OPEL G90 : Concept car ecológico:

Diego Zotes14 ago 2000
Inicio
Opel G90, respetuoso con el medio ambiente

a fondo :: OPEL G90 : Concept car ecológico 1

El "G90", el innovador coche de concepto de mínimo consumo de Opel, se muestra en la 3ª edición del Salón Internacional del Automóvil de Madrid. Después de su presentación mundial en el Salón Internacional del Automóvil de Frankfurt de 1999, el cuatro plazas de consumo mínimo fue elegido "Coche Concepto del Año" y "Coche Concepto Medioambiental del Año".

Con un motor de gasolina de tres cilindros de 60 CV / 44 kW, este coche de concepto sólo produce 90 gramos (G=90) de emisiones de CO2 por kilómetro. Esta cifra rebaja más de un tercio el límite de 140 gramos por kilómetro que la Unión Europea tiene previsto se convierta en el valor medio de las flotas de los fabricantes en el año 2008.

Con arreglo a la norma EU 93/116 de consumo combinado, 90 gramos de CO2 por km representan un consumo de combustible de 3,88 litros cada 100 km. Esta cifra excepcionalmente baja para un espacioso modelo cuatro plazas de la categoría del Astra se ha conseguido por medio de innovadoras técnicas de ahorro de peso y un coeficiente aerodinámico Cx = 0,22. Al mismo tiempo, el G90, que insinúa la dirección que el estilo de las carrocerías de Opel podría tomar en el futuro, demuestra un nuevo enfoque en cuanto al diseño interior.

Con su diseño aerodinámico y un peso muy bajo, de sólo 750 kilos, el coche de concepto G90 exhibe un enfoque alternativo en torno a la movilidad del futuro en vísperas del próximo milenio", ha afirmado Hans Demant, Jefe de Desarrollo de Opel. "Este nuevo coche de concepto demuestra que - con independencia del motor y sin tener que recurrir a materiales exóticos o restarle comodidad a los pasajeros - es posible fabricar un coche a un precio razonable, con un consumo de combustible en el entorno de los tres litros a los 100 kilómetros y, además, muy divertido de conducir."
Diseño exterior
Diseño esterior

a fondo :: OPEL G90 : Concept car ecológico 2

El estilo del coche de concepto no sólo habla el lenguaje de diseño de clara orientación técnica que se manifiesta en el Astra y en el Zafira. También establece nuevas tendencias y señala el camino de las futuras intenciones estilísticas de Opel.

Buen ejemplo de lo dicho es la "arruga", término que en la jerga de los diseñadores alude al perfil elevado que discurre hasta el centro del capó del motor, aunque también lo son el estilo y la tecnología de los faros. En un único grupo óptico, aunque a diferentes niveles, se integran los faros normales, los faros antiniebla y los intermitentes, para los que se ha recurrido a diodos de emisión de luz (LED).
Diseño interior
Diseño interior; el ingenio al servicio de una mayor comodidad

a fondo :: OPEL G90 : Concept car ecológico 3

Las ideas innovadoras también abundan en el habitáculo de pasajeros, donde los diseñadores e ingenieros han observado el principio rector de "Menos es Más" con igual rigidez que a la hora de crear un concepto de carrocería que permitiera ahorrar combustible.

Este principio se hace plenamente visible en la prominente parrilla tecnológica en forma de T situada en el centro del habitáculo. Con un acabado en metal pulido, esta parrilla contiene el módulo de sonido y teléfono móvil, el sistema de climatización y el sistema de navegación con pantalla. Ésta última sólo queda a la vista una vez que el conductor pulsa el botón para poner en marcha el motor de tres cilindros ECOTEC, momento en que la tapa de la pantalla se abre automáticamente.

Su interior acoge comfortablemente a cuatro personas y su equipaje. El compartimento de carga del G90 es espacioso y, junto con el volumen añadido dentro de un espacio oculto situado tras el portón, posee un volumen de 350 litros (norma VDA). Este volumen se puede incrementar hasta los 980 litros abatiendo los respaldos del asiento trasero, partido 50:50. El asiento del acompañante delantero se puede abatir con el fin de conseguir una superficie completamente plana para cargas de hasta 2,50 m de longitud. El ancho máximo de carga entre pasos de rueda es de 1,10 m.
Motor
Motor tres cilindros ECOTEC, ligero y eficiente

a fondo :: OPEL G90 : Concept car ecológico 4

Para propulsar al G90, los ingenieros de Opel escogieron la motorización de tres cilindros ECOTEC del Corsa, de extraordinaria eficiencia. Este motor posee una cilindrada de 973 cc y elementos de tecnología avanzada como los árboles de levas huecos, una moderna micro unidad mixta de control de gestión del motor e inyección secuencial.

En el coche de concepto, este motor de 12 válvulas desarrolla una potencia de 60 CV (44 kW) y un par máximo de 85 Nm a 2.800 rpm. Walter Treser, el Director de Ingeniería Avanzada de Opel manifiesta, "Existían dos razones por las que nos decidimos por un motor de gasolina: En primer lugar, la inyección directa tiene en principio muchísimo potencial y, en segundo lugar, es más barato fabricar un motor de gasolina que uno diesel. Esto evidentemente beneficia al consumidor y está de acuerdo con nuestra filosofía de ofrecer tecnología punta a precios razonables".

Un auténtico peso ligero de sólo 80 kilos, el motor mueve las ruedas delanteras a través de una transmisión de cambio secuencial, en el que las cinco velocidades se engranan bien manualmente por medio de un balancín situado en la columna de la dirección, o automáticamente con sólo pulsar un botón.

En el G90, las prestaciones de este compacto motor de tres cilindros resultan realmente asombrosas: Lanza a este vehículo de 750 kilos de 0 a 100 km/h en sólo 14 segundos, acelera de 80 a 120 km/h en 18 segundos y consigue alcanzar una impresionante velocidad máxima de 180 km/h. Otro motor muy adecuado para el "G90" es el propulsor de cuatro cilindros y 1.2 litros de la familia ECOTEC Compact. Con este brioso cuatro cilindros multiválvulas de 75 CV (55 kW), el G90 alcanzaría una velocidad máxima de 200 km/h.
Aerodinámica
Diseño aerodinámico

a fondo :: OPEL G90 : Concept car ecológico 5

La elevada cifra de velocidad máxima del G90 se deriva en parte del excelente coeficiente aerodinámico de este coche de concepto, cifrado en sólo 0,22, y un índice de área frontal (SCx) de sólo 0,45. Estas cifras aerodinámicas se consiguieron diseñando una sorprendente forma de lágrima con un característico techo inclinado y una trasera cortada bruscamente para el relativamente corto G90 (longitud: 3.996 mm. , batalla: 2.550 mm.).

Al igual que el diseño de la parte trasera, el carenado de toda la parte inferior, en el que está incluido el sistema de escape, contribuye significativamente a la excelente aerodinámica del G90. El carenado inferior está realizado en chapa de aluminio diseñada específicamente para el estudio.

El mayor avance aerodinámico de la zona de los bajos del G90, no obstante, se obtuvo haciendo que el suelo ascienda en la parte trasera en un ángulo de seis grados. Esto se traduce en un "efecto difusor", bien conocido en los ámbitos del diseño de coches de carreras. Juntos, la línea del techo descendente hacia la trasera y el bajo borde de salida sobre el portón se combinan con el fin de reducir la superficie de la parte posterior.

El aire, tanto por encima como por debajo del coche, fluye y supera la carrocería más rápidamente, lo que trae consigo menos turbulencias y una menor resistencia al avance.

Su construcción se caracteriza por la utilización sistemática del aluminio y el magnesio. El peso de sólo 750 kg del G90 se alía a la excelente aerodinámica del coche con el fin de reducir el consumo de combustible. Esta baja cifra de peso se consiguió mediante la aplicación estratégica de materiales ligeros como el aluminio y el magnesio.

Gracias al bajo consumo de combustible del G90, un ligero depósito de combustible con una capacidad de sólo 30 litros basta para otorgar al coche concepto una autonomía de unos 770 kilómetros.