Opel Astra: Compacto de clase superior

a fondo :: Opel Astra 1
Diego Zotes05 oct 2009
El nuevo Astra de Opel llegará a nuestro mercado a finales de noviembre con unas sorprendentes cualidades de calidad, diseño escultural y tecnología de vanguardia, a unos precios muy ajustados que arrancarán en los 15.700 euros.
Compacto de clase superior
Tras su presentación en el Salón del Automóvil de Frankfurt 2009, por fin llega la presentación oficial del nuevo compacto de Opel, el Astra en su versión de 5 puertas, que en esta décima generación llega totalmente renovado en cuanto a diseño y chasis, e introduce unas innovaciones tecnológicas de seguridad y confort poco vistas en el segmento para competir con los mejores de su grupo.
En un momento en el que el nuevo Insignia está acaparando un éxito rotundo por toda Europa entre sus rivales del segmento D, ahora se acompaña del esperado compacto Astra que va a suponer un revulsivo para la marca europea de General Motors en su nueva andadura junto a la multinacional autriaco-canadiense Magna, puesto que vende nada menos que el 45% de toda la marca Opel. En su éxito están depositadas todas las esperanzas de futuro para el resurgimiento de Opel. Para ello han dotado al nuevo compacto de un comportamiento propio de vehículos de segmento superior y han reflejado el moderno diseño escultural y la tecnología que ya avanzaba su hermano mayor Insignia. Quieren trasladar al segmento compacto los nuevos estándares de calidad y tecnología de Opel, haciéndolo más accesible para el público.
La marca todavía no ha facilitado los precios, pero lo que sí han confirmado es que desde la última semana de noviembre estará disponible en los concesionarios y se podrá adquirir un Astra de gasolina 1.4 de 100 cv con acabado Essence con un equipamiento donde no faltará el ABS, el control de estabilidad ESP, el control de tracción TCS, los espejos exteriores eléctricos y calefactables o seis airbags desde los 15.700 euros, una relación valor/precio realmente muy competitiva.
Las claves del Astra
Las novedades que presenta el Astra van en varias líneas que suponen el verdadero cambio respecto a su generación anterior y un importante aporte frente a sus rivales del segmento. Primero, se ha refinado notablemente el diseño exterior del coche, así como el interior ha experimentado una importante mejora en ergonomía. Por otra parte, a nivel tecnológico se han introducido cantidad de elementos innovadores en seguridad y confort provenientes del Insignia y más propios de segmentos superiores de lujo. Al tiempo presenta unas mejoras en el chasis que consiguen un comportamiento realmente refinado, similar al que ofrece una berlina de gama alta.

a fondo :: Opel Astra 2

En cuanto a la apariencia, muestra el mismo nuevo lenguaje de diseño del Insignia, mucho más juvenil, emocional y deportivo que en su anterior generación, con una elegancia general patente lograda mediante una suavidad de líneas redondeadas hasta ahora inexistentes. Se combinan a su vez con una línea de techo con caída hacia la zaga dibujando una silueta de coupé y figura atlética y musculosa remarcada con unos pasos de rueda abombados que incorporan llantas de hasta 19 pulgadas. Su aspecto se puede definir como arte escultural con precisión alemana. De primeras llaman la atención los rasgos dinámicos del frontal y el lateral que transmiten dinamismo y movimiento. Muestra la nueva línea dinámica sobre las puertas, similar a la que introdujo el Insignia, pero invertida para darle más peso y volumen a la zona trasera. Unas de las novedades que más destacan son las ópticas, que muestran un aspecto rasgado muy moderno que se iluminan con diodos led dibujando formas triangulares.
El interior también ha cambiado notablemente su aspecto, prescindiendo de la formalidad que antes le caracterizaba y sustituyéndolo por elementos con un desarrollo basado en la ergonomía y el bienestar del conductor y de los pasajeros. El salpicadero presenta una consola central inclinada que pone al alcance del conductor todos los mandos de control del chasis y la dinámica, así como los de confort bien identificados. El cambio está colocado en una posición muy accesible, para que un simple movimiento facilite su uso. Dando respuesta a las demandas actuales de espacio, cantidad huecos portaobjetos recorren el interior hasta alcanzar 25 litros, donde se puede depositar con facilidad desde un libro de gran tamaño hasta una botella de litro y medio en las bolsas de las puertas.
Pero los elementos más destacados son los asientos, que desde su diseño más básico tienen una apariencia de gran confort, mientras que los de los acabados superiores están fabricados en piel y tienen una homologación certificada por una empresa alemana puntera por sus dotes de sujeción y cuidado de la espalda. De serie en toda la gama Astra, ofrece sistemas de flexibilidad y modularidad para resultar más útil a las familias, con un sistema denominado Flex Floor que adapta la capacidad del maletero en tres niveles con un máximo de 380 litros, así como el sistema Flex Fix que permite transportar bicicletas de forma sencilla sobre un adaptador que sale del paragolpes trasero.
Entre los elementos innovadores que presenta el nuevo Astra encontramos algunos que introdujo el Insignia, como el sistema Flex Ride, que adapta de forma electromecánica la suspensión al tipo de trazado y de conducción; el sistema Opel Eye, que interpreta las señales de tráfico y hace las veces de avisador de cambio involuntario de carril para evitar accidentes; el sistema AFL Plus de iluminación activa en 9 posiciones, combinado con los faros de xenón.
En cuanto al chasis, se ha aumentado la distancia entre ejes y la anchura de las vías delantera y trasera para lograr un comportamiento más estable y un mayor aplomo en carretera. La configuración del eje delantero es el característico MacPherson con amortiguador y muelle helicoidal mientras que para el eje trasero se ha destinado una nueva barra de torsión de perfil hueco con bastante flexibilidad, mientras se acompaña de un sistema de Timonería de Watt´s, que mediante una pieza flexible central filtra los movimientos laterales del amortiguador manteniendo las ruedas simpre alineadas con la carretera. Es decir, logra un comportamiento similar al de un sistema multibrazo, economizando el espacio y el peso del sistema para dejar mayor hueco al maletero.
Motores conocidos, mejor rendimiento
En cuanto a los motores con los que se va a lanzar inicialmente la versión 5 puertas son cuatro de gasolina y tres diésel, que posteriormente se completará con un propulsor ecológico EcoFlex de ciclo diésel. Todos ellos han experimentado modificaciones para reducir su consumo de combustible mediante la generalización de la tecnología inteligente, llegando en algunos de ellos a bajar un 12%.

a fondo :: Opel Astra 3

La gama en gasolina se compone de un 1.4 16v de 100 cv, un 1.6 con 16v y 115 cv, un nuevo 1.4 Turbo con 140 cv y un conocido 1.6 Turbo con 180 cv de potencia, consiguiendo todos ellos unos consumos reducidos que nunca llegan a los 7 litros a los 100 km. Entre los diésel figuran inicialmente el 1.7 CDTi con dos niveles de potencia, un 110 cv y un 125 cv, ambos con consumos homologados de 4,7 litros a los 100 km, y un 2.0 CDTi con 160 cv de prestaciones más deportivas, que deja también el consumo en unos escasos 4,9 litros a los 100 km. Para principios de 2010 llegará al mercado la versión EcoFlex, que emplea el conocido motor 1.3 CDTi con 95 cv y mediante una serie de ajustes aerodinámicos deja su consumo en tan sólo 4,2 litros a los 100 km, el consumo más bajo del segmento hasta la fecha. Para esa fecha también está prevista la comercialización del familiar Sports Tourer, mientras que más adelante se ofrecerá la opción del sistema Stop/Start con algunos motores para rebajar aún más los consumos de combustible.
A nivel dinámico, con el nuevo Astra se buscaba mayor confort y aplomo con el mismo comportamiento dinámico y deportivo que ya ofrecía el Astra anterior, para lo que los ingenieros de la marca han decicido modificar algunas cotas del chasis como alargar la distancia entre ejes en 71 mm hasta los 2,685 metros, para conseguir mayor estabilidad y habitabilidad interior, así como ensanchar las vías delantera y trasera en 56 y 70 mm respectivamente, lo que consigue una imagen mucho más ancha y deportiva, así como un aplomo dificilmente igualable en el segmento. La pisada del Astra sorprende porque en todo momento transmite la sensación de ir en un coche de mayor tamaño.
El chasis ha aumentado su rigidez en un 43% frente a la torsión como en un 10% frente a la flexión, logrando un comportamineto muy estable y neutro en toda circunstancia. Opciones como el sistema Flex Ride, que adapta de forma eléctrica en tres modos Normal, Tour y Sport- la suspensión al tipo de conducción y al trazado de la carretera, el avanzado sistema AFL Plus de iluminación en curva con 9 funciones o el sistema Opel Eye, que mediante una cámara delantera avisa del cambio involuntario de carril y reconoce las señales de tráfico mostrándolas sobre el ordenador de a bordo, hacen el resto para que la conducción resulte una tarea sencilla y segura.