Opel Astra Sports Tourer: Un SW bien rematado y deportivo

a fondo :: Opel Astra Sports Tourer 1
Raúl Toledano12 nov 2010
La gama del compacto Opel Astra sigue creciendo con el lanzamiento en enero de la carrocería familiar, denominada Sports Tourer, cuyo precio es 850 euros superior a su modelo matriz
Un SW bien rematado y deportivo
La gama del compacto Opel Astra sigue creciendo con el lanzamiento a partir del próximo mes de enero de la carrocería familiar, denominada Sports Tourer, cuyo precio es 850 euros superior a su modelo matriz, partiendo de los 19.775 euros del motor gasolina atmosférico 1.6 de 115 cv y acabado Enjoy hasta los 25.675 euros del 2.0 CDTI Cosmo de 160 cv y cambio automático. En un segmento poco frecuentado por los españoles ahí están como rivales más celebres, el VW Golf Variant, el Renault Megane Sports Tourer, o incluso apurando un poco en dimensiones el Skoda Octavia Combi-, la marca del rayo pretende dar un salto cualitativo, con un coche cuyos argumentos son la deportividad familiar y aunar el confort de marcha con una habitabilidad y espacio interior fuera de toda sospecha. Ya se pueden realizar los pedidos. No será hasta enero cuando veamos las primeras unidades circular por las carreteras españolas.
El lenguaje de diseño es continuista respecto a su hermano mayor, el armonioso Insignia Sport Tourer, que ya supone el 17% de las ventas totales de la berlina alemana, más del doble que el anterior Vectra Sport Wagon. En esas cotas se quiere mover Opel con el Astra Sport Tourer, cuya delantera apenas vislumbra cambios con el modelos de cinco puertas, al ser concebidos a la par. Sus formas afiladas y dinámicas se extienden a lo largo de su carrocería, con unas proporciones equilibradas, logrando una visión para el conductor bastante amplia desde todos los puntos de vista, también en una luneta trasera menos inclinada que en el 5p. La zaga no es un pegote añadido al cinco puertas, al contrario, está perfectamente integrada, reconociéndose un diseño elegante desde la perfectiva trasera. Precisamente, un nuevo pilar B y la introducción de un potente pilar C, con unas ventanillas traseras muy marcadas, dan lugar a una línea de techo que cae agradablemente hacia un portón trasero poderoso de fácil apertura y cierre, gracias a dos agarraderas.
La capacidad de carga oscila entre los 500 y 1.550 litros, con los asientos abatidos. Además, por primera vez en el segmento, dichos asientos pueden ser recostados formando un plano de carga perfecto los pasos de ruedas quedan más adelante- gracias a unos botones colocados en los laterales del cofre de maletero, mejorando la funcionalidad en las tareas de carga. Siguiendo hacia delante, la hilera trasera es algo estrecha de piernas para personas de talla alta, aunque de hombros y altura puedes ir más sobrado. Nos agrada, sin embargo, la cantidad de huecos (25 litros), que encontramos en la parte delantera del habitáculo, donde todo es idéntico al Astra cinco puertas: un cuadro de instrumentos con forma de ala, elementos cromados, volante de tres radios de tinte deportivo, consola central avanzada e incrustada perfectamente en el salpicadero y la mezcla de plásticos duros y blandos y tonos claros y oscuros. Podríamos decir que en global es un vehículo ergonómico y bien acabado, aunque con una posición de conducción mejorable.
En sus últimos lanzamiento, Opel está brillando por su capacidad para introducir un equipamiento bastante abundante desde sus acabados más bajos, de tal manera que un coche familiar como es este Astra Sports Tourer puede contar con elementos bastante exclusivos en el mercado y con los que la marca saca pecho día sí y día también. Hablamos del sistema Opel Eye, de reconocimiento de señales de tráfico, la iluminación adaptativa AFL+, con nueve funciones automáticas diferentes, el Flex Fix, sistema de carga de bicicletas o el chasis electromecánico con amortiguación variable Flex Ride. Todo pensado para la conducción diaria, pero también para el disfrute de la conducción más deportiva.
Y esto último fue lo que nos tocó comprobar de primera mano. Lo hicimos con dos motores el 2.0 CDTI de 160 cv y el gasolina turboalimentado 1.4 de 140 cv. Hablando en términos generales, las sensaciones fueron más positivas con este último, gracias a un tacto de la dirección y del conjunto global del chasis más optimizado. Su refinamiento mecánico es mucho mayor, las vibraciones al volante apenas se notaban, mientras que los ruidos aerodinámicos eran escasos. Sí que notamos en ambos casos vibraciones en la caja de cambios. Por su parte, el motor diésel, que podrá ir asociado a una trasmisión automática de seis velocidades, lo probamos con la caja manual de seis recorridos y nos dejó algo fríos a bajo régimen, sin apenas fuerza para responder ante una situación complicada. Su punto fuerte, una pisada poderosa que le convierte en una opción enormemente confortable para viajes largos por vías rápidas.

a fondo :: Opel Astra Sports Tourer 2

Hablando de números, el motor gasolina de acceso en España será el 1.6 atmosférico de 115 cv y 155 Nm, con caja manual de cinco velocidades y un consumo en ciclo mixto de 6,4 l/100 km. Un escalón por encima estará el nuevo 1.4 Turbo -200 Nm de par entre 1.850 y 4.900 rpm y 6,1 l/100 km, lo que se traduce en una aceleración de 0-100 de 10,5 segundos-, sustituyendo al anterior 1.8 de 140 cv y con el que existirá la opción de solicitar la caja automática de seis velocidades. El propulsor más potente de gasolina es el 1.6 litros Turbo y 180 cv, logrando una aceleración de 0 a 100 km/h en 8,8 segundos y recuperando de 80 a 120 km/h en quinta velocidad en sólo 10,5 segundos; todo, gracias a una entrega de par de 230 Nm disponible entre las 2.200 y las 5.400 rpm. Además, para facilitar las maniobras de adelantamiento, existe una función overboost, que entrega durante cortos espacios de tiempo incluso más par, llegando a los 266 Nm. Esta función no tiene nada que ver con los tres modos de conducción que puedes configurar en cualquier Astra: Standard-Tour-Sport.
En ciclo diésel, tendremos el motor 1.3, 1.7 y 2.0 CDTI con common rail y filtro de partículas de serie, oscilando las potencias entre 95 cv (del 1.3 EcoFlex: 4,1 l/100 km y 109 g/km de emisiones de CO2) a los 160 cv (del 2.0 CDTI: 5,1 l/100 km y 134 g/km de CO2, a pesar de ofrecer un impresionante par de 350 Nm). Por su parte, la motorización de 1.7 litros CDTI se ofrece en dos niveles de rendimiento, 110 cv y 260 Nm y 125 cv y 280 Nm de par motor. El consumo combinado en ambos casos es de sólo 4,5 l/100 km y las emisiones de sólo 119 g/km de CO2 por km.