Opel Insignia BiTurbo: Baile en pareja

baileenpareja_d1be04cde747349c6ce7259fd.jpg
Raúl Toledano15 feb 2012
Opel apuesta por un sistema de doble turbo secuencial para empujar a su Insignia diésel más prestacional. Lejos de las cualidades del brutal OPC gasolina, este Insignia BiTurbo de 195 cv es, gracias a sus cuatro cilindros en línea, tan refinado como potente, tan ahorrador como progresivo. Lo probamos de primera mano.
CONTACTO
Versatilidad ante la tempestad. Opel aumenta la oferta mecánica de su deseado Insignia, la berlina que en Europa le está sacando de más de un aprieto. La nueva fórmula aplicada no es más que tomar un bloque motor consolidado como es el 2.0 CDTI –el más demandado en el modelo- y añadirle otro turbo más al que ya incorporaba: más par, mejores recuperaciones y consumos casi idénticos respecto a los monoturbo.

biturbodeopelinsapo_a502f6a75d0f05f8a3c9cd258.jpg

Es decir, dos turbos, BiTurbo, que suena a superdeportivo aunque a los mandos de él, la entrega del par es más constante que fulgurante: fiscaliza 195 cv y dispara 400 Nm de par máximo, con un refinamiento y suavidad de marcha sensiblemente mejorados respecto al 2.0 CDTI de 163 o 130 cv (el más reclamado en el mercado Español) y una eficiencia extraordinaria gracias al sistema de ahorro Star&Stop, de serie: 4,9 l/100 km de consumo y 129 g/km de emisiones de CO2.Star&Stop de serie para lograr 4,9 l/100 km de consumo mixto y 129 g/km de emisiones de CO2
La ganancia con respecto al 2.0 CDTI, de 163 cv, del que deriva, es de 50 Nm y 35 cv, obteniendo una ganancia prestacional importante que alcanza tanto a valores de velocidad punta (meritorios son sus 230 km/h), aceleración (de 0 a 100 km/h en 8,7 segundos) como de recuperación (entre 80 y 120 km/h el BiTurbo tarda ¡7,6 segundos!, tan solo medio segundo más que el colosal Insignia OPC).
Tanto la carrocería sedan (4/5 puertas) como la familiar Sports Tourer se podrán asociar a la mecánica BiTurbo, que podrán equiparse con transmisión manual o automática, ambas de seis velocidades, y con tracción integral 4x4 o únicamente al eje delantero. De esta manera las combinaciones son múltiples y los precios bastante ajustados, aunque de momento sin promoción de lanzamiento para unos Insignia BiTurbo que ya están en los concesionarios de la marca con los siguientes precios oficiales:
Opel Insignia Sedán:
Sportive BiTurbo 32.524 €
Sportive BiTurbo 4x4 33.710 €
Sportive Biturbo Automático 35.225 €
Excellence Biturbo Automático 35.275 €

Opel Insignia Sports Tourer:
Sportive BiTurbo 33.849 €
Sportive BiTurbo 4x4 35.035 €
Sportive Biturbo Automático 36.545 €
Excellence Biturbo Automático 36.900 €
Los dos turbos de geometría variable y funcionamiento secuencial, uno más grande para medio y alto régimen y el pequeño para bajas revoluciones, pueden trabajar independiente o conjuntamente, eliminando buena parte del ‘retardo’ inherente a los monoturbo.
Así, existen tres fases muy diferenciadas de acción en el Insignia BiTurbo. En un primer momento, a un régimen motor de entre 1.200 y 1.500 rpm, el par motor ofrecido es de entre 320 y 350 Nm; es ya a medio rango cuando ambos turbos entran a trabajar simultáneamente para lograr entre 1.750 y 2.500 rpm un par tope de 400 Nm; y es a partir del umbral de las 3.000 ‘vueltas’, cuando el Insignia no decae demasiado y sigue manteniendo un empuje digno gracias a que el circuito de admisión-alimentación-escape (volumen grande y un recorrido más largo del aire) se abre completamente para que el turbo grande trabaje a pleno rendimiento.En marcha, notamos un motor mucho más vivo, más ágil, a bajo régimen
En marcha, no se aprecian escalonamientos reseñables entre el funcionamiento de uno y otro turbo, ofreciendo una curva de par muy progresiva, lo que no le coloca como el Insignia más prestacional (eso es asunto del OPC, un colosal V6 de 325 cv, o incluso el 2.0 Turbo de 250 cv), pero sí el que mejor salvaguarda la relación potencia/consumo. Gracias, entre otras medidas anteriormente expuestas, a la tercera generación de sistema de inyección directa (con 8 inyecciones por ciclo de trabajo a 2.000 bares de presión).
La reformulación de la gama Insignia diésel con este doble turbo secuencial permite valores de refinamiento muy elevados. Las marcas apuestan en su gama media de motores por la sinergia turbo o doble turbo y motor de cuatro cilindros. Es, como dicen en el seno del fabricante alemán, un cuatro cilindros (muy suave) con el espíritu de un V6, el territorio de los más fuertes: el Insignia OPC V6 2.8 y 325 cv, por ejemplo. Sus rivales naturales, Citroën C5, Peugeot 508. Ford Mondeo o Volkswagen Passat ofrecen en su gama media de motores diésel (entre 150 y 180 cv) un solo turbo alimentado al bloque motor de 2.0 o 2.2 litros, según el caso.La clase media de las berlinas apuesta por un único turbo con potencias inferiores a los 195 cv del Insignia BiTurbo
Además, Opel reunió a la prensa especializada para informar que a partir de primavera (no se precisó más) las versiones BiTurbo con tracción integral 4x4 podrán equipar el chasis SuperSport con las torretas de altas prestaciones, que incluye el chasis adaptativo de la marca FlexRide y como kit especial y opcional uno que incluye unas llantas específicas de 20” (ver galería) y unos frenos de la afamada firma Brembo.

llantasbailonas_f649130d81971ccd7c62f76f0.jpg