Opel Astra CDTI 150 CV

0

Inicio

DIESEL PARA IR DEPRISA

El Astra, como cualquier compacto, es el modelo central desde el punto de vista de las ventas para un fabricante generalista como Opel. La versión de 150 caballos se convierte en la referencia en cuanto a potencia diesel de su gama, con tecnología de última generación y un funcionamiento caracterizado por disponer de fuerza a bajo régimen, pero sin castigar a los pasajeros con el habitual carácter brusco de este tipo de motor.
p>   Opel era una de las marcas que tradicionalmente menos presencia tenía en el mercado diesel. Sin embargo, con la ‘revolución tecnológica’ experimentada en sus motores tras el acuerdo con Fiat , ahora dispone de unos productos de primera línea, entre los que destaca el motor que hoy probamos en el Astra.
p>El CDTI de 150 caballos no sólo destaca por potencia, algo que se está demostrando que no es muy difícil conseguir con las tecnologías de inyección y los turbos actuales. Donde marcan las diferencias los mejores motores de este tipo actualmente es en aspectos como la suavidad, el silencio o la ausencia de vibraciones, y en todos estos puntos nuestro protagonista da la talla.
p>Por lo demás nos encontramos con un modelo que, pese a llevar en el mercado menos de un año, parece un viejo conocido; no en vano su arquitectura a nivel de chasis es clásica y coincide básicamente con su antecesor. No es ningún inconveniente porque ofrece un comportamiento francamente bueno, y si a esto unimos que incorpora -eso sí, de forma opcional- el chasis ‘IDS Plus’ y el botón ‘Sport’, que modifica a voluntad del conductor la respuesta de suspensión, motor y dirección, el resultado es francamente excitante.
p>Equipamiento e interior
En otra versión ya probada del Astra hemos comentado el espacio, diseño y acabados comunes a toda la gama, por lo que os remito a leer lo que hemos certificado: Opel Astra CDTI 100 cv.
Carlos Lera, Autocity
1 de Julio de 2005

Motor

MOTOR

p>
El 1.9 litros es uno perfecto ejemplo de la más alta tecnología de este tipo de propulsores. Salvo el doble turbo en línea (que próximamente hará su debut en el Vectra CDTI OPC tomando como llevando este mismo motor hasta más allá de los 210 caballos) cuenta con todo lo que se puede pedir a la sofisticación Diesel moderna. Inyección a alta presión por conducto común y Multijet de origen Fiat, todo para lograr un rendimiento muy elevado (150 caballos a 4.000 rpm) y al mismo tiempo conseguir mantener las vibraciones y el ruido en unos niveles muy bajos una vez que alcanza la temperatura normal de trabajo. En frío se mueve y hace ruido, pero en todo caso menos que otros motores comparables no dotados de este despliegue tecnológico.Ni siquiera la respuesta resulta abrupta cuando llega el derroche de par en torno a las 2.000 rpm., y eso que estamos hablando de 320 Nm. El botón sport propicia una respuesta más inmediata al acelerador, pero tiene efectos secundarios negativos en la suavidad de entrega del par.
p>Para transmitir la potencia al suelo cuenta con una caja de cambios manual de seis velocidades que no acaba de ser ni todo lo rápida ni todo lo precisa que sería ideal. Quizá más que nada porque la forma del pomo del cambio es de todo menos ergonómica; resulta demasiado ancho y obliga a sujetarlo con la mano muy abierta. El que lo probó y certificó su buen diseño debe tener unas manos bastante grandes
p>Las relaciones están bien pensadas. La desmultiplicación refleja que son largas y están por debajo de la directa desde cuarta, pero con el par que entrega este motor no tiene problema en mover el coche en las tres marchas más largas. Prueba de ello es que acelera de 0 a 100 km/h en 8,9 segundos y alcanza 209 km/h de punta, mientras que el consumo mixto que homologa la marca es de 5,8 l/100km, por supuesto en condiciones ideales. A nosotros en un circuito de ciudad y carretera real nos salió una media de 7,1 l/100km, que a pesar de la diferencia con lo anunciado es razonable para las prestaciones, y también porque dada la facilidad del motor para hacer rodar deprisa al coche quizá no fuimos todo lo prudentes con el acelerador que es posible.

Comportamiento

COMPORTAMIENTO

p>
Si nos referimos por comportamiento a las aptitudes en carretera desde un punto de vista deportivo, las cualidades de nuestro protagonista son completamente irrefutables. Es ágil, especialmente ahora que los compactos lo son cada vez menos; tiene una estabilidad a prueba de perrerías, porque ni buscándole las cosquillas mal intencionadamente tiene pone una sola mala cara; y cuando se le pierde un poco el respeto hace gala de unas reacciones bastante nobles.Pero claro, estamos hablando de un compacto de cinco puertas y por más que su conductor quiera olvidarse cuando se pone al volante, hay niños que se marean, mujeres que se quejan y suegras que se agarran a las puertas como si fueran a salir despedidas. O sea, que al final tanto como o más que el comportamiento deportivo lo que interesa es poder ir alegre sin que se note.
p>Para eso en teoría sirve el botón Sport, pero como este coche de serie incorpora una suspensión más deportiva que la estándar, al final no consigue ofrecer una buena comodidad en comparación con otros competidores. Eso sí, como ya es deportivo en configuración normal, cuando se pulsa el botoncito se transforma y permite una precisión propia de un deportivo auténtico, aunque las suspensiones, especialmente el eje trasero- dejan muy pocas concesiones a la comodidad.
p>Y es que todo acompaña, porque los frenos disponen de un tacto muy agradable y potencia, sin tendencias negativas cuando se acumula el trabajo en puertos de montaña. La dirección tiene doble personalidad; gracias al ‘botoncito’ es suave y ciudadana según te pones en marcha, pero se vuelve precisa y bastante firme cuando se pulsa la tecla. Si a esto añadimos que el motor también saca pecho al toque de botón, definitivamente estamos ante un compacto diesel pensado para quienes disfrutan de la conducción en solitario pero necesitan mantener las formas en trayectos familiares.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.