Ogier consigue el triunfo y rompe el dominio de Loeb en Alemania:

Agencia EFE21 ago 2011
El galo Sebastien Ogier (Citroen) se hizo con la victoria en el rally de Alemania, novena cita del año, por delante de su compañero de equipo y compatriota Sebastien Loeb, quien había vencido en todas las ocasiones que la cita germana se había incluido en el calendario del mundial.

En tercera posición quedó el español Dani Sordo en la tercera carrera que disputa con Mini, un equipo y un vehículo en evolución que están disputando un calendario parcial de la temporada y que pretenden luchar por las clasificaciones el próximo año.

Y tuvo mérito su podio al conseguirlo por delante del finlandés Mikko Hirvonen (Ford) quien hasta ahora luchaba por el mundial de título y que con este cuarto puesto ve cómo sus opciones quedan bajo mínimos. Baja al tercer puesto del mundial, mientras que sólo Ogier da muestras de plantar cara a Loeb en la lucha por el que podría ser el octavo cetro de "Seb".

Finalmente la victoria fue para Ogier, pese a las órdenes de equipo en Citroen. Mal estreno ha tenido Loeb de la renovación de su contrato, que se tuvo que pensar mucho continuar su ligazón con Citroen después del trato de favor que considera su equipo ha tenido con Ogie.

Éste le ha apretado durante todo el rally, contraviniendo las órdenes del equipo hasta el punto de aprovecharse de una fatalidad de Loeb.

Ogier, segundo desde el inicio de la jornada de ayer, buscó siempre recortar la distancia con Loeb, pese a que le habían dicho que rebajara el ritmo para asegurar que los dos coches llegaran a meta, y de paso que Loeb consiguiera un triunfo que prácticamente le dejaba en bandeja el octavo título.

Pero no cumplió con las prebendas dadas y al final, un pinchazo en el último tramo hizo que Loeb perdiera 1:15 minutos con lo que Ogier se hizo con el primer puesto.

Así, Ogier hoy, con una ventaja superior al minuto, sólo tuvo que administrar su diferencia, evitar los riesgos y cuidar la mecánica para llegar a la meta. Además, Loeb, que fue el más rápido en algunos tramos admitía desde la salida que evitaría ya cualquier tipo de riesgos teniendo en cuenta la imposibilidad de la victoria.

A Loeb le quedó el regusto de ser el más rápido en el último tramo, el que televisado en directo en todo el mundo, por delante de su Ogier, con se le vio a él y no a su compañero descorchar el champán, como campeón de este tramo que consta de mucha parafernalia y una bonificación extra de puntos.

Por detrás, Hirvonen avisaba en la salida que saldría a por el tercer puesto que tenía Sordo, pero la diferencia superior al medio minuto, la escasa distancia de la etapa, y el saber hacer del español sobre asfalto le impidieron recortar mucho tiempo.

Además, en el último tramo, el finés desllantó y perdió veinte segundos con lo que la diferencia final fue superior a la que tenían al comienzo.

La alegría en el equipo Mini no pudo ser completa, puesto que en un equipo en evolución todos los kilómetros que recorran sus coches son buenos para su posterior análisis. Y el británico Kris Meeke no llegó a la meta. Primero perdió la quinta plaza con la que partía en beneficio del noruego Petter Solberg (Citroen).

Y en el penúltimo tramo sufría las consecuencias de una salida en el tramo anterior y tenía que abandonar por problemas en el vehículo.

Con esta victoria, Ogier suma su cuarto triunfo de la temporada, y el sexto de su historial en el mundial de rallys, mientras que en el mundial de pilotos, Loeb mantiene el liderato, mientras que Ogier supera a Hirvonen en la segunda plaza, para que el finlandés quede tercero. Sordo sube al décimo puesto tras sólo tres carreras y terminar dos de ellas.