Opel en el Oldtimer 2013: Los mejores bólidos en Nurburgring

opelclassic_portada_d239e0277f07d4c6db46a385d.jpg
Enrique Marco09 ago 2013
Opel será uno de los principales protagonistas del 41º AvD Oldtimer Grand Prix 2013 que este fin de semana se celebra en Nurburgring. Unas 60.000 personas verán en directo una selección de los mejores bólidos Opel en sus 110 años de historia en competición. 
Este fin de semana se celebra en el mítico trazado de Nurburgring el 41º AvD Oldtimer Grand Prix 2013, una de las citas anuales de coches clásicos más importantes de Europa. Unas 60.000 personas asistirán al trazado alemán para ver en directo un extraordinario festival de coches clásicos de competición, además de emocionantes carreras divididas por las épocas y las categorías de los bólidos. Son varias las marcas que patrocinan y participan en este evento, y junto a Porsche, Jaguar, BMW y Alfa Romeo, este año destacará especialmente Opel.
La marca del rayo celebrará sus 110 años de historia en competición con 20 modelos de diferentes épocas y disciplinas. Al volante de ellos se pondrán tanto afamados pilotos como Walter Rohrl, que pilotará un Ascona B 400 como el que le hizo campeón del mundo de rallys en 1982, como directivos de la marca, pues el presidente y consejero delegado de Opel –Dr Karl-Thomas Neumann- pilotará un Rekord C en unas vueltas de exhibición en el circuito de Gran Premio.
Fue en 1903 cuando el Opel Racing Car debutó en competición, un coche de carreras con motor bicilíndrico de 1.885 centímetros cúbicos que desarrollaba 12 cv y alcanzaba los 70 km/h. Solo 10 años después la potencia y las prestaciones de los Opel se incrementaron de forma espectacular, pues a los tres coches de Grand Prix con construyó los dotó de un motor tetracilíndrico de 4,5 litros y 110 cv que les permitía rondar los 170 km/h. La mayor bestialidad llegó sólo un año después, con un gigante de 12,3 litros de cilindrada y unos 260 cv de potencia que, a pesar de dar en la báscula dos toneladas, podía alcanzar los 228 km/h; todo un hito para su época.

opelclassic_x_a518b961e2ee6684307fd4a0d.jpg

En tiempos más modernos, en los 60 y 70, los Opel GT destacaron en los circuitos, especialmente versiones como el Conrero de 1972, que obtuvo triunfos en los principales circuitos europeos. Pero no sólo en los circuitos de velocidad triunfó Opel, ya que en los rallys saborearon las mieles del triunfo con el genial Walter Rohrl al volante de un Ascona B 400. Fue en 1982 cuando obtuvo el título absoluto, aunque un año después el Ascona seguía siendo tan competitivo como para vencer en el durísimo rally Safari, conducido por Ari Vatanen. Volviendo a los circuitos, concretamente al prestigioso certamen ITC (precursor del DTM), Opel logró el campeonato en 1996 con el Calibra V6 de 500 cv pilotado por Manuel Reuter, desbancando a los poderosos equipos Mercedes y Alfa Romeo.En 1982 el Opel Ascona fue campeón del mundo de rallys, y en 1996 el Calibra ganó el ITC
Todas estas piezas de museo, que son parte de la historia del automovilismo de competición, revivirán este fin de semana en el circuito de Nurburgring para deleite de los miles de fans que se concentrarán en el 41º AvD Oldtimer Grand Prix 2013.