Opel Astra Híbrido: Diesel, eléctrico y rápido

Diego Zotes13 ene 2005
Opel presenta en el Salón de Detroit un vehículo muy interesante, que a primera vista no parece diferenciarse del Astra GTC que en breve saldrá a la venta, pero que resulta una iniciativa que podría ser seguida por el resto de fabricantes: un híbrido diesel.
Inicio
UN INVENTO GENIAL

a fondo Opel Astra Híbrido 1

Opel presenta en el Salón de Detroit un vehículo muy interesante, que a primera vista no parece diferenciarse del Astra GTC que en breve saldrá a la venta, pero que resulta una iniciativa que podría ser seguida por el resto de fabricantes: un híbrido diesel.
Actualmente los vehículos híbridos ya funcionan por nuestras calles, como los Honda IMA o Toyota Prius, pero ambos asocian su motor eléctrico a otro de gasolina. En este caso –que todavía se encuentra en fase de prototipo pero podría lanzarse de aquí a dos años- General Motors y Daimler-Chrysler han desarrollado un sistema de propulsión diesel híbrido-eléctrica de dos modos que ya se utiliza en la práctica (en Norteamérica hay 335 autobuses urbanos circulando con este sistema).
  Fijándonos en el Opel Astra Hybrid expuesto estos días en el Salón de Detroit, vemos como al motor 1.7 CDTi de 125 cv se le asocian otros dos motores eléctricos, uno de 30 Kw y otro de 40 Kw, los cuales sirven, bien para darle una potencia adicional al motor turbodiesel, o bien para mover el vehículo por sí mismos cuando la demanda de potencia no es mucha. El ahorro de combustible respecto a un Astra que montase el 1.7 CDTi de 125 cv sin los motores eléctricos se prevé de un 25%.
A falta de homologar cifras de prestaciones, el anuncio de Opel no puede ser más esperanzador, pues se estima que necesitará menos de 4,0 l/100 km de gasoil como media y que podrá acelerar de 0 a 100 km/h en menos de 8,0 segundos.
Este sistema que tan excelentes resultados promete, se puede utilizar en vehículos de tracción delantera, trasera o integral, y junto a motores diesel o motores gasolina. Va asociado a una caja de cambios automática convencional, y el conjunto de baterías (de hidruro de níquel-metal, firmadas por Varta) va oculto en el hueco de la rueda de repuesto. El habitáculo es igual de aprovechable que el de un Astra "normal".
El funcionamiento del coche incluye la parada completa del motor de combustión cuando está al ralentí (semáforos, etc), y después el arranque se produce utilizando únicamente los motores eléctricos; e incluso si no requerimos mucha potencia (acelerones, altas velocidades, etc) se puede circular sin necesidad de utilizar el motor diesel. En retenciones, frenadas o descensos se recupera energía y se almacena en las baterías.
En el interior el tacómetro se ha sustituido por indicadores que proporcionan información sobre el modo en que opera el sistema de propulsión híbrido, como la tracción que suministran los motores eléctricos, el motor diesel o ambos. Otro indicador adicional muestra el nivel de carga de la batería. Asimismo, una pantalla localizada en el centro de la consola muestra una animación que informa sobre el tipo de propulsión que se está utilizando en cada momento, mientras se conduce.
Según ha explicado Hans H. Demant, Vice-Presidente de Ingeniería de GM para Europa y Consejero Delegado de Opel: “Hemos decidido utilizar como punto de partida un vehículo con motor diesel porque, a medio plazo, no vemos una demanda real para los híbridos con motor de gasolina en Europa”.
Enrique Marco, Autocity
12 de Enero de 2005