segunda plaza, si bien tanto Pedrosa como él encadenaron una secuencia de vueltas rápidas personales que les garantiza un ritmo muy alto para la carrera, seguidos algo más atrás por Andrea Dovizioso y Marco Simoncelli.

El vigente campeón del mundo, el español Jorge Lorenzo (Yamaha YZR M 1) se tuvo que conformar con la quinta plaza y un tiempo de 1:47.310, a algo más de medio segundo de Pedrosa, lo que le obliga a buscar alguna solución si quiere aspirar al podio en la carrera nipona.

La primera moto no japonesa fue la Ducati Desmosedici del estadounidense Nicky Hayden, sexto, mientras que su compañero de equipo, el nueve veces campeón del mundo italiano Valentino Rossi se tuvo que conformar con la octava plaza, justo por delante del español Héctor Barberá (Ducati Desmosedici).

Una de las anécdotas de la jornada la protagonizó el estadounidense Ben Spies (Yamaha YZR M 1), compañero de equipo de Lorenzo, que llegó a Japón con problemas de estómago y este mismo inconveniente fue el que le hizo bajarse tras la quinta vuelta de la segunda tanda de pruebas libres, por lo que acabó relegado al decimocuarto puesto final del primer día.

Álvaro Bautista, el único piloto de Suzuki en el campeonato del mundo de MotoGP y que no sabe si continuará con ellos en 2012, finalizó undécimo, con Toni Elías (Honda RC 212 V) en la decimoquinta posición.