Opel Vectra 1.8 16v: Calidad y buen precio

Diego Zotes14 ene 2003
El Vectra posee mucha tecnología, exhibe unos acabados de primer nivel y el precio supone un ataque a sus rivales. La motorización 1.8 de gasolina es muy agradable, pero carece de brío si buscamos un alto nivel de prestaciones.
Inicio
CALIDAD Y BUEN PRECIO

a fondo :: Opel Vectra 1.8 16v 1

La llegada del nuevo Opel Vectra ha sido un lanzamiento vital para la marca pues entra en uno de los segmentos más duros del mercado. Y han sido plenamente conscientes de ellos pues tras una semana de prueba podemos afirmar que el producto está dotado de la última tecnología, exhibe unos acabados de buen nivel y el precio supone un duro ataque a todos sus rivales. La motorización 1.8 de gasolina resulta muy agradable, con la potencia justa pero con ausencia de brío si buscamos un buen nivel de prestaciones.

a fondo :: Opel Vectra 1.8 16v 2

Esta nueva generación tiene el listón de ventas tremendamente alto(4,5 millones de unidades se comercializaron de la anterior) pero irrumpe con argumentos de sobra para iniciar el camino con buen pie. Estamos ante un coche completamente nuevo por los cuatro costados, ligeramente más grande y con un diseño exterior que no es muy del gusto de los patrones europeos, aunque habrá que esperar un tiempo para ver la reacción del público.
Jorge Rubio, Autocity.
13 Enero de 2003.
Interior y equipamiento
INTERIOR Y EQUIPAMIENTO

a fondo :: Opel Vectra 1.8 16v 3

Uno de los aspectos más cuidados es el diseño y las calidades interiores. Los acabados que exhibe son uno de sus mejores valores; han utilizado diferentes materiales como el cuero o aleación, todos ellos con buen tacto. La disposición de todos los mandos es muy intuitiva y hace la vida agradable en el interior del nuevo Vectra. Se desmarca de la competencia ofreciendo un espacio interior muy confortable a la vez que innovador por su diseño, que aún así no pierde su aire germano. No se echa nada en falta pues disponemos de multitud de elementos que incluso nos recuerdan a coches de gamas superiores. Al situarnos al volante corroboramos todas estas sensaciones y percibimos la buena dotación de serie del vehículo. Sin duda es uno de los aspectos en los que el fabricante germano ha puesto mayor énfasis.
El puesto de conducción es tremendamente cómodo; a la regulación del volante en profundidad y altura se unen los cuatro reglajes posibles del asiento para ofrecer la posición ideal. La única pega es que el mullido del asiento es quizá un poco blando y no sujeta el cuerpo como sería deseable, pero no llega a ser algo que incomode en absoluto.

a fondo :: Opel Vectra 1.8 16v 4

En la consola central hallamos los controles del sistema de climatización independiente y los del sistema de audio. Una pequeña pantalla situada en su parte superior nos informa en cada momento de las operaciones en curso. Se echa en falta un ordenador de abordo que sí está presente en la práctica totalidad de los vehículos de la competencia.

a fondo :: Opel Vectra 1.8 16v 5

La habitabilidad interior ha mejorado porque las cotas exteriores se han incrementado (10 cm de largo, 9 de ancho, 3,5 de alto y 6 más de batalla). Esto también redunda en un maletero mayor que ahora tiene una capacidad de 500 litros, aparte de contar con una boca de carga que facilita mucho la introducción del equipaje. Además cuenta con formas planas que posibilitan un óptimo aprovechamiento del espacio.
En cuanto a seguridad pasiva contamos con dos airbags frontales para conductor y pasajero, dos laterales y airbag de cabeza tanto delante como detrás. El interior ofrece una comodidad digna de mención además en la parte delantera la funcionalidad está rematada por útiles huecos portaobjetos; doble portalatas entre los dos asientos delanteros y reposabrazos con amplio espacio en su interior.
Al comienzo comentábamos que el diseño exterior podría suponer un handicap pues de desmarca claramente de sus rivales y recuerda más a un estilo americano que al europeo. Pero lo cierto es que aunque la estética tiene su peso un coche debe destacar en cuanto a comodidad, buen comportamiento y como no, en el precio y es ahí donde el nuevo Vectra cuenta con bueno argumentos. Esta versión cuatro puertas COMFORT 1.8 16V tiene un competitivo precio de 20.070,00 € ( 3.339.367 Pts).
Motor y comportamiento
MOTOR Y COMPORTAMIENTO

a fondo :: Opel Vectra 1.8 16v 6

Al accionar la llave de contacto el sonido es suave y una vez nos ponemos en marcha, este adjetivo el que se podría aplicar al funcionamiento del mismo. Los 122 caballos de potencia con los que cuenta no posibilitan un gran empuje y en lo que más se nota es en las recuperaciones, pero una vez que situamos el régimen de giro en un nivel alto obtenemos lo mejor del motor, pudiendo rodar a velocidades muy respetables, sobre todo en terrenos abiertos. Pero hay un inconveniente; al superar a barrera de las 5.000 revoluciones percibimos el alto nivelo de ruido procedente del motor que resulta algo molesto. Esto lógicamente perjudica el bienestar de los ocupantes y la única posibilidad de combatirlo es accionar el equipo de audio que con sus ocho altavoces, CD y los mandos de control situado en el volante, satisfizo nuestros oídos en todo momento por su buena calidad de sonido.

a fondo :: Opel Vectra 1.8 16v 7

Una de las virtudes del motor es su consumo que se sitúa por debajo de los 9 litros en ciclo combinado. La suavidad de respuesta de este propulsor y el acertado escalonamiento de las marchas inciden directamente en este apartado.

a fondo :: Opel Vectra 1.8 16v 8

Cuando ponemos a prueba sus cualidades dinámicas el nuevo Vectra sorprende por una estabilidad encomiable, en la que incide el nuevo chasis interactivo IDS. Podríamos calificar su comportamiento como muy noble, pues los deslizamientos del tren trasero se producen de forma controlada cuando forzamos en algún viraje. Si la situación se nos escapa un poco de las manos, máxime si circulamos con asfalto mojado, el nuevo control de estabilidad ESP Plus es toda una garantía de seguridad. Las suspensiones son uno de los puntos más positivos porque sus tarados cuenta con la dureza justa para hacerlas muy efectivas a la vez que proporcionan confort de marcha.
Dada la vocación de coche familiar y condicionado por su longitud y peso( 4.596 mm y 1.395 kg), no se muestra muy ágil en tramos estrechos y con curvas a lo que no ayuda su perezoso propulsor, pero es una auténtica delicia encaminarnos hacia una autovía y extraer todo el potencial que lleva dentro, pues aunque como decíamos no es un prodigio de prestaciones, sus 122 caballos posibilitan circular a buenas medias cuando el terreno es propicio; es capaz de situarse a 203 km/h a pesar de que su aceleración no es una de sus mejores cualidades (11,2 segundos de 0 a 100).
El equipo de frenos, junto con el ABS resuelve su tarea con plena solvencia, con un pedal que permite dosificar muy bien la frenada. La dirección asistida de endurecimiento progresivo tiene un tacto bueno, se muestra ágil. El cambio de marchas no es de lo mejor pues aunque efectivo no es todo lo preciso que nos gustaría.