Opel Corsa OPC 2015: Pequeño matador alemán

corsaportada_2da7f8eee32d835d0b11a1db9.jpg
Raúl Toledano06 feb 2015
Opel presenta la nueva generación del Corsa OPC, el pequeño matador alemán con motor de 1.6 litros turbo y 207 cv de potencia máxima, que está asociado en exclusiva a la carrocería de tres puertas -con un chasis deportivo-, al cambio manual de seis velocidades y a la tracción delantera -en opción, un diferencial autoblocante-.
Ante las últimas novedades de la competencia -el nuevo Volkswagen Polo GTI y la edición 30 aniversario del Peugeot 208- los chicos de Opel cargan las pilas al segmento de los subcompactos deportivos con este pequeño matador, el Opel Corsa OPC, que será presentado en el próximo Salón de Ginebra y pocas semanas después iniciará sus ventas con el objetivo de ganarse a la clientela más hambrienta de deportividad sin renunciar al suficiente confort para un uso diario.
El nuevo Corsa OPC es el Corsa más potente de la nueva generación del utilitario alemán, que se fabrican en la planta de Figueruelas (Zaragoza). El motor responsable de sus prestaciones deportivas es un bloque gasolina de 1.6 litros turbo y 207 cv de potencia máxima, que sustituye al anterior bloque (también de 1.6 l) con dos evoluciones de potencia, la estándar de 192 cv y una superior denominada "Nurburgring" de 210 cv. La nueva mecánica destaca por un par superior (245 Nm por los 210 Nm de antes) en un margen de revoluciones más amplio (entre 1.900 y 5.800 rpm), contando con una función overboost que aumenta esta cifra en 35 Nm más, llegando a los 280 Nm.
Como su predecesor, la arquitectura es la típica de la categoría: caja de cambios manual de seis velocidades y tracción a las ruedas delanteras. Con esta combinación, el nuevo Corsa OPC es capaz de ponerse de 0 a 100 km/h en 6,8 segundos, recupera de 80 a 120 km/h en quinta velocidad en sólo 6,6 s y alcanzar una velocidad máxima de 230 km/h. Datos que evidentemente repercuten en un consumo de combustible oficial algo elevado de 7,5 l/100 km (174 g/km de emisiones de CO2).Acelera de 0 a 100 km/h en 6,8 segundos y alcanza una velocidad máxima de 230 km/h
Además el chasis se sustenta sobre una suspensión deportiva rebajada en 10 milímetros respecto al Corsa normal y los controles electrónicos de estabilidad (ESP) y tracción (TC) ofrecen programas de funcionamiento distintos, uno de los cuales, denominado modo "Competición" desactiva el TC y retarda la entrada del ESP, pudiendo llevar al límite dinámico al Corsa OPC. Además Opel ofrece el paquete "Performance" que incluye un diferencial autoblocante delantero del especialista Drexler, unas llantas de 18 pulgadas (las de serie de 17" sobre unos neumáticos Michelin de 215/45 R17) y unos frenos Brembo con discos delanteros más potentes de 330 Nm (de 308 mm los 'básicos').
Por supuesto, además de los cambios mecánicos y en el chasis, la estética del Corsa OPC -disponible en la variante de tres puertas- es claramente distinta al resto de versiones, empezando por el nuevo color de la carrocería Azul Ópalo, que es exclusivo de OPC. El Corsa OPC también equipa un nuevo frontal con entradas de aire más grandes, así como una apertura superior sobre el capó y los pasos de ruedas ensanchados de rigor. En la trasera destaca el escape doble firmado por Remus, un difusor de toque deportivo y un spoiler sobre el portón disponible en dos versiones, uno más discreto de serie y otro mucho más llamativo que crea mayor apoyo aerodinámico en el tren posterior.
Por último en el interior del nuevo Corsa OCP también se ha creado un ambiente deportivo, con el volante forrado en cuero y achatado en la parte inferior, el pomo de la palanca de cambios OPC y los pedales deportivos de aluminio, junto con los característicos instrumentos OPC. Los asientos tipo baquets de Recaro, que ofrecen al conductor y al acompañante una perfecta sujeción lateral, ponen un sello de lujo al pequeño matador alemán.