Ogier se hace con la victoria por delante de Sordo y en la casa de Loeb:

Agencia EFE02 oct 2011
El francés Sebastien Ogier (Citroen) se hizo con la victoria en el rally de Francia, undécima cita del año, con sólo 6.3 segundos de ventaja sobre el español Dani Sordo (Mini) y certificó su triunfo en la última especial de Haguenau, la localidad natal de su compañero de equipo Sebastien Loeb (Citroen).

El joven piloto francés fue capaz de aguantar los ataques de Sordo, que a media mañana había bajado a la mitad la diferencia de tiempo que les separaba, pero en el segundo ciclo de tramos volvió a ser más rápido que el español para hacerse con su quinta victoria de la temporada.

Por detrás, el noruego Petter Solberg (Citroen) fue tercero mientras que Jari-Matti Latvala (Ford) penalizó en el penúltimo tramo para que su compañero de equipo y compatriota Mikko Hirvonen (Ford) le superase en la clasificación y pudiera sumar más puntos en la general del mundial.

Con estos resultados y con el abandono de Loeb el viernes al romper el motor, la lucha por el título de pilotos queda muy reñida con Ogier y Hirvonen a muy poca distancia del heptacampeón, que hace dos pruebas parecía tenerlo ya sentenciado. Con esto, los rallys de Cataluña e Inglaterra se prevén muy disputados, y la relación entre los oficiales de Citroen no es la mejor.

No le hizo mucha gracia el resultado final al público concentrado en las calles de Haguenau. Se trata de la ciudad natal de Loeb quien mantiene una relación distante y tensa con Ogier, el piloto llamado a sucederle en el trono del mundial.

Pero las ansias por la victoria del piloto que tiene el número dos en los flancos de su DS3 son excesivas, y no ha sabido mantener el orden teórico en Citroen, lo que ha complicado a día de hoy las opciones al título de Loeb, quien se ve ahora líder del mundial pero asediado cuando dos rallys atrás ya habían comenzado las cuentas acerca de cuándo sería su alirón.

Esta tensión es consabida por los paisanos de Loeb, y aunque Ogier también es francés no han mostrado excesivo entusiasmo por la victoria de su compatriota.

La jornada comenzó con Sordo apretando al máximo el acelerador de su Mini para buscar la victoria. Consiguió rebajar la diferencia a la mitad en el ecuador de la jornada, a 4.9 llegó a estar cuando la diferencia inicial era de 9.5 segundos.

Pero a partir de ahí, Ogier volvió a exprimir al máximo su DS3 WRC, el mejor coche de la parrilla mientras que el Mini está aún en pruebas, y consiguió colocar algún segundo más entre él y Dani.

El golpe de efecto lo dio esa vez Latvala quien penalizó en el penúltimo tramo más de dos minutos para que le superar en la clasificación su compañero de equipo Hirvonen, finalmente cuarto, que con este resultado se reengancha a la lucha por el título.

Aunque durante el fin de semana se le vio incómodo con el coche y lejos de la cabeza, por lo que si de verdad quiere optar al título, tendrá que mejorar su ritmo y prestaciones del vehículo, porque en caso contrario tendrá difícil superar a la pareja gala.

La próxima cita del mundial será en España, el rally de Cataluña entre los días 20 y 23 de octubre, sobre asfalto, aunque con un primer día que será mixto.