Opel vuelve a la competición: Con el Astra OPC y el Adam Cup

opelopc_portada_d3d9c3dd8a4cfc2a408737de5.jpg
Enrique Marco22 nov 2012
En 2013 Opel Motorsport estará presente tanto en los circuitos como en los rallys. En las pistas la marca alemana alineará un espectacular Astra OPC de elevada potencia y notables prestaciones, mientras que en las carreteras Opel hará debutar un Adam Cup con la normativa FIA R2.
Opel vuelve a las carreras, y lo hace con dos proyectos bien diferentes. El primero de ellos se trata de una copa de rallys y se disputará con el nuevo Opel Adam, mientras que el segundo se centrará en los circuitos y tendrá como protagonista al Opel Astra OPC. No se trata de grandes proyectos con ambiciosos planes de asaltar cmpeonatos mundiales, sino de apoyar el deporte base para jóvenes pilotos con ganas de dar sus primeros pasos. Lástima que ambas competiciones, programadas ya para 2013, estén centradas únicamente en Alemania.
La versión “copa rally” del nuevo Opel Adam se ha desarrollado conforme a las especificaciones R2 de la FIA, y se utilizará para el campeonato con sede en Alemania “ADAC Rally Masters”, certamen dentro del cual se celebrará la copa monomarca con estos coches “carreras-cliente”. El coche en cuestión montará un motor de 1,6 litros de cilindrada y 140 cv de potencia, y con todos los elementos reglamentarios para competir se comercializará por unos 25.000 euros. El proyecto está pensado hasta 2016, pero el departamento de competición de Opel ya tiene muy avanzada la idea de dar continuidad a dicho programa de rallys con la próxima generación del Opel Corsa.
El vehículo más espectacular se destinará a los circuitos, y no será otro que el nuevo Opel Astra OPC. Así como en España tuvimos hasta hace poco la copa de Seat con el León dos litros turbo de 300 cv; de la nueva versión del Astra de competición se esperan unas especificaciones similares. Este espectacular Astra competirá la próxima temporada en el Campeonato de Resistencia VLN, cuyo punto culminante de la temporada serán las 24 Horas de Nurburgring. Evidentemente en este certamen participan muchas marcas y diversas categorías, pero Opel ha creado para estos modelos una “Astra OPC Cup” con clasificaciones y premios en metálico en exclusiva.

opelopc_xtrs_bdbdfdfe6551e1c857bcbd8f9.jpg

Con esta vuelta a la competición, Opel entra de lleno en el deporte del automvilismo, inicialmente en el deporte base, pero quien sabe si a medio plazo se podrían acometer proyectos más ambiciosos. De hecho la marca alemana ya tiene un importante palmarés, con el título de 1982 en el Campeonato del Mundo de Rallys (Walter Rohl, al volante de un Opel Ascona 400), o en circuitos con el título logrado en 1996 del DTM (en aquella época denominado ITC y con un Calibra V6 como la máquina vencedora). Esperemos que este germen que ahora pone Opel de sus frutos a medio plazo y el programa se extienda a más países y más campeonatos. Opel ya estuvo en el pasado en la alta competición, e incluso tiene en su palmarés un mundial de rallys