Opel Adam 1.4 Glam y Jam: Dos tipos de lujo urbano

iniciogalglamsiri_26b9b862697128c116ee2792e.jpg
Diego Zotes20 mar 2014
Probamos a fondo el modelo quizás más personalizable del segmento A, el Opel Adam en dos de sus versiones, el Adam 1.4 de 100 cv versión Glam, más exclusivo y elegante, y el Adam 1.4 de 87 cv Jam, con tintes más juveniles y deportivos. Sin duda, no te dejará indiferente...
En los tiempos que corren, cada vez más se estná vendiendo los coches de pequeño tamaño, apreciando una clara deriva de segmentos superiores como del D de berlinas medias o del E de berlinas grandes hacia el segmento compacto C o incluso a coches de los segmentos B y A, de coches utilitarios y urbanos más reducidos. Y en esta guerra se han embarcado cantidad de marcas que hasta la fecha no tenían contendientes de este tamaño, por lo que la lucha cada día es más encarnizada. La única posibilidad de supervivencia es diferenciarse del resto en alguna de sus cualidades y por atributos distintivos.
a favor-Diseño atractivo muy personalizable-Tacto dinámico-Atención al detalle interioren contra-Maletero escueto-Motor perezoso y consumo elevados-Suspensión deportiva demasiado rígida
Pues hoy nos ponemos a los mandos de uno de últimos modelos en llegar al segmento A en el que destaca fundamentalmente la absoluta personalización de su diseño, haciendo de cada pequeño Adam de Opel un objeto exclusivo y resultando casi imposible encontrar dos iguales. Se trata de un coche totalmente urbano de casi 3,70 metros, con el que se puede rivalizar directamente con los todopoderosos Fiat 500, los Mini, el Lancia Ypsilon o el Audi A1.

adamapoyoglamext_b4c1a44db88ae0d52a326ea89.jpg

Para la ocasión hemos probado dos versiones con orientaciones bien diferentes. La primera es la elegante y distinguida Glam dirigida, en este caso por su combinación de colores y motivos de diseño, a un público más femenino. La carrocería se presenta coqueta y atractiva en color crema suave, denominado Manzana metálica, con el techo en color marrón oscuro dividido longitudinalmente a ambos lados por molduras cromadas que dan forma a las ventanillas, rematado en su parte inferior por unas atractivas llantas de aleación opcionales de 17 pulgadas modelo Roulette negras con radios dobles pulidos, combinado con un interior en color marrón tostado para todo el habitáculo con una moldura moteada con motivos florales en el frente del salpicadero y en los paneles de las puertas, así como unos asientos deportivos de piel morada.Probamos la disntiguida y elegante versión Glam de 100 cv y la juvenil y deportiva versión Jam de 87 cv.
La versión más juvenil y deportiva en este caso es la Jam, que presenta un color naranja perlado denominado Naranja Metálica con el techo negro y dividido por sendas líneas cromadas y con unas preciosas llantas de aleación también opcionales de 17 pulgadas modelo Hurricane en color gris mate. El interior también se combina con unos asientos deportivos de piel negros opcionales y un acabado de la moldura del salpicadero en mismo color naranja exterior.

adamapoyojamext_ce4611b494b69570d01f46504.jpg

Personalización absoluta
Lo mejor del Adam es que se puede personalizar absolutamente al gusto de cada uno haciéndolo único, complicando por otro lado la elección de la oferta. Esto es lo más atractivo del Adam, su look moderno de 3 puertas, atrevido y lleno de color destacando por presentar una carrocería corta y ensanchada muy potente para su reducido tamaño. Llaman la atención varios rasgos que nos resultan muy familiares de sus hermanos de gama, como la fluida línea dinámica en forma de arco que recorre la parte baja de las puertas, el frontal bajo con la parrilla integrada en el paragolpes, los faros antiniebla delanteros y traseros circulares colocados en los extremos o los pasos de rueda abombados con grandes llantas muy originales. Particularidades exclusivas de este modelo son el techo en contraste con la carrocería y un portón trasero descaradamente recortado para acortar su silueta y hacerla más “graciosa”. En general una imagen jovial y adorable…
El interior supone otro importante paso adelante en lo que ha diseño, construcción y atención a los detalles para el disfrute de los pasajeros se refiere, evolucionando respecto a los tradicionales diseños lineales y cuadriculados germánicos. El conductor se ve envuelto en un ambiente Premium en el que destaca un salpicadero simétrico, en nuestras versiones altas de gama y muy personalizadas con figuras artísticas en relieve sobre todos los plásticos del salpicadero y en la moldura frontal, con un moderno cuadro de mandos, un volante deportivo de gran tamaño y apariencia inmejorable y con una consola central muy completa con pantalla a color de 7 pulgadas táctil del sistema de información y entretenimiento IntelliLink para manejar su gran conectividad. Ambas unidades presumen de unos exquisitos asientos de piel de gran sujeción y alta calidad opcionales que no dejan de sorprendernos para el segmento del Adam. Como detalles extra, luce un equipo de audio de alta calidad firmado por Infinity, un techo estrellado al más puro estilo Rolls-Royce en la versión Jam sin techo solar y el excelente sistema portabicicletas ideado por Opel denominado FlexFix.

adamapoyoglamint_ebb0ffa68760e0e7a3b5471b8.jpg

Los espacios en el habitáculo del Adam son realmente muy escuetos en general, no tanto en la zona de los pasajeros en la que cuatro adultos se desenvuelven con cierta normalidad, pero sí en el maletero donde los 170 litros nos resultan ciertamente muy escasos.
En cuanto al equipamiento ambas versiones, tanto la Glam más equipada como la Jam, van a tope de extras opcionales, con elementos de serie como el climatizador, las llantas de aleación de 16 y 18 pulgadas respectivamente, control de estabilidad, techo solar fijo, 6 airbags y anclajes isofix en plazas traseras. Al elegir las llantas de 17 pulgadas Roulette opcionales para la versión Glam y las Hurricane también de 17 pulgadas para el Jam, incorporan ambas versiones el chasis deportivo con una suspensión más firme y la carrocería ligeramente rebajada en altura.

adamapoyojamint_bb3495894af44fe95d7f95e85.jpg

Una gran agilidad para ciudad
La vitalidad conseguida por nuestro Adam Glam más potente se debe a la incorporación de un motor potente de gasolina de 1.4 litros con 100 cv a 6.000 rpm y 130 Nm a 4.000 rpm con cambio manual de 5 velocidades que consigue un comportamiento muy progresivo, suave y refinado. Con él consigue unas prestaciones decentes para un coche pequeño, acelerando hasta los 100 km/h en 11,5 segundos y alcanzando los 185 km/h de velocidad máxima. Hemos de confesar que nos ha dejado algo fríos por una evidente falta de carácter y unas reacciones algo perezosas, obligándonos a jugar en exceso con el cambio para obtener prestaciones, y mostrándonos cifras de consumo reales que superan los 7 litros, cuando la oficial declarada es de 5,1 litros a los 100 km.
Además nuestra unidad va asociada a las especificaciones de chasis deportivo opcional que endurece la suspensión, quizás demasiado cuando el terreno está roto, y hace la dirección más directa, lo que permite una conducción muy dinámica, ayudada notablemente por unas llantas de 17 pulgadas con neumáticos de perfil más deportivo.Ambos modelos optan por las llantas de 17 pulgadas opcionales, que traen consigo el chasis deportivo más bajo y rígido
Por su parte, el Adam Jam se combina con la misma motorización gasolina y el mismo cambio manual de cinco velocidades. En esta ocasión, la potencia está rebajada hasta los 87 cv manteniendo el mismo par motor de 130 Nm, y las diferencias en una conducción normal son mínimas, destacando por un funcionamiento muy suave y una respuesta algo limitada, poco enérgica al apretar el acelerador a cualquier régimen de giro del motor. Las prestaciones son ligeramente inferiores (tarda un segundo más en alcanzar los 100 km/h y su velocidad punta es 9 km/h inferior) y los consumos homologan los mismos 5,1 l/100 km, siendo más fácil de bajar de los 7 litros en una conducción tranquila, siempre con la colaboración del Start&Stop, de serie en toda la gama.
El Opel Adam 1.4 Jam 1.4 de 87 cv monta opcionalmente la suspensión deportiva, que rebaja la altura de la carrocería respecto al suelo, y un estrecho perfil de neumático de 215/45 R17 con llanta de 17 pulgadas, ofreciendo una alta sensibilidad sobre la dirección y una escasa capacidad de filtración de las irregularidades del asfalto. En términos generales, es un urbano con un comportamiento demasiado firme, llegando a resultar incómodo si donde más kilómetros va a realizar será en ciudad.