Opel Astra OPC: Un can de compacto

Diego Zotes22 jul 2005
El nuevo Astra OPC supera a todos sus rivales directos en potencia, y sólo los compactos deportivos de seis cilindros (el Alfa 147 GTA o el próximo BMW 130i) le superan por caballería.
Inicio
UN "CAÑON" DE COMPACTO

a fondo Opel Astra OPC 1

Seguro que muchos de nuestros lectores recordarán cuando hace casi 20 años el Opel Kadett GSI 16v imponía su ley en el segmento de los compactos, con el motor que casi todos especialistas del automóvil calificaron como el mejor dos litros multiválvulas del momento; el cual montado sobre un vehículo que no llegaba a los 1.000 kilos y que aún no llevaba ni la obstrucción de catalizador, lo catapultaba hasta muy por encima de los 200 km/h y se ponía a 100 km/h en menos de ocho segundos, con unas reacciones de lo más excitante.
  Ahora, ya bien entrado el siglo XXI, los compactos deportivos son otra cosa: mucho más potentes pero a la vez más pesados, y por supuesto también mucho más cómodos, lujosos y seguros. El nuevo Astra GTC con el motor 2.0 Turbo puede hacer frente a los actuales protagonistas de la categoría, es decir, a los Renault Megane Sport, VW Golf GTI, o al próximo Seat León 2.0 TFSI; de eso no hay duda. Pero es que el nuevo Astra OPC supera a todos sus rivales directos en potencia, y sólo los compactos deportivos de seis cilindros (el Alfa 147 GTA o el próximo BMW 130i) le superan por caballería.
Llegará a los mercados en otoño, y se convertirá en una de las opciones más radicales y llamativas. Y es que su gran spoiler delantero, generosas entradas de aire, pinzas de freno pintadas en azul, llantas especiales OPC en 18 pulgadas (con neumáticos 225/40 R18) y salida de escape cromada en posición central le delatan. En su interior continúa el ambiente “racing”, con pedalier de aluminio, asientos deportivos Recaro en combinación cuero-tela, original iluminación del cuadro y volante deportivo de tres radios forrado en cuero.
Técnicamente presentará de serie el eficaz sistema de suspensión adaptativa IDS Plus con control electrónico de la amortiguación CDC. En total la carrocería queda 15 mm más baja que en el Astra GTC, y los amortiguadores y muelles son más firmes. Además ofrece al conductor la opción del botón SportSwitch, que varía algunos parámetros tales como la dirección, acelerador y amortiguación para hacerlos más o menos directos. Su caja de cambios es manual de seis velocidades, y en cuanto a seguridad pasiva se refiere lleva un amplio equipamiento, con airbags frontales, laterales y de cortina, pedales retráctiles y reposacabezas activos.
Y por último lo más importante en este tipo de vehículos, su nivel prestacional. Con su motor turbo de cuatro cilindros y dos litros de cilindrada desarrolla nada menos que 240 cv, y además el elevado par motor de 320 Nm a 2.400 Nm promete una respuesta muy amplia, contundente y utilizable. El Astra OPC puede alcanzar los 244 km/h y para el crono en el 0 a 100 km/h en 6,4 segundos. La guinda al pastel la pone unconsumo no muy elevado, con una media de 9,2 l/100 km.
Enrique Marco, Autocity.
20 de Julio de 2005