Opel Insignia 2012: Argumentos eficientes para un producto ganador

a fondo Opel Insignia 2012 1
Raúl Toledano12 sep 2011
400.000 ventas le avalan. Su planta, aplomada y deportiva, siempre de sedán elegante, se mantiene para añadir ahora mecánicas más eficientes en diésel y gasolina, en este caso apostando por el downsizing, y equipamientos actualizados
Contacto
El parlamento es amplio y plural, el turno de palabra se reparte, cada uno muestra sus inquietudes personales, los tiras y aflojas pertinentes; el especialista que duda, el chico satisfecho que enfatiza sobre la línea oficial, su compañero, más prudente todavía, callado, con los ojos bien abiertos; entre todos, enfrente, el defensor de la causa, en este juicio de conducción y prestaciones, el organigrama de Opel España, que saca pecho porque su Insignia el aspirante moderno y hermoso- es la segunda berlina más vendida del mercado nacional, porque desde octubre amplia y optimiza equipamientos en su gama 2012, que vendrá reforzada por una mecánica diésel de bajos consumos y emisiones, un empujón de caballos para el motor gasolina 2.0 turbo 4x4 y, sobre todo, porque introduce la filosofía downsizing de bajo cubicaje en un novedoso propulsor gasolina 1.4 turboalimentado de 140 cv con tecnología ecoFLEX, esto es, el sistema Star/Stop y el resto de aditamentos para la causa medioambiental, aspirando incluso a ser una opción de relumbrón para flotas y empresas. En las tres carrocerías disponibles, cuatro, cinco puertas o Sports Tourer (familiar), los precios del Opel Insignia 2012 arrancan en 23.290 euros.

Con la postal de una Frankfurt, a lo lejos, difuminada por la caída del sol vespertino, resoplan los motores del Insignia, ya probadas y estrujadas todas las versiones también el caramelito del OPC y sus 325 criaturas de potencia- después de 200 km por las llanuras asfaltadas alemanas las afamadas autobahn de tramos sin límite de velocidad- y carreteras reviradas, que surcaban suaves enclaves montañosos que exigían lo mejor del chasis de Opel y su sistema de suspensión adaptativa FlexRide -regulación opcional más deportiva o confortable de la asistencia de la dirección, acelerador, suspensiones y cambio automático si lo lleva-. El motor estrella de la presentación, el 1.4 turbo gasolina ecoFLEX, que sustituye al 1.8 atmosférico, ambos de idéntica potencia, 140 cv, de doble árbol de levas con distribución variable, registra en su ordenador de abordo unos increíbles 8,3 l/100 km de consumo con el botón Sport activado, después de triturarle al máximo por las carreteras más serpenteante, sin apenas utilizar la quinta y sexta velocidades de su caja manual, ambas de largos desarrollos para reducir consumos, para sacar el lado más rutero del Insignia. De serie con la aplicación Star/Stop, dirección asistida eléctrica, carenados más bajos aerodinámicos y neumáticos de baja resistencia a la rodadura con llantas de 17, este 1.4 oficializa 5,7 l/100 km en ciclo mixto, dos menos que su antecesor, el 1.8, mientras que las emisiones de CO2 se reducen en 45 g/km, hasta unos 134 g/km que le colocan en la cresta de la categoría.El motor gasolina 1.4 turbo sustituye al 1.8 atmosférico, reduciendo emisiones y consumos en un 25%
Conducimos la carrocería de cuatro puertas. Su peso, 1.513 kg, le lastra en bajo régimen, obligando en situaciones de adelantamiento, recuperaciones, a tirar de palanca de cambio, por cierto, de tacto limpio, directo, todo muy alemán, como la dirección, eléctrica, que en modo Sport se endurece y calca nuestras instrucciones, otorgando siempre una sensación de seguridad máxima, sin perder ese suspiro deportivo de las berlinas modernas que nos permite confiarnos a altas velocidades a la hora de meter al Insignia por las curvas más cerradas: su esqueleto ni se inmuta, va sobre raíles, el control de tracción activado no chirría, todo muy compensado, con un tren trasero que se nota algo más endurecido y transmite cierta emoción dinámica. Con el botón Sport activado, el ESP está programado para no ser tan intrusivo. Lo desconectamos en un tramo, y el esfuerzo para dirigirlo es mayor, aunque tampoco es una locura para controlarlo con cierto margen de seguridad. Por su parte, para activar o desactivar el sistema de parada y arranque automático de motor Star/Stop basta con pulsar el botón Eco, en la zona superior del salpicadero, a la altura de los botones de configuración del chasis electromecánico FlexRide, Sport y Tour, este para disfrutar de una conducción más placentera. Con esta configuración, el Insignia se transforma en un coche menos ágil pero más dominable y confortable, más sencillo de conducir, como podría ser un Citroën C5 o un Peugeot 508.

a fondo Opel Insignia 2012 2

"De 0-100 km/h en 10,9 segundos y una punta de 205 km/h"A pesar de su menor cubicaje, la mejora del par del 1.4 Turbo respecto al 1.8 atmosférico es del 15%, hasta alcanzar los 200 Nm, acompañado de unas prestaciones aceptables de aceleración, 10,9 segundos tarda en alcanzar los 100 km/h desde parado, y de velocidad punta, con 205 km/h. Por su parte, la versión Sports Tourer para Opel una carrocería sagrada por la tradición de la marca en ensamblar productos polivalentes y familiares-, registra un consumo de 5,9 l/100 km y 139 g/km de CO2. Para lograr estos parámetros los ingenieros de Opel han desarrollado un nuevo sistema de control electrónico del turbo, consiguiendo que la combustión sea más precisa y que la fricción de los propios componentes sea más eficaz.De 0-100 km/h en 10,9 segundos y una punta de 205 km/h
La nueva puesta a punto del Insignia, que en sus tres años de vida siempre ha gozado de una salud encomiable en Gran Bretaña araña el 64% de cuota de mercado en su segmento-, aspirando incluso a restar compradores a los fabricantes Premium alemanes desde la marca recalcan que el cliente Insignia busca un equipamiento high tech, con altos niveles de personalización, a la altura de un BMW Serie 3 o un Audi A4: FlexRide, sistema de iluminación adaptativa AFL+, navegación, llantas de hasta 20, tracción integral, cuero-, supone en definitiva una apuesta por la eficiencia de motores y los consumos contenidos, sin que ello repercuta en las prestaciones: un dato, en ciclo gasolina el 23% de las ventas del Opel Insignia corresponden a mecánicas superiores a 200 caballos el 2.0 Turbo de 220 o 250 cv y el 2.8 V6 OPC de 325 cv-, y en diésel el segmento entre los 140 y 200 cv suponen el 60% de las matriculaciones.
Por su parte, el motor 2.0 Turbo gasolina mantiene los 220 cv en su configuración de par transmitido al eje delantero, pero con la tracción adaptativa 4x4 su potencia se ve incrementada hasta unos sorprendentes 250 cv, gracias a la ganancia de presión del soplado del turbocompresor, optimización de la inyección de combustible y la reducción de las pérdidas de flujo en el sistema de admisión y de escape. Así las cosas, su par máximo pasa de 350 Nm a 400 Nm a 2.400 rpm, acelerando de 0-100 km/h en 7,5 segundos y con una velocidad punta de 250 km/h. En esta versión, el sistema Star/Stop y los neumáticos de baja resistencia a la rodadura serán opcionales, siendo posible reducir su consumo mixto homologado en 8,4 l/100 km y las emisiones hasta los 197 g/km de CO2.

a fondo Opel Insignia 2012 3


A los mandos de esta mecánica, las sensaciones deportivas aumentan considerablemente. Es un motor que estira y estira, más progresivo que contundente. La conducción es siempre precisa, con un tacto del conjunto acelerador-caja de cambio manual de 6 velocidades-dirección no eléctrica bastante beneficioso para transformar al Insignia, siempre con el botón Sport activado, en uno de los sedán generalista los japoneses siguen un peldaño por encima; Honda Accord y Mazda 6, aunque ambos en opciones diésel mejor que gasolina- más temperamentales. El aplomo, la pisada de coche poderoso, equilibrado, de berlina distinguida por sus facultades dinámicas, se acrecienta gracias a la tracción 4x4, disponible en los tres tipos de carrocería del Insignia. Al igual que en el 1.4 en configuración Tour, la más rutera, las irregularidades del asfalto se filtran bastante bien, aunque en tal caso la carrocería se nota más bailona como consecuencia de una suspensión que se aprecia demasiado esponjosa en el paso por curva. Otros modelos, principalmente su archienemigo el Volkswagen Passat con suspensión de serie, sigue mostrándose más capaz y confortable.Este 2.0 4x4 es una de las opciones de configuración más deportiva en el actual mercado de berlinas medias generalistas
"Una berlina diésel de 160 cv y un consumo de 4,9 l/100 km"Por último, en ciclo diésel, la firma del rayo rebaja los índices de consumo y emisiones en su motor 2.0 CDTI, que en el escalafón superior de 160 cv también se ofrece en 110 y 130 cv- se contienen en unos plausibles 4,9 l/100 km y 115 g/km de CO2 gracias también al paquete de serie ecoFLEX. Sus prestaciones, con cambio manual, siguen siendo punteras: ya entrega un par de 350 Nm -380 Nm con la función overboost- a 1.750 rpm, permitiéndole acelerar de 0-100 km/h en 9,5 segundos y alcanzar una velocidad punta de 221 km/h. Hace unas semanas probamos este mismo motor, asociado a la carrocería familiar Sports Tourer, la tracción integral y el cambio automático de seis relaciones. Tanto entonces como ahora, hablamos de una mejora sustancia con el pasado más reciente de Opel en sus motores diésel. Pero si a nivel prestacional y dinámico este Insignia ofrece un comportamiento irreprochable, en lo que se refiere a refinamiento sigue estando un peldaño por detrás de la competencia, y eso que la insonorización del habitáculo es uno de sus puntos fuertes. Sólo en vías rápidas a velocidades de crucero entre 140 y 180 km/h, el ruido mecánico se disimula considerablemente. El common-rail y el turbo de geometría variable han sido optimizados, así como la centralita electrónica que controla la circulación de los gases contaminantes, mientras que los piezoinyectores funcionan a más presión, mejorando su respuesta a bajo régimen.Una berlina diésel de 160 cv y un consumo de 4,9 l/100 km
Dejando a un lado sus cualidades en movimiento, Opel ha introducido para su Insignia nuevos equipamientos interiores tapicería en piel napa Indian Night- y exteriores ֺnicamente una nueva pintura metalizada oscura denominada Luxor-, así como una revisión en términos de seguridad de su cámara frontal Opel Eye que ahora añade funciones de gran ayuda para el conductor: el indicador de distancia de seguridad en el cuadro de mandos que se traduce, en caso de llegar a una situación crítica, en una alerta de colisión frontal con una alarma audible y una señal visual; o un nuevo sistema de reconocimiento de señales de tráfico tras esta primera toma de contacto, podemos asegurar que es uno de los mejores que hemos probado- que, junto al aclamado sistema de iluminación adaptativo AFL+ con faros bixenón, nos facilita un dominio absoluto del entorno. A nivel de tecnologías de información, los nuevos sistemas de navegación Navi600 y Navi900 Europa almacenados en tarjetas SD siguen siendo uno de los referentes del mercado. Este último, incluido en todos los coches de prueba de la presentación, ofrece reconocimiento de voz o la función de cuaderno de bitácora para identificar los viajes con un número y recoge con precisión parámetros como el punto de inicio y de destino, longitud de la ruta en kilómetros y el tiempo necesario para realizar el viaje, entre otras funciones.

a fondo Opel Insignia 2012 4