Opel Astra OPC Extreme: Herencia de la competición

opelopcextremeportada_29ea2a28cad23a9c0d4e742e9.jpg
Raúl Toledano31 ene 2014
Opel muestra una versión radical del Astra OPC con el apellido 'Extreme', de momento, un estudio de superdeportivo que será presentado en el próximo Salón de Ginebra, cuando sabremos si este coche con parámetros de competición se produce en serie o como una serie limitada del actual OPC de 280 cv de potencia. 
Bautizado como Opel Astra OPC Extreme, llega la variante más deportiva y radical de la gama del compacto de la firma del rayo. De momento en forma de prototipo -'Estudio', lo denomina Opel- para la feria del automóvil más importante que se celebra en Europa, Salón de Ginebra (del 6 al 16 de marzo). Toma como punto de partida el Astra OPC Xtreme presentado como showcar en el año 2002, pero a diferencia de éste, el nuevo Astra OPC Extreme llegará a "producción de una forma limitada", según reza el comunicado de la marca de General Motors.
Con esta herencia racing y los avances técnicos desarrollados por Opel Motorsport es fácil predecir que estamos ante un Opel Performance Center de altas prestaciones que superará los 280 cv de potencia del actual OPC, convirtiéndose en el Astra más rápido de todos los tiempos. Sin especificar evoluciones mecánicas o cambios concretos en la configuración del chasis, Opel habla en su comunicado de derivado directo del coche de carreras Astra OPC Cup del Campeonato Nürburgring de Resistencia (VLN), lo que se traduce en que diferentes componentes de la carrocería estarán aligerados al estar contruidos en fibra de carbono. El Opel Astra OPC pesa 1.555 kg, una cifra algo elevada en relación a la de otros compactos de altas prestaciones con tracción delantera.Deriva del Astra OPC Cup del Campeonato Nürburgring de Resistencia (VLN)
La herencia de la competición no se frena ahí, y el Opel Astra Extreme contará con una estructura de seguridad integrada, asientos baquets de competición y cinturones arnés de seis puntos de anclaje, elementos que lo acercan un poco más al OPC Cup (imagen que acompaña este párrafo) y al circuito. Estética y aerodinámicamente, las nuevas estriberas laterales, el grafismo numerado '001', un splitter frontal, o una zaga aderezada con un difusor en el que se incluyen cuatro salidas de escape y un enorme alerón trasero son los puntos calientes que forman parte de su carta de presentación.
Si Opel confirma en las próximas semanas la intención de homologar un coche de calle con prestaciones superiores al actual OPC (280 cv y 400 Nm), éste, ya sea como una serie limitada o una producción en serie, sería una clara respuesta a los últimos lanzamientos de la competencia, con el Volkswagen Golf R (300 cv), Audi S3 (300 cv) o BMW M135i (320 cv) en la cabeza de todos. De cualquier manera, que nadie sueñe con el V8 de 440 cv y 930 Nm de par motor máximo que impulsaba al Xtreme 2002 que nunca llegó a producirse.